Publicidad
Galán: "Si hay una liga donde te sorprende menos que pase algo así es en Indonesia"

Galán: "Si hay una liga donde te sorprende menos que pase algo así es en Indonesia"

DEPORTES IR

Galán lleva el balón durante un partido en Indonesia, con las gradas llenas al fondo. | L.N.C. Ampliar imagen Galán lleva el balón durante un partido en Indonesia, con las gradas llenas al fondo. | L.N.C.
Jesús Coca Aguilera | 04/10/2022 A A
Imprimir
Galán: "Si hay una liga donde te sorprende menos que pase algo así es en Indonesia"
Fútbol El leonés, que jugó en la Liga 1, recuerda que "a partidos de alto riesgo íbamos en tanques blindados" y que "el primer partido al que fue a verme mi mujer mataron a una persona"
La tragedia sacudió al mundo del fútbol este fin de semana. Porque en un partido de la liga de Indonesia, que enfrentaba a los equipos del Arema FC y el Persebaya Surabaya, se desataron unos disturbios que acabaron con la muerte de 125 personas, en gran medida por las avalanchas que se produjeron para abandonar el estadio.

Todo el fútbol español guardó un minuto de silencio por los fallecidos en una liga donde pocos jugadores nacionales han jugado para poder conocer sus entresijos desde dentro, pero entre ellos está un leonés, José Pedrosa Galán, que lo hizo en su máxima categoría, la Liga 1, en dos etapas diferentes, en 2012 en el Pro Duta y en 2016 en el Persela.

«Siempre lo pongo de ejemplo de sitio entre los que más me gustó jugar, de hecho es el único en el que he repetido porque es una locura cómo lo vive la gente, pero lo es para lo bueno y para lo malo», reconoce el jugador leonés, que ahora milita en el Magpies de la Liga de Gibraltar, y que reconoce que «si hay una liga donde te sorprende menos que pueda pasar algo así es esta».

«A los jugadores les endiosan y sí que les tienen un respeto terrible... todo el que no hay entre las aficiones rivales» Y es que entre las múltiples situaciones que Galán vivió allí recuerda cómo «en partidos de alto riesgo acudías a los partidos en tanques blindados, te metían así a los estadios»; que durante muchos encuentros «puedes ver a gente subida en los muros viendo el choque porque igual si el estadio es de 25.000 personas allí dentro hay 30.000»; o el hecho de que «la primera vez que vino a verme a jugar allí a la grada mi mujer, que era un partido en Yakarta con 80.000 espectadores, mataron a un aficionado en la grada».

En cualquier caso, el jugador leonés sí que deja claro que «el respeto que tienen a los jugadores es increíble, todo el que se nota que no existe hacia la afición rival que en demasiadas ocasiones se odian a muerte entre ellos aparece contigo, que te tienen casi hasta endiosado, te reconocen y paran constantemente por las calles».

De hecho, en primera persona, Galán deja claro que «nunca viví ningún momento peligroso ni nada, al revés, siempre noté el cariño de la gente, aunque también hay que tener en cuenta que mi equipo era bastante querido, no teníamos grandes rivalidades con otros más allá de por proximidad con uno que teníamos a 80 kilómetros y con el que no pasó nada al jugar».

«Es una locura cómo lo viven para lo bueno y lo malo. Son fanáticos, pueden ir miles a un entreno o pasar esto» Sin embargo sí que reconoce que «aunque no te sucediera a ti, sí que ves que pasan cosas, pues a un tío por ir con una camiseta del rival le dieron una paliza hasta matarlo y lo subieron a internet, de vez en cuando hay muertos entre aficiones, hay determinados partidos que son muy peligrosos...».

Por eso, hablando tras la tragedia con compañeros con los que jugó allí, Galán reconocía que «coincidíamos en que la pasión con la que se vive nos encanta, que son fanáticos y pueden llenar estadios enormes e irte a ver a un entrenamiento miles de personas, pero también que es más propenso a que pueda darse una situación así».

Problema de los hinchas pero también de las medidas de seguridad en torno a los partidos, reclamando el leonés que «siendo tan claramente el deporte rey deberían dedicarse más medios a nivel de seguridad en general, no sólo es cuestión de policía, el portero de mi equipo murió al año siguiente de irme yo tras chocar con un defensa, ya que se tardó mucho en trasladarle. Hay cosas en las que no existirá responsabilidad, pero otras sí pueden evitarse».
Volver arriba
Newsletter