Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Guzmán recobra la luz tras el lavado

Guzmán recobra la luz tras el lavado

ACTUALIDAD IR

Imagen de vídeo
C. Centeno | 12/02/2019 A A
Imprimir
Guzmán recobra la luz tras el lavado
Patrimonio La estatua fue descubierta este lunes después de la restauración de las últimas semanas
Desde cualquiera de las aceras de la plaza de Guzmán ya se puede ver a su protagonista en todo su esplendor. No todo son sombras, ni oscuros que difuminaban los relieves. La estatua que señala la estación luce sus detalles a los viandantes desde este lunes por la mañana, después de ser despojada del andamiaje por el que ha estado oculta durante las últimas semanas para ser sometida a un lavado de cara.

En esos días, un equipo de restauradores ha trabajado en varias fases, consistentes en una limpieza previa de la escultura de bronce, una limpieza intensiva mediante lavados con agua destilada, la aplicación de técnicas de igualado de color en las zonas intervenidas, regeneración de pátinas mediante la reducción potenciostática de la escultura o la aplicación de un barniz a base de microcristales para protegerla del paso del tiempo, que la mantenía visiblemente dañada.

Tras finalizar esos trabajos en la estatua, este lunes se procedió a retirar el andamiaje que la cubría para finalizar la restauración con la limpieza del pedestal de piedra que la eleva, según confirmaron fuentes municipales, con lo que se concluirá la intervención. Los trabajos de restauración se han llevado a cabo gracias a una inversión del Ayuntamiento de León de 16.400 euros, en la que se incluyó también la reparación de la fuente de Neptuno, en el parque de San Francisco. El contrato fue adjudicado a la empresa ‘Jesgón, proyectos y obras integrales S.L.’ con un plazo de ejecución de dos meses, cuyos restauradores han sido los encargados de llevar a cabo los trabajos.

En el caso de Guzmán, la escultura cuenta con más de 120 años, ya que fue en 1898 cuando el escultor Aniceto Marinas terminó el trabajo de bronce, colocado sobre un pedestal pétreo del arquitecto Gabriel Abreu. Fue cuatro años después de la ocurrencia de Gabriel Fernández Cadórniga, diputado por la circunscripción de La Bañeza, de conmemorar el sexto centenario de la gesta que Alonso Pérez de Guzmán había llevado a cabo en Tarifa en agosto de 1294. La idea fue recogida por el Gobierno y el 18 de julio de 1894 la reina firmaba el decreto Real que ordenaba que se erigiera en León una estatua «representando la figura de Alonso Pérez de Guzmán ‘El Bueno’, hijo de aquella ciudad».

Sin embargo, no fue la de Guzmán una estatua muy bien recibida por los leoneses, que no le dieron las bendiciones. Gran parte del pueblo criticaba la hechura del monumento, que llegó a ser tapado con un saco de arpillera. Así las cosas, fue la Peña de los Bernesgos la que rindió homenaje a la estatua en una noche de verano, según cuentan las crónicas, con una copla que decía «¡Ay Guzmán cómo te han puesto! / ¡Hay que ver! qué capisayo / Mucho mejor estarías / con levita de don Cayo».

Con el debate sobre la estatua abierto, fue dos años después de su colocación cuando tuvo lugar la inauguración oficial, el 15 de julio de 1900, después de que Diputación y Ayuntamiento encajaran las puyas y ‘reconocieran’ a Guzmán.
Volver arriba
Newsletter