Publicidad
Funcionarios y pensionistas vuelven a salir al rescate de los hogares leoneses

Funcionarios y pensionistas vuelven a salir al rescate de los hogares leoneses

ACTUALIDAD IR

La manifestación de marzo de 2017 en defensa de las pensiones en Ponferrada. | L.N.C. Ampliar imagen La manifestación de marzo de 2017 en defensa de las pensiones en Ponferrada. | L.N.C.
D.L.M. | 06/04/2020 A A
Imprimir
Funcionarios y pensionistas vuelven a salir al rescate de los hogares leoneses
Economía La provincia cuenta con 29.800 trabajadores de las administraciones, 36.000 autónomos y unas 97.500 pensiones de jubilación
El empleo de las Administraciones Públicas tendrá que actuar como amortiguador del golpe que el coronavirus propiciará al tejido productivo leonés. La calidad y las garantías en la contratación de personal en el sector público contrastan hoy más que nunca con los problemas que atraviesan los autónomos y la industria en la provincia. León cuenta con unos 29.800 empleados al servicio de las administraciones públicas y más de 36.000 afiliados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta), uno de los grupos que están teniendo mayores problemas. En el régimen general de la Seguridad Social, según los datos del mes de febrero, último mes completo antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma, referidos a la afiliación media, estaban inscritos 116.600 trabajadores. En total el sistema cuenta con unos 157.200 cotizantes y 97.500 jubilados, 1,6 trabajadores por pensionista (sin contar el resto de prestaciones, que benefician en total a 158.700 personas).

En lo referente a la diferencia entre ingresos por cotizaciones sociales y gastos por pensiones, las cifras del Gobierno también revelan que la diferencia entre ingresos y gastos del sistema subió un 4,3 por ciento en la provincia de León al cierre del pasado año, con 1.103,95 millones, la mayor cifra absoluta entre las nueve provincias de la comunidad.

Estas cifras refuerzan el fenómeno que ya se viene observando desde que estallara la crisis financiera en 2008, por el que los pensionistas tienen un papel primordial en muchas familias que vieron a ver caer sus ingresos. A la luz de las cifras, todo indica que la situación se repetirá en muchas familias. Esto en un contexto de gran dolor porque el Covid-19 ha sido precisamente muchísimo más letal entre las personas de más de 65 años.

Estructura para el Erte


Prácticamente desde el primer día León ha liderado la presentación de Ertes en la comunidad, en muchos casos para los empleados de autónomos y de pequeñas empresas, con menos capacidad de hacer frente a la crisis. Lo constata el hecho de que en los primeros compases del estado de alarma llegaran a Trabajo 1.000 Ertes para 5.000 personas, es decir, una media de cinco personas en cada uno, lo que da un idea del tamaño de las empresas. Actualmente, son ya casi 20.000 las personas afectadas por una regulación de empleo en León.

No obstante, las grandes empresas de prácticamente todos los sectores también están sufriendo las consecuencias del estado de alarma necesario para hacer frente al coronavirus. Locomotoras como LM o Tvitec, fundamentales en el Bierzo, han tenido que reducir el empleo. También los sectores del comercio y la logística sufrirán una reducción del empleo. Decathlon ha presentado un Erte para el 90% de la plantilla a nivel nacional, cuando todavía no se ha cumplido el primer año de la entrada en funcionamiento del centro logístico de Villadangos y está por ver cómo afecta esta crisis a proyectos como el del polígono de La Serna, donde además de la firma deportiva están proyectadas tiendas de otras importantes franquicias.

Sin perder de vista el turismo, un sector fundamental en la provincia, que ya tenía un ojo puesto en el año jubilar de 2021 para el Camino de Santiago. La ocupación hotelera venía creciendo y los hosteleros ya se ponen en lo peor porque se presupone una reducción del consumo una vez que se levante la cuarentena social, además de las contracción del turismo mundial. Cabe recordar que en la capital leonesa están en marcha varios nuevos proyectos turísticos, que fían una parte importante del negocio a la impronta de la Ruta Jacobea en la ciudad.

En el aire ahora las inversiones ferroviarias, Torneros, incluso la propia mesa por León que ha sido aplazada. También repercute en el empleo de las pymes el parón en la contratación del sector público, que todavía arrastra los daños de muchos meses sin gobierno y sin licitación. En el aire ahora las inversiones ferroviarias, Torneros, incluso la propia mesa por León que ha sido aplazada.

En cuanto a la agricultura y la ganadería, otro sector prioritario en la provincia, tampoco ha parado, pero que también tiene un ojo en Europa. Si la nueva PAC ya ha sido aplazado, Europa ahora afronta otros retos, que dejarán para más adelantes un asunto de vital importancia en la provincia, ya que el sector agrícola y ganadero supone el 10% del PIB provincial y el 17% de las exportaciones. Además, resulta vital, en combinación con la industria agroalimentaria para el empleo en el medio rural.

En este contexto, toda Europa sufría el mayor recorte en el empleo desde julio de 2009, tras las crisis de 2008 de la que el mundo todavía trataba de salir. En ese momento el recorte en el empleo autónomo en León fue del 16% y su activación, como en todo el país, requirió de un amplio catálogo de medidas que van desde la tarifa plana hasta al cese por actividad que ahora se utiliza como auténtico salvavidas de miles de trabajadores por cuenta propia, que durante mucho tiempo también se han llamado emprendedores, un término que en estos días parece haber salido del discursos oficial.

Alrededor del 70% de los contratos que se venían firmando eran de caracter eventual y menos de la mitad del empleo es estable En cuanto al trabajo asalariado, por cuenta ajena, la precariedad llega a altas cotas en la provincia. Alrededor del 70% de los contratos que se venían firmando eran de caracter eventual y menos de la mitad del empleo es estable (47%). Una situación de vulnerabilidad con muchas más dificultades para los mayores de 55 años y las mujeres, ya que el grueso de la contratación se concentra en la franja que va de los 25 a los 34 años y en los hombres.

En este contexto, tanto el empleo de las Administraciones públicas como las pensiones volverán a ser los pilares sobre los que se apoye la economía de miles de familia de la provincia. Muchas miles más no tendrán ninguna de las dos opciones.
Volver arriba
Newsletter