Publicidad
Fuenlabrada 1 - Ponferradina 1: 'Sufrimiento con valioso botín'

Fuenlabrada 1 - Ponferradina 1: 'Sufrimiento con valioso botín'

DEPORTES IR

Los jugadores de la Deportiva abrazan a Sielva tras marcar el gol que abría el marcador. | LALIGA Ampliar imagen Los jugadores de la Deportiva abrazan a Sielva tras marcar el gol que abría el marcador. | LALIGA
J.C. | 25/11/2020 A A
Imprimir
Fuenlabrada 1 - Ponferradina 1: 'Sufrimiento con valioso botín'
Fútbol / Segunda División La Deportiva saca un empate tras adelantarse con una falta de Sielva, ser empatado en un tiro lejano que sorprendió a Caro y resistir el carrusel final de balones colgados
Pocos equipos hay más poderosos en el balón parado que la Ponferradina en Segunda División. Y precisamente uno de ellos quizá sea el Fuenlabrada, que basó su ascenso en él y rozó el 'playoff' de ascenso el año pasado teniéndolo como gran arma. Pero incluso ante los madrileños, ese apartado del juego acabó dando réditos de nuevo de los de Jon Pérez Bolo, que trabajan esas jugadas como nadie.

Porque en una falta al borde del área se adelantaron y, pese a que se vieron empatados en un tiro lejano que sorprendió a un Caro que pudo hacer mucho más, fueron capaces de resistir el carrusel de balones colgados en cada acción de balón parado, fuera cercana o lejana, y acabar llevándose un valioso punto del Fernando Torres, donde sigue sin haber ganado nadie. 

1-1, el mismo resultado del año pasado y con la misma secuencia de ser los visitantes quienes se habían adelantado. Así terminó el partido entre el 'rey del empate' de la categoría, un Fuenlabrada que suma una igualada más, y el que menos tablas firmaba de Segunda, una Ponferradina llegó a la jornada 12 sin ninguna pero acumula dos en los tres últimos partidos.

Elitim forzó una falta al borde del área, la Deportiva hizo una barrera alternativa que no dejó ver al meta y el gran golpeo de Sielva acabó en el 0-1Todo tras un encuentro desnivelado claramente por dos acciones. La primera, a los 10 minutos de la segunda parte, cuando parecía ser el Fuenlabrada quien mandaba, al contrario que en un arranque de encuentro al que la Deportiva había entrado mucho mejor. Sin embargo ahí Elitim, que volvió a brillar en el centro del campo, siendo de los más destacados y notando el equipo su ausencia con mucho menor control de balón cuando fue sustituido, forzaba una falta al borde del área.

Estaba en una situación perfecta, ideal, probablemente la que un lanzador elegiría si pudiera decidir dónde colocar el balón. Centrada y justo por detrás del semicírculo del área. Allí se dirigió Sielva, que ya había marcado un gol en una posición similar ante el Rayo. Y justo antes de lanzar, llegó el 'toque maestro' de Bolo. Porque hasta cuatro jugadores corrieron a colocarse delante de la barrera madrileña, formando otra simultánea que dejaba sin ningún tipo de visión al portero. 

Acabó siendo decisiva la estrategia, porque Rosic vio tarde la salida del balón y el gran golpeo del mediocentro catalán hizo el resto, lanzando el balón por encima de la barrera y entrando a media altura y pegado al palo, llegando el meta a tocarlo pero no lo suficiente como para sacarlo.

Pinchi, desde más de 25 metros, se sacó un disparo seco y fuerte, pero no muy colocado y sin que nadie desviara su trayectoria, pero Caro hizo la estatua Se sentía cómoda la Deportiva con el marcador a favor, pero cuando el partido parecía en el escenario que querían los de Bolo, con la posesión para los locales pero sin que sucediera nada, de una acción individual sin excesivo peligro aparente llegó el empate. Porque Óscar Pinchi, desde más de 25 metros, se sacó un disparo seco que, pese a ir con potencia, no iba muy colocado ni había tocado en nadie que desviara la trayectoria, pero no reaccionaba un Caro que hacía la estatua y el balón acababa en el fondo de la red.

Fueron los dos tantos del encuentro, aunque ocasiones para que hubieran subido más al marcador existieron, la mayoría para el bando local. La tuvo eso sí antes que nadie en la primera parte la Ponferradina, cuando Rosic salía a tapar a Yuri y el balón acababa en las botas de Elitim, que recortaba a un defensa pero sin portero pero tampoco ángulo tiraba fuera. Y también antes del descanso, hasta en dos ocasiones muy claras los madrileños.

¿La primera? En otro error de Caro, este tras medir mal una salida, que acababa con Pascanu sacando bajo palos el disparo de Kanté. ¿La segunda? En una increíble cabalgada de Franchu, que parecía querer homenajear a Maradona con una cabalgada desde el centro del campo en la que se fue yendo de rivales hasta pisar área y plantarse ante el portero, cruzando demasiado un balón que a punto estaba de remachar Kanté, que se tiraba en plancha a por él y acababa golpeándose con la madera en una situación que puede provocar una grave lesión pero quedó en nada.

Pascanu sacó bajo palos un tiro de Kanté tras fallar Caro y Franchu falló un mano a mano tras gran jugada individual y estrelló un disparo en el larguero Con susto antes del gol había empezado también la segunda parte, pues un disparo de Franchu se estrellaba en el larguero, y con la sensación de que el partido se había quedado para aguantar como fuese el empate y que pasara lo menos posible acabó después del 1-1.

Porque con el siempre guerrero y polémico Ibán Salvador dando otro aire con su salida a un Fuenlabrada que se iba a por el partido sacando otro delantero, tocó aguantar las embestidas de los de Sandoval, todas eso sí a balón parado. Hubo una falta lateral que acabó envenenándose tras botar y obligó a Caro a despejar a córner, un remate de Kanté desviado y otro lanzamiento en el que Salvador intentaba sorprender buscando puerta pero Yuri despejaba en plancha, pero ninguno fue a más y la Deportiva conseguía resistir, haciendo bueno el sufrimiento y regresando a Ponferrada con un valioso botín.
Volver arriba
Newsletter