Publicidad
Gloria al arte

Gloria al arte

LNC VERANO IR

Parte de la colección que puede visitarse en Santibáñez del Porma. | L.N.C. Ampliar imagen Parte de la colección que puede visitarse en Santibáñez del Porma. | L.N.C.
V.S.V. | 11/08/2022 A A
Imprimir
Gloria al arte
Arte El artista leonés Guzpeña expone hasta finales de octubre una selección de sus cuadros de las dos últimas décadas en la Capilla de la Fundación Merayo, en Santibáñez del Porma
Apropiado nombre el que bautiza la última exposición del artista leonés Enrique Guzpeña: 'Encuentros'. Y es que la muestra que se puede visitar en la Capilla de la Fundación Merayo, en la localidad de la Santibáñez del Porma, reúne buena parte de su producción en veinte años de trabajo.

La exposición estará disponible en este lugar hasta el próximo 31 de octubre y está compuesta por cuadros que «nos hacen retrocede y progresar en el tiempo» descubriendo las claves y recursos que han conformado la identidad plástica de este artista natural de Prado de la Guzpeña y afincado en Almanza. 'Encuentros' da cabida en un espacio tan singular como es esta emblemática capilla buena parte del simbolismo geométrico que es santo y seña de su obra.

Conceptos mediatizados por las emociones en unas creaciones en las que, según el propio autor valora, "habitan el sentimiento y la poesía". "Casi 50 años han pasado desde que un niño decidió que la pintura sería la ilusión que movería día a día sus pasos. Desde entonces han sucedido muchas cosas, pero en el camino, siempre el mismo estribillo, trabajar, pintar, imaginar. Cada cuadro, no es solamente un lienzo lleno de colores, es un trozo de artista, un trozo de personalidad y de pasión. Cuanto más se avanza, más queda por hacer. Avanzar es un camino de lento recorrido, en el que no conviene tener prisa, ni tomar atajos. Flores, arabescos, satélites, estrellas, escaleras, círculos, tejados, aerostatos, molinillos, con el tiempo, poco a poco, un universo de extrañas geometrías se fue configurando. Casi 50 años han pasado y he llegado aquí, a la orilla del Porma, río que acarrea las aguas de mis montañas, para realizar una exposición en la Capilla de la Fundación Merayo", expone Guzpeña.

Precisamente, este espacio en el municipio de Valdefresno es uno de los principales alicientes para visitar la exposición que se mantendrá todavía hasta finales de octubre y que sirve de sosegado paseo por la obra de Guzpeña. El artista reconoce la "mística especial" de un "lugar mágico" como es esta capilla.

Un total de 17 piezas componen 'Encuentros'. Cuadros de gran formato "dotados de una significación especial" que se unen sacramentalmente con el espacio de luz y recogimiento en el que se emplazan en esta exposición. Gloria al al arte a orillas del Porma.

Algunas de las creaciones de Guzpeña en 'Encuentros' se inspiran en tradiciones populares, especialmente de su comarca de origen, como en la colección 'Mayos y Ramos'. Otras, por su parte, trasladan a nuevas dimensiones con formas y colores surgidas de la imaginación del artista y que han sido el 'leitmotiv' de su trayectoria. Es el caso de las "parejas insólitas" pertenecientes a 'Metáforas', propuestas que también tienen su hueco estas semanas en la Fundación Merayo.

La colección 'El planeta de la memoria' también se da cita en este encuentro de los Guzpeña de una época y de otra. En este caso, se trata de obras que "presentan arquitecturas basculantes entre la fantasía y el sueño". Cuadros siempre abiertos a la interpretación de quien los mira que, en este espacio reservado en la Capilla de la Fundación Merayo, liberan la quintaesencia de este artista leonés.

Siempre al margen de modas, Guzpeña vuelve a sorprender en una muestra que redescubre su concepción independiente del arte. 'Encuentros' de color y geometría que llevan al visitante a "mundos espirituales e inefables" en los que la creatividad se reconcilia con uno de sus viejos conocidos: el sentimiento.
Volver arriba
Newsletter