Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Fuego amigo

Fuego amigo

OPINIóN IR

31/01/2020 A A
Imprimir
Fuego amigo
Al secretario general del PSOE en León, Javier Cendón, aunque casi es recién llegado al cargo, a buen seguro le han disparado ya varias veces con fuego amigo. Suele ocurrir en los partidos políticos, y ya se le atribuía a Martín Villa, en tiempos de la UCD, la frase de «al suelo que vienen los nuestros». El secretario general del PSOE había convocado para el pasado sábado día 25 un acto en Villamoratiel de las Matas, con alcaldes y concejales de su partido en toda la comarca, con el fin de explicar los avances en la ejecución de los nuevos regadíos dependientes del embalse de Riaño, por parte del Gobierno de España. Al compromiso y sensibilidad política que pueda tener Cendón para con el tema y para con la comarca de Sahagún, se suma la situación personal de estar emparentado con una familia de agricultores de toda la vida en el Burgo Ranero. No le faltaban motivos al secretario general del PSOE para reunir a los alcaldes y pregonar que el Gobierno, a través de la empresa pública Tragsa, había comenzado actuaciones en dos zonas regables y ya se habían anunciado actuaciones en otras dos en el Boletín Oficial del Estado. Pues bien, casi sin tiempo para desconvocar la cita de militantes socialistas, Cendón se encontró el sábado, antes de emprender viaje a Villamoratiel, con las portadas de los dos periódicos provinciales ocupando titulares que anunciaban que la Confederación Hidrográfica del Duero, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, cuestionaba la conveniencia de terminar de desarrollar esta zona regable. Vaya trago y vaya papelón que le prepararon los suyos, si suyos se puede considerar a los altos cargos de la CHD que en no pocas ocasiones se ponen al sol que más le calienta y no tienen el más mínimo aprecio y respeto a los administrados para los que trabajan. Así las cosas, Cendón se explicó como pudo, pero nadie más en su partido ha salido en defensa de los regadíos de León, y eso sí que es preocupante. Eso que quién los ha cuestionado no es el Ministerio de Agricultura, responsable de ejecutarlos.
Volver arriba
Newsletter