Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

"He querido rendir homenaje a los inicios de la novela negra"

"He querido rendir homenaje a los inicios de la novela negra"

CULTURAS IR

José Mª Fernández Chimeno (en el centro) en la presentación de ‘Gaudí. Las siete notas del palíndromo’. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen José Mª Fernández Chimeno (en el centro) en la presentación de ‘Gaudí. Las siete notas del palíndromo’. | MAURICIO PEÑA
Joaquín Revuelta | 09/10/2019 A A
Imprimir
"He querido rendir homenaje a los inicios de la novela negra"
Literatura José María Fernández Chimeno acaba de publicar en la Editorial Duerna la novela ‘Gaudí. Las siete notas del palíndromo’ en la que recrea los siete primeros años de la vida profesional del arquitecto catalán a través de un caso de asesinato que investiga con su aguda visión y mente analítica y del que a la vez es principal sospechoso
El historiador y escritor José María Fernández Chimeno acaba de publicar en la Editorial Duerna la novela ‘Gaudí. Las siete notas del palíndromo’, definida por su autor como un thriller, al pretender ser un homenaje a los inicios de la novela negra, pero con un componente histórico muy importante al describir los siete primeros años de la vida de Gaudí como arquitecto profesional, desde 1878 hasta 1885. «Estos son unos años muy interesantes porque él no tiene esa transformación que después va a experimentar en Astorga a nivel espiritual a través de la relación con el obispo Grau y a su vinculación con la Iglesia. Es una época además en la que el joven Gaudí mantiene una relación de amor imposible con Pepeta Moreu y está relacionado con Salvador Pagés, que fue el que hizo la cooperativa obrera mataronense, la primera de toda España. Se relaciona también con masones en Barcelona. Sus principios no son nada religiosos. Es más decían que era de los que acudían a las iglesias para insultar a las beatas», explica Fernández Chimeno, que incorpora a la trama un asesinato que se produce en una logia masónica, el ‘caso Doyle’ (presumiblemente un homenaje al creador de Sherlock Holmes), recogido en las páginas del Diario de Barcelona. «Lo resuelve Gaudí, que tenía una visión muy aguda y una mente analítica. El caso lo va siguiendo a través de la prensa, que va perdiendo interés porque se considera que es un ajuste entre masones, pero Gaudí lo va investigando al margen de la policía y del propio periódico hasta convertirse en el principal sospechoso».

Sobre el título de la novela, ‘Las siete notas del palíndromo’, Fernández Chimeno explica que ha buscado cierta similitud con la novela de Agatha Christie ‘Diez negritos’. «Aquí no es que mueran los siete personajes, pero los siete guardan relación con el crimen. La implicación de los siete va en aumento o en descenso, pero todos ellos están involucrados», sostiene el historiador y escritor astorgano, que sin desvelar en exceso aspectos de la trama justifica que el inspector encargado del caso sospeche del arquitecto por encontrarse dos objetos personales de Gaudí en la escena del crimen.

A la hora de equilibrar trama de ficción y documentación histórica y que la proliferación de datos no desviara la atención del lector, Fernández Chimeno decidió que los personajes para los que el joven Antonio Gaudí trabaja en sus primeros años como arquitecto profesional estuvieran también implicados en el caso. «Esto me da pie a que mientras Gaudí está haciendo sus obras también les investigue a ellos».

La novela conecta con otra publicación anterior de Fernández Chimeno, ‘Gaudí (la forja de un genio)’, que también adopta una trama detectivesca y de la que el autor se plantea hacer una segunda edición excluyendo los anexos de los alcaldes de Astorga y León y ampliando la trama con algunos episodios vividos por Gaudí en el periodo de cinco años comprendido entre 1889 y 1993 en los que el arquitecto catalán se halla implicado en los edificios de León y Astorga, renunciando al segundo tras la muerte de su benefactor, el obispo Grau, y su mala relación con la junta eclesiástica.

La idea es presentar la novela en la próxima edición de la Semana Negra de Gijón, ciudad en la que Fernández Chimeno reside habitualmente y que le permitirá presentarla en enclaves como el Ateneo Jovellanos y otros.

El autor astorgano quiere dejar constancia de que aunque la influencia de Sherlock Holmes es evidente en la novela, el modelo que sigue es el de Auguste Dupin, creación de Edgar Allan Poe en ‘Los crímenes de la calle Morgue’. «Ten en cuenta que ‘Sherlock Holmes’ se publica después de los años en los que transcurre la trama. Además, Poe, a través del personaje de Dupin, considera que el juego de las damas es más relevante que el ajedrez porque éste es matemáticas y las damas intuición y a la hora de resolver un crimen lo que prima es la intuición».
Volver arriba
Newsletter