Publicidad
González Boixo: "Soy el único profesor que queda del inicio de la ULE"

González Boixo: "Soy el único profesor que queda del inicio de la ULE"

ACTUALIDAD IR

José Carlos González Boixo en una imagen reciente. | ULE Ampliar imagen José Carlos González Boixo en una imagen reciente. | ULE
V.S.V. | 27/10/2019 A A
Imprimir
González Boixo: "Soy el único profesor que queda del inicio de la ULE"
Universidad El catedrático de Filosofía y Letras analiza en La Nueva Crónica los 40 años de Universidad de León
José Carlos González Boixo explica a este periódico que es el único profesor que queda en activo desde el inicio de la Universidad de León (ULE). El catedrático de Filosofía y Letras podría narrar en primera persona la historia de estos 40 años tal vez mejor que nadie y, en estos momentos, asegura sentirse con "una sensación extraña" ante su inminente jubilación.

A sus 69 años, este será el último curso que González Boixo impartirá clase. El catedrático ingresó en el Colegio Universitario dependiente de Oviedo en el año 1975 como profesor de Historia y Crítica Literaria. "En 1979 me pasaron como profesor adjunto de Literatura Hispanoamericana cuando se creó la ULE", rememora el veterano docente.

Pese a configurarse aquel 30 de octubre de 1979, González Boixo considera que deberían considerarse también los años anteriores puesto que «fue una continuidad absoluta». "Es difícil que se hubiera creado la ULE sin el aporte básico de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad. Su director, Emilio Hurtado, tuvo el empeño y se cedieron los terrenos del Campus de Vegazana", pone de relieve este catedrático.

El profesor más veterano de la ULE mantiene vivos esos recuerdos en los que "solo existía Filosofía y Letras y el resto era campo". "La carretera de acceso era por San Mamés, luego se hizo la continuación hacia La Serna. Al principio había barreras como las que se ponen para el paso del tren y por las noches se cerraban. Duró poco porque algún coche se la llevó por delante. A muchos les venía bien cruzar por allí y no dar tanta vuelta porque la ULE, de aquella, era casi una cosa privada", bromea recordando esta anécdota.

Pero tiene más, como cuando un profesor norteamericano le habló por primera vez del correo electrónico. "Estaba por aquí y me preguntó que si ya teníamos email. Por no pasar por ignorante le dije que lo estaban instalando, pero la verdad es que no tenía ni idea de lo que era. Al poco tiempo me enteré, pero en aquellos tiempos no teníamos ni ordenadores", apostilla González Boixo.

El catedrático destaca el valor "inestimable" que tiene una universidad para "una ciudad de tamaño pequeño como León" en planos como el económico o el cultural. Del mismo modo, González Boixo asegura que "no hay grandes diferencias" entre los alumnos de ayer y los de hoy. "Antes eran más clases magistrales, de tomar apuntes metódicamente, pero la relación con los profesores es parecida", sentencia.
Volver arriba
Newsletter