Publicidad
Hace frío en el cielo

Hace frío en el cielo

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 20/10/2021 A A
Imprimir
Hace frío en el cielo
Si damos por bueno que al infierno vamos los malos hay que conceder asimismo que el castigo que allí nos espera para todos los siglos de nuestra muerte es el fuego eterno, que con tanto énfasis nos dibujaban aquellos barbados predicadores del Apocalipsis. Demos por bueno que su única ventaja parece evidente que será que frío no se va a pasar, que no es poco para los que vamos desde la montaña, con las noches de nieve y helada trasladadas a las sábanas frías y metidas en el alma de los recuerdos.

Si damos por bueno que el cielo es exactamente lo contrario del infierno y en éste arde con recalcitrante cabezonería el fuego eterno y sus calores, se podría convenir que el único pero que se le puede poner a la gloria eterna, que con el mismo énfasis nos dibujaban aquellos barbados predicadores con beatífico gesto mientras nos decían a ‘los hebreos’: «Llegad al Monte Sión y a la ciudad del Dios viviente, la Jerusalén celestial, a una innumerable compañía de ángeles, a la asamblea general y a la iglesia de los primogénitos». Bonito, la verdad, ¡qué pena que haga frío!

Debieron dar por bueno en esta casa de la foto que en el cielo sí hace frío y quieren que el buen Jesús lo combata con las mismas armas que siempre lo hemos hechos en estas tierras que de frío sabemos bastante. No una bolsa de agua caliente, tres. Tal vez una para los pies y otras dos para las manos. Que los inviernos son muy largos incluso en el cielo. Y las noches muy frías.

Todo esto, claro, si dais por bueno que sean reales todas estas historias del cielo, el infierno y hasta el purgatorio. Que con aquellos barbados predicadores era fácil creer en lo que decían, pero que os lo diga yo.

Yo, la verdad, de mí me fío bastante poco.
Volver arriba

Newsletter