Publicidad
Hasta la muerte

Hasta la muerte

OPINIóN IR

17/12/2019 A A
Imprimir
Hasta la muerte
Cada vez que se conocen nuevos datos, informes o proyecciones, tenemos que echarnos a temblar, cada dato es como una ‘navacha’ que atraviesa nuestra supervivencia y economía. Estos días a través de un medio digital, hemos conocido lo que se denomina la tercera despoblación, la muerte de los jubilados supondrá una perdida natural de población. En nuestro ‘puebru’ han sido 3670 defunciones más que nacimientos y según las proyecciones del INE, para los próximos 15 años, se prevé un fuerte descenso, con una incidencia del 12% en León, o sea una pérdida de más de 55000 personas, una gran mayoría por fallecimiento de jubilados. Hay que tener en cuenta, que este colectivo supone una de las principales fuentes de rentas en nuestra provincia, el 18% del PIB. Nuestros jóvenes se van, la tasa de natalidad por los suelos, más defunciones, ¿dónde está el reemplazo y el crecimiento? A este ritmo, que es común para nuestro Reino y todo el noroeste español, en el año 2033 habrá más mayores de 75 años que trabajadores a punto de jubilarse, por lo que la pérdida de rentas es significativa.

Nuestro Reino con más de mil cien años de historia, va camino de enterrarse en aquella famosa laguna que había a la entrada de León, «donde se miraban…», hoy ya nadie se mira porque la laguna tiende a convertirse en el gran pantano que riegue y sirva a los que quieren que desaparezcamos, a los que quieren que no hablemos, porque es mejor estar callados que molestar a la España vallisoletana.

Que se levante la voz y se reivindique lo que fuimos y no nos dejaron ser, que se luche para no perder nuestra identidad e intentar caminar solos en esta España de nacionalidades y regiones, no es malo, es decente. Nuestra gran marcha será la de los bastones y andadores de los más de 142000 jubilados y pensionistas, que aún viven esperando otro dato demoledor, la desaparición de los centros de salud en nuestros ‘puebrus’ hasta su muerte natural o la anunciada subida de los peajes para aislarnos más. Hasta la muerte contigo, León.
Volver arriba
Newsletter