Publicidad
Saturnino, el leonés de los 112 años

Saturnino, el leonés de los 112 años

ACTUALIDAD IR

Fulgencio Fernández | 08/02/2021 A A
Imprimir
Saturnino, el leonés de los 112 años
Sociedad Es el hombre más longevo de España y el segundo de la general, solo superado por una mujer de Olot con 113
En Puente Castro todos los vecinos que llevan años viviendo a la otra orilla del Torío conocen a Saturnino de la Fuente, para ellos ‘Pepino’, el zapatero por cuyo pequeño taller todos han pasado alguna vez, han compartido charla mientras esperan un arreglo o escuchan cómo les cuenta la historia de uno de los orgullos «del Puente», su equipo de fútbol, en el que jugó de delantero centro y fue uno de sus históricos directivos, ya hace casi un siglo, en 1927.

Quince años antes, el 8 de febrero de 1909, había nacido Saturnino , que estos días celebra «en la obligada soledad» de estos tiempos del Covid ser el hombre más viejo de España (a él le gusta lo de «viejo, que con 109 años ya puedo decir que lo soy», nos decía en 2018) y el segundo en el computo general, sólo María Branyas, residente en Olot, le supera en edad con 113 años y 11 meses. Lo celebra «estos días» pues su carnet de identidad dice que nació el 12 de febrero pero encierra una anécdota que nos habla de cómo eran aquellos tiempos. «Mi padre no me inscribió en el registro hasta unos días después de nacer, entonces se hacía con frecuencia pues fallecían muchos niños al nacer o en los primeros días y así se evitaban en papeleo si te morías», explicaba este hombre menudo y excelente trabajador, pues además de zapatero en Puente Castro trabajó en una zapatería de la capital. «Tampoco me podía despistar a la hora de trabajar, que había mucha familia que alimentar». No le falta razón pues Saturnino tuvo «siete hijas y un chaval» con Antonina Barrio, con la que se había casado en 1933. Decíamos que celebra sus 112 años en «la obligada soledad» pues esta fecha siempre era un día grande para su extensa familia, pues la mayoría de los 14 nietos y 23 biznietos pasaban a estar con ‘el patriarca’ cuando soplaba las velas. Estuvieron en las 111 pero para las 112 los médicos y la razón han sido contundentes y «en esta casa ni sale ni entra nadie», explica su yerno Bernardo, casado con Angelines, habitual portavoz de la familia y quien recibía a concejales y demás vecinos que se acercaban a visitar a este longevo leonés que también fue el español más anciano en votar cuando acudió a las las urnas con 110 años.

112 años de vida tranquila, animados por su pasión por el fútbol, el Puente Castro, la Cultural y «todos los que jueguen bien»; más de un siglo en el que a veces repasa la cantidad de ‘gobiernos’ que vivió, desde Alfonso XII a Felipe VI, con dictaduras, república, guerras mundiales y hasta esta pandemia que le tiene encerrado en casa. Antes de ella Saturnino explicaba: «Yo con todos los gobiernos he hecho lo mismo, trabajar; y de jubilado disfrutar», porque su salud ha sido realmente de hierro, aquejado solo de una inevitable sordera y con una memoria que le empieza a costar trabajo acumular tantas cosas cómo ha vivido y en cuyos recuerdos siempre tiene un hueco para los homenajes que le hicieron en Benidorm cuando pasaba allí los inviernos con una de sus hijas. «Con 105 años estaba como una rosa, salía a la calle solo, leía el periódico sin gafas… Es que el sol del mar es muy bueno para todo», razonaba el zapatero a su regreso a León. Este año todo es diferente, también para él, que ha grabado un vídeo para su familia que no podrá pasar por casa. Ni en sueños habría imaginado ‘Pepino’ esta historia del «cumpleaños virtual».
Volver arriba
Newsletter