Publicidad
Gervasio Sánchez: "Hay instituciones de arte contemporáneo en España que marginan a la fotografía"

Gervasio Sánchez: "Hay instituciones de arte contemporáneo en España que marginan a la fotografía"

LNC CULTURAS IR

Joaquín Revuelta | 16/12/2021 A A
Imprimir
Gervasio Sánchez: "Hay instituciones de arte contemporáneo en España que marginan a la fotografía"
Fotografía El Palacín alberga la muestra ‘Vida’, que ha comisariado Gerardo Mosquera y que propone una nueva visión de la obra del fotoperiodista cordobés, una visión en la que aflora el triunfo de la vida en las situaciones más extremas
El Palacín acoge hasta el próximo 27 de marzo de 2022 la exposición ‘Vida’, del fotoperiodista cordobés Gervasio Sánchez, que ha comisariado el curador, historiador y crítico de arte Gerardo Mosquera y que este jueves ha sido presentada a los medios de comunicación en presencia del autor y del comisario de la muestra, del alcalde José Antonio Diez, de la concejala de Acción y Promoción Cultural Evelia Fernández, y de la coordinadora Gema R. Berasategui.

El alcalde fue el primero en tomar la palabra para agradecer tanto a Gervasio Sánchez como a Gerardo Mosquera «que hayan tenido la sensibilidad de traer a la ciudad de León esta excepcional y maravillosa exposición de fotografía. Dado que la trayectoria de ambos es de sobra conocida, poco  más voy a poder añadir, salvo invitar a los leoneses a que disfruten y puedan sentir, seguro que de una manera muy directa, lo que transmite este espléndido trabajo de fotografía realizado por Gervasio y también insistir e incidir en la importancia que desde el Ayuntamiento de León y desde la Concejalía de Acción y Promoción Cultural, con la concejala Evelia Fernández al frente, damos siempre a la cultura. Yo creo que este magnífico espacio y el haber decidido que se convirtiera en un centro permanente de exposición tanto para fotógrafos como para distintas ramas del arte, escritores, etc, para que puedan de alguna manera utilizarlo y poder así transmitir su obra, es un compromiso claro con la cultura por parte de nuestra ciudad y de la propia concejalía. Y evidentemente nuestro deseo es seguir trabajando en el ámbito de la cultura, un sector que ha pasado y sigue pasando por grandes dificultades y por lo tanto todo el apoyo y todo el esfuerzo que se hace hacia nuestros creadores creo que es una obligación por parte de las administraciones públicas», destacó Diez.

El comisario de la muestra, Gerardo Mosquera, recuerda que tuvo el gusto de conocer la obra de Gervasio Sánchez siendo director artístico de Photo España. «En las investigaciones que hice para familiarizarme con la fotografía española pude descubrir su obra y me impactó mucho, pero no por el dramatismo de los acontecimientos que él registraba, incluso a riesgo de su vida, sino por la extraordinaria fuerza de sus imágenes», sostiene Mosquera, que años después de aquel ‘descubrimiento’ se planteó hacer una exposición sobre su trabajo pero que fuera diferente al resto de las exposiciones que se habían hecho previamente en torno a su obra, «que eran temáticas sobre algunos grandes temas que él ha trabajado a lo largo de los años, como las víctimas de las minas antipersonas, los desaparecidos, el sitio de algunas ciudades, la guerra en Sierra Leona, etc. Entonces en vez de presentar las fotos de un reportero quise presentarla como el trabajo de un fotógrafo artista. En la exposición está todo mezclado, se mezclan las fechas, se mezclan los lugares, se mezclan las guerras, los temas, porque se trata de relacionar las imágenes unas con otras por su valor comunicativo y por su valor de impacto, más allá de los temas particulares en los cuales surgieron. Claro que sin ignorarlos, pero es una visión que trata de presentar a Gervasio Sánchez como un artista del lente».

El título de la exposición, ‘Vida’, es ya toda una declaración de intenciones al poner la vida por delante de la muerte en situaciones verdaderamente trágicas en muchas ocasiones. «Cuando me planteé hacer la exposición estuve como tres o cuatro días en casa de Gervasio, en su estudio de Zaragoza, mirando fotos y me recorrí todo un inmenso acervo de su trabajo. No son las fotos conocidas que se habían publicado, que son muchísimas, sino unos fondos que él tenía inéditos. Entonces estuve revisando todo aquello con el fin precisamente de hallar nuevas imágenes. Y me percaté de algo muy singular. Y es que los fotógrafos de guerra suelen ser reporteros de muerte, desde Goya a Capa; es decir, todos estos cronistas bélicos nos presentan la muerte, la tragedia, la destrucción de los conflictos. Pero me percaté que lo que le interesaba a Gervasio –y es algo que puedes seguir en toda su obra– es el triunfo de la vida en situaciones extremas. Cómo en las situaciones más desesperadas la vida se impone, la gente se sobrepone y entra en un proceso de afirmación, por lo que decidí que el eje comisarial de la muestra fuera precisamente este», argumenta Mosquera.

A la pregunta de cómo es la mirada de autor cordobés, el comisario asegura que Gervasio Sánchez es una persona muy ética y con un gran compromiso social. «Vuelvo a insistir en que no es solo un reportero de imágenes, es un reportero también de textos. Él tiene un blog y tiene una presencia pública en contra de las minas antipersonas, en contra de la venta de armas a países que pueden usar con fines negativos. Él ha seguido a las víctimas que ha fotografiado en los momentos en que han sido heridas, las ha acompañado a través de los años, las ha apoyado. En fin, es una persona con una actitud muy ética. No es alguien que busca meterse en los conflictos armados como un aventurero, sino como una persona que tiene un sentido social».

La búsqueda de la belleza, del arte, tratándose de temas vinculados a la desesperación y la tragedia humanas puede resultar una tarea complicada y a lo mejor mal entendida. Supongo que es una cuestión de equilibrio. «Fíjate que en sus fotos casi excepcionalmente hay imágenes que podríamos calificar como gore, porque a él le interesa lo opuesto, que es ver en medio de estas situaciones, como te decía, ese triunfo de la vida. Gervasio es una persona que tiene un sentido de la imagen extraordinario, esto es algo con lo que se nace, y a la vez que reporta una situación bélica él está creando imágenes de gran valor artístico. Yo creo que Muñoz Molina lo ha sintetizado muy bien en un texto que él escribió para un libro que se publicó cuando Gervasio recibió el Premio Nacional de Fotografía. En ese texto muy bello que él escribió dice: ‘En el disparo de su cámara siempre hay denuncia y poesía’».

Preguntado por el entorno que se ha elegido para albergar la exposición, Gerardo Mosquera asegura que es un lugar que necesita una serie de arreglos mínimos que mejorarían notablemente las condiciones para exhibir. «Es un local que tiene condiciones magníficas, con un par de salas grandes, y solo habría que hacerle algunos detalles para darle condiciones verdaderamente profesionales de exhibición», reconoce Mosquera.

El fotoperiodista cordobés Gervasio Sánchez cerró el acto asegurando que León es una ciudad que tiene una gran importancia histórica en su vida. «No porque me haya enamorado aquí de ninguna leonesa sino que estoy enamorado de León desde que empecé a trabajar con el Musac en el proyecto ‘Desaparecidos’, que presenté en el 2011. Realmente es uno de los proyectos principales de mi vida profesional y fue en esta ciudad cuando, hace más de quince años, Rafael Doctor, entonces director del Musac, me invitó a hacer este trabajo con el Musac y luego consiguió que otras instituciones españolas, como la Casa Encendida o el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, apostasen por el mismo trabajo y esto fue para mí un subidón profesional y sobre todo el hecho de poder presentar un proyecto serio y duro, con la profundidad que era necesaria».

Sánchez cree que El Palacín servirá para que León se refuerce culturalmente hablando, artísticamente hablando y sobre todo fotográficamente hablando. «Apostar por la fotografía como algo muy importante en el arte contemporáneo no se ve cada día. De hecho, en España hay instituciones de arte contemporáneo que marginan a la fotografía, y dentro de la fotografía marginan al fotoperiodismo. Y eso es un error de principiante. Porque los niños aprenden a leer imágenes antes que palabras. Es absurdo no creer que la fotografía tiene la fuerza testimonial de lo que ocurre en el mundo, y el fotoperiodismo es quien mejor muestra el mundo contemporáneo, con sus errores incluidos, porque en ocasiones el fotoperiodismo está mal utilizado».

Gervasio Sánchez reconoció haberse emocionado tras ver colgadas en El Palacín unas fotografías que hacía tiempo que no veía expuesta públicamente. «Solo me cabe agradecer a Gerardo Mosquera que haya apostado por mi trabajo y sobre todo que haya tratado mi trabajo con tanta dignidad, con tanta decencia intelectual, con tanta actitud de respeto a los protagonistas de mis fotografías. En mis fotografías siempre hay gente que sufre, siempre hay gente que ha tenido la mala suerte de nacer y crecer en lugares donde ocurren cosas brutales. Y Gerardo ha tratado mi trabajo de una manera muy digna. Y ha sido la primera vez en mi vida que he permitido que un comisario se meta en mis archivos, se meta en mis fotografías, que haga la selección como considere conveniente. Yo soy muy celoso de la intimidad de mis archivos y soy muy celoso de las propuestas fotográficas que yo creo que hay que hacerlo de una manera determinada. Y casi siempre he trabajado sin comisarios porque soy en realidad mi propio comisario. Pero en el caso de Gerardo no solamente fue muy importante que él eligiera las fotos  de una manera totalmente distinta a como yo las elegía, las barajara como él quiso, sino que atrajera a este proyecto a escritoras de arte contemporáneo y de fotografía tan prestigiosas como las que encabezan el catálogo de esta muestra».
Volver arriba
Newsletter