Publicidad
Homenaje a los primeros lectores

Homenaje a los primeros lectores

LNC CULTURAS IR

Ampliar imagen
D.M. | 13/05/2022 A A
Imprimir
Homenaje a los primeros lectores
Cultura La biblioteca de Fabero recuerda a los usuarios de los años de inicio de actividad del centro, en 1966, al encontrar los carnets con más historia
La Biblioteca Municipal de Fabero ha querido homenajear a algunos de sus primeros usuarios, cuyos carnets aún se conservan en las dependencias del centro. La Biblioteca acaba de cumplir 56 años y con motivo del hallazgo de alguna documentación, como la orden ministerial de su formalización en el año 1966, los carnets, y algún otro papel antiguo, no muchos, la bibliotecaria Conchi Rodríguez, tuvo la idea de poder poner en valor ese pequeño legado que da cuenta de quienes fueron algunos de los lectores habituales.

Así, a través de sus redes sociales, están publicando imágenes de dichos carnets día a día, por orden alfabético. «Algunos de ellos para que alguna gente pueda reconocerse en sus fotos». Algunos de ellos ya no viven y otros ya no son vecinos de Fabero, pero muchos sí podrán reconocerse tanto a ellos como a sus vecinos, amigos o compañeros a los que les unía el amor por la lectura, y cuyo carnet viejo nunca recogieron de la sala.

Con ello, queda escrita también una parte de la historia de esta biblioteca cuyas dependencias se encontraba primeramente donde está actualmente la Escuela de Música y el mercado de Abastos. Después donde el Juzgado de Paz, hasta que en el año 1989-1090 se construyó la actual Casa de la Cultura y los fondos bibliográficos y sala de lectura y consulta, así como el servicio de préstamo de libros se trasladó a su actual ubicación.

La encargada de la biblioteca explica que son unas cartulinas con fotos y los datos básicos con un sello y algunas anotaciones. «Antes se pagaba por el carnet y en algunos de ellos pone ‘renovado’». Destaca también que era habitual que fueran fotos reutilizadas porque no era barato tomarse instantáneas en aquellos años.

Las reacciones han sido muy positivas y genera expectación entre vecinos que esperan al día en que toque la letra de su apellido o el de sus conocidos para ver si su carnet aún se conserva allí.

La pandemia del covid-19 ha supuesto una importante frenazo a la actividad de las bibliotecas, y en Fabero se ha notado también en cuanto a afluencia de usuarios, si bien quizá estos retazos de historia animen a la gente de nuevo a visitar la sala y coger libros en préstamo, ya que a menudo, la biblioteca incorpora novedades, hace sugerencias de lectura a través de sus redes sociales.

También ha creado una página web www.bibliotecaspublicas.es/fabero en la que hay información sobre los libros, los servicios para disfrutar de la lectura y las actividades culturales del municipio.
Volver arriba
Newsletter