Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
González: "Da igual Valdepiélago que León. Si hay buena conexión a internet, hay empleo"

González: "Da igual Valdepiélago que León. Si hay buena conexión a internet, hay empleo"

ACTUALIDAD IR

El candidato del PP de León al Congreso de los Diputados, José Miguel González, durante la entrevista. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El candidato del PP de León al Congreso de los Diputados, José Miguel González, durante la entrevista. | SAÚL ARÉN
David Rubio / Alfonso Martínez | 03/11/2019 A A
Imprimir
González: "Da igual Valdepiélago que León. Si hay buena conexión a internet, hay empleo"
10N Entrevista al candidato del PP de León al Congreso de los Diputados
Representa uno de los retoques que el PP de León ha hecho en sus listas para las elecciones del próximo domingo. En abril había ido de número dos en la candidatura del Congreso de los Diputados y ahora la encabeza. Por el camino se ha convertido además en secretario general de los populares de la provincia.

– ¿Cómo afronta el PP de León esta campaña exprés antes de las elecciones generales del 10 de noviembre?
– Con mucha ilusión y muchas ganas de reconquistar al electorado que perdimos en las pasadas elecciones. El 28 de abril mucha gente se fue a otras opciones políticas y ahora queremos que vuelva. Nos lo están diciendo y por eso la ilusión es total. En todo caso, esta campaña supone una responsabilidad, porque es un punto de inflexión importante en la trayectoria política del partido y por lo tanto es un momento clave para saber si de verdad la gente vuelve a depositar su confianza en nosotros o no.

– ¿No cree que la gente está harta de la política en general? ¿Puede afectar eso a los resultados?
– Por su puesto que la gente está harta de la política. Son las cuartas elecciones en cuatro años. Es una situación totalmente extraordinaria y no se puede estar viviendo así durante cuatro años.

– ¿A qué se deben los retoques en las listas del PP de León?
– Eso retoques son el síntoma de que el partido tiene vida, tiene gente que puede afrontar otras responsabilidades. En este partido no hay nada fijo, es decir, que siempre tratamos de activar a la gente que tenemos para afrontar una cita tan importante como ésta a la hora de conseguir los mejores resultados.

– ¿Cuáles serían los mejores resultados para el PP de León?
– Aspiramos a dos diputados y tres senadores. Es fundamental para el partido.

– En su reciente visita al sur de la provincia, Pablo Casado hizo hincapié en las propuestas para frenar la despoblación. ¿Cuáles son las más destacadas?
– En primer lugar, garantizar los servicios públicos básicos. La Junta, que es la encargada de lograrlo, lo está haciendo muy bien y garantiza que la educación sigue en cualquier punto de la provincia solo con tres alumnos. Eso es contribuir a asentar población. Que los consultorios, pese a las políticas electoralistas que intentan hacer nuestros adversarios, no se van a cerrar en ningún caso. Cuando usan como arma un mapa con consultorios que se cerraron hace ocho años, esas políticas se caen por sí mismas. Además de garantizar estos servicios básicos, es necesario mejorar la fiscalidad para la gente que se asiente en las zonas rurales y los sistemas de acceso a internet. Es fundamental. Hoy en día, donde hay un ordenador hay una oportunidad, hay un puesto de trabajo y hay una expectativa de futuro. Con la misma velocidad de conexión a internet se puede establecer un puesto de trabajo en Valdepiélago igual que en León. Los resultados serían idénticos.

– Pero su partido lleva muchos años en la Junta y también ha estado tiempo en el Gobierno de España sin que esa pérdida de población se haya mitigado…
– Pero es una tendencia que no afecta solo a Castilla y León, sino que es global y afecta a otras comunidades de nuestra querida España como Castilla La Mancha, Cantabria o Aragón, que no están gobernadas precisamente por el PP. Se están poniendo los mecanismos adecuados para que la gente que hay en los pueblos se quede y para atraer a nuevos vecinos, pero no podemos ponerle una pistola a la gente y decirle que no se vaya o que se instale en el medio rural. Es un tema tan importante que necesita políticas de Estado con acuerdos conjuntos de todas las fuerzas políticas para ofrecer de una vez por todas una solución real.

– ¿Cómo debe afrontarse a su juicio la transición energética tras el cierre de las minas y las térmicas?
– Aquí hay que hacer un análisis del pasado para enlazarlo con el futuro. Las minas las cerró José Luis Rodríguez Zapatero y, con independencia de lo que han hecho algunos ministros del PP de los que no me siento orgulloso, lo que es otra realidad es que otro presidente socialista, Pedro Sánchez, ha puesto fecha de caducidad a las térmicas. Alemania cerrará sus térmicas en 2030 y España en 2019. Esto acentúa ese gran problema que ha generado la descarbonización en las cuencas mineras. Hace unas semanas vino la ministra y dijo que estaba todo solucionado, que las medidas eran ya totales y que traía la solución mágica debajo del brazo, pero concluyó su visita diciendo que dentro de seis meses diría como son esas medidas y qué dotación presupuestaría podrían tener. Nos hemos dado cuenta de que durante un año y cinco meses de mandato socialista no ha habido soluciones para las cuencas mineras y de repente, 15 días antes de las elecciones, todos los partidos tenemos las soluciones. Hay que hacer un estudio exhaustivo y potenciar las nuevas energías para que se puedan asentar en las cuencas de manera con preferencia sobre otros territorios. Eso es algo crucial en lo que no quiero hacer ningún tipo de sectarismo ni de demagogia. Si el PSOE propone cuestiones que redunden en beneficio de las comarcas mineras, el PP va a estar ahí para apoyarlas. Pero cuando nosotros las planteemos, que los socialistas no se opongan. Ocurre como con la despoblación. Necesitamos políticas de Estado que garanticen que estas comarcas mineras tan desfavorecidas por la descarbonización tengan el futuro que merecen. Y para ello el Bierzo tiene por ejemplo la industria agroalimentaria que tiene gran prestigio nacional e internacional. Existe una apuesta decidida de la Junta por este sector. Van a doblarse los recursos en este sentido.

– Otro de los sectores clave en la provincia es el campo. ¿Qué medidas plantean?
– Es importantísimo culminar la modernización de los regadíos. Y la Junta ya está trabajando pese a las trabas del Gobierno. Es fundamental impulsar nuevas concentraciones parcelarias y la Junta las tiene en marcha en varios puntos de la provincia. Y después resulta fundamental negociar una buena PAC. En eso el PP siempre que ha estado al frente del Gobierno de España, desde la época de Loyola de Palacio hasta la de García Tejerina, ha garantizado un a buena PAC para nuestros agricultores y nuestros ganaderos.

Todo mi respeto para UPL, pero tras cuatro elecciones en cuatro años, no estamos ya para más experimentos– El Gobierno tiene aún numerosas infraestructuras pendientes, la A-60, la segunda fase de San Marcos, Torneros, la integración de Feve. ¿Cuáles son para el PP las prioridades en esta materia?
– El PP tiene una apuesta decidida y fundamental por el desarrollo de León como centro del eje logístico del noroeste de España. Para ello, el desarrollo de esa vía de comunicación ferroviaria hasta Villadangos es fundamental, porque es un enclave privilegiado y ahí están los datos y los proyectos. El PP va a tener una implicación absoluta en el desarrollo de ese enlace. De forma paralela, es irrenunciable la demanda histórica de la autovía a Valladolid, que parece que va por entregas. Está también la Ponferrada-Orense y la de la conexión ferroviaria con el Bierzo sin renunciar al AVE a Galicia. La comunicación con Asturias es fundamental a través de la apertura de la variante de Pajares. En cuanto a San Marcos, saludamos con mucha alegría que el presidente de Paradores nos haya dado alguna noticia después de año y medio del PSOE en el Gobierno. Ahora de tres días aparece mágicamente una solución. Ojalá sea así, porque es lo que necesita León y lo que merece León. Es una deuda histórica con León, que siempre ha sido referente de la red de Paradores. No se puede tener San Marcos solo con la fachada prácticamente y con falta de previsión de lo que puede venir y con los trabajadores en las condiciones en las que están.

– ¿Evita la apuesta por Villadangos el desarrollo de Torneros?
– No. Son proyectos complementarios. El PP apuesta también por Torneros, pero el PSOE nos tiene que explicar por qué hace unos días veíamos noticias que decían que este complejo no era prioritario y que se iban a redoblar esfuerzos en el puerto seco de Valladolid. El PSOE siempre ha defendido Torneros como algo exclusivamente suyo y ahora tendrá que explicarnos qué es lo que ha cambiado últimamente para que pase a ser secundario en favor del puerto seco de Valladolid. La Junta y el Gobierno se han comprometido a impulsar el enlace ferroviario con Villadangos. Es una realidad. Es un compromiso real. Lo que tenemos que evitar es el papel mojado y las cortinas de humo como las que nos deja el acuerdo de PSOE y UPL en la Diputación. Torneros lo era todo, pero ahora ya no, porque se prioriza a Valladolid. El PP lo tiene claro y quien debe fijar su postura es el Gobierno.

– ¿Cómo valora los datos de la última EPA? El paro no crecía en la provincia en verano desde 2012 y hay 5.700 desempleados más que hace un año…
– Es impresentable la situación del mercado laboral en la provincia y en todo el país. El PSOE es sinónimo de subidas de impuestos y de paro y el PP es sinónimo de bajada de impuesto y de empleo. Los datos están ahí le pese a quien le pese. La EPA demuestra que España está entrando sin frenos en una etapa de recesión económica. Cuando nos dicen tantas veces que viene el lobo, es que el lobo está ahí. Estamos volviendo a los peores momentos del inicio de la crisis, los peores desde hace ocho años. La alarma tiene que ser fundamental y el Gobierno no ve que aquí no hay brotes verdes sino una realidad, unos indicadores que nos dicen que España atraviesa los primeros compases de una nueva una crisis.

– Sin embargo se habla más estos días de la exhumación de Franco o de la situación de Cataluña…
– Es que la realidad que vive Cataluña es preocupante. Tenemos un presidente del Gobierno que no garantiza el cumplimiento de la ley en una parte del territorio nacional y con una total dejación de funciones al abandonar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Fuimos a apoyar a la Policía Nacional, porque no es normal que unos señores que tienen familia y se dedican a hacer cumplir la ley tengan que andar a ladrillazos por Barcelona. Que el ministro del Interior diga que Barcelona es una balsa de aceite y que se puede ir de turismo a las tres de la mañana porque no va a pasar nada… es un poco contradictorio con la realidad, que es preocupante. Y no la situación en sí, sino la dejadez de funciones y la no garantía de las libertades en una parte de nuestro país. Ese es el verdadero problema político que tiene España, que en una parte de su territorio hay un verdadero estado no de excepción, pero sí de muy poca seguridad.

– ¿Se abstendrá su partido ante una investidura de Sánchez en caso de que el reparto de escaños deje una situación similar entre izquierda y derecha?
– En este momento el PP lo que quiere es ganar las elecciones. Cuando ganemos las elecciones, no necesitaremos ponernos en esa premisa.

– ¿A qué partido afecta más que UPL haya decidido concurrir a las generales?
– Creo que la sociedad leonesa es lo suficientemente madura como para saber a quién tiene que depositar su voto. Con esto no quiero decir que no sea legítimo votar a cualquier fuerza política, pero creo que estamos en unas elecciones donde los leoneses se juegan su futuro económico, social y político y se juega la garantía de sus servicios públicos. Eso no lo puede dar la UPL y la sociedad leonesa lo sabe. Los leoneses no van a tirar su voto, no porque lo tiren apoyando a la UPL, todo mi respeto y mi consideración hacia ellos, pero la situación real hace que los partidos que pueden resolver los problemas a nivel nacional sean dos, el PP y el PSOE.

– ¿Está llamando al voto útil?
– No, es más bien una llamada al voto realista, porque la sociedad leonesa sabe que por suerte o por desgracia, para bien o para mal, los partidos que pueden afrontar los problemas a nivel nacional son los dos grandes partidos. Eso no quiere decir que no sea interesante que haya voces que se dediquen que demanden y critiquen, pero no estamos para experimentos después de cuatro años con cuatro elecciones.

– Ante la previsible caída de Ciudadanos, la duda es si los votos que pierdan van a ir al PP o a Vox...
– Los votos no son propiedad de nadie. Los ciudadanos deciden en cada momento en quién confían. El pasado 28 de abril lo hicieron mayoritariamente en el PSOE, después en el PP y después en Ciudadanos. Ahora quizá los ciudadanos hayan visto que es más óptimo centralizar el voto del centro derecha en una fuerza política con experiencia en el Gobierno. Esa fuerza es el PP. No quiero decir que vayamos a quitar a unos o a otros. El electorado es libre de decidir, pero el PP está en clara subida y se va a nutrir de los votos que van a perder las fuerzas que están a nuestra izquierda y a nuestra derecha.

– ¿Cómo valora la situación del partido tras estos primeros meses como secretario provincial?
– La experiencia está siendo buena, porque he tenido la oportunidad de hablar con todos los alcaldes y portavoces de todos nuestros territorios. He podido tener una magnífica sintonía con nuestro presidente provincial. Estamos haciendo una labor conjunta y unida. Creo que es una fórmula muy buena de cara a posibles renovaciones dentro del partido. Hacemos un gran equipo. Si mi presidente decide seguir siéndolo, seré yo el primero que le muestre todo mi apoyo.
Volver arriba
Newsletter