Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Formando a una generación para el empleo

Formando a una generación para el empleo

ACTUALIDAD IR

Sergio Morán, María Ángeles Alonso, Nuria Robles y Javier Calvo son cuatro de los profesores que imparten los cursos del programa Pice en León. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen Sergio Morán, María Ángeles Alonso, Nuria Robles y Javier Calvo son cuatro de los profesores que imparten los cursos del programa Pice en León. | SAÚL ARÉN
Alfonso Martínez | 17/06/2019 A A
Imprimir
Formando a una generación para el empleo
Laboral Cuatro profesores del programa Pice, desarrollado por la Cámara de Comercio, desgranan las claves de unos cursos que preparan a los jóvenes atendiendo la demanda del mercado laboral
«El objetivo fundamental del Programa Integral de Cualificación y Empleo –conocido como Pice– es ver dónde existe una deficiencia en el sistema educativo, no porque haya fallado, sino porque la empresa es más dinámica y tiene más capacidad a la hora de minimizarla y conseguir que la formación se ajuste a la demanda real del mercado laboral y que el trabajador esté mejor preparado. El objetivo es el empleo, no sólo la formación en sí misma».

Son palabras de Antonio Hernández, coordinador del programa Pice en la Cámara de Comercio de León, que es la entidad que se encarga de diseñar e impartir unos cursos que son gratuitos y que solo durante el primer semestre del año han servido para formar a 250 jóvenes de entre 16 y 29 años. El único requisito es que estén inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil y que no estén ocupados laboralmente o se encuentren en la última fase de sus estudios. Han sido diez las acciones desarrolladas durante este periodo y cuatro de los profesores que se han encargado de dirigirlas explican las claves fundamentales de esta formación orientada al empleo.

María Ángeles Alonso se encarga de los cursos de preparación de la prueba libre para obtener la ESO y de mozo de almacén y carretillero. «En el primer caso, se trata de jóvenes que están un poco atascados, porque sin la ESO uno no va a ningún sitio. Tienen esa necesidad para seguir adelante, para retomar sus estudios... ya son más maduros y saben lo que quieren. Si han fallado en el colegio, ahora están dispuestos a sacar la ESO con más madurez», explica antes de señalar que normalmente quieren acceder el título como puente hacia otro tipo de estudios.

En el caso del curso de mozo de almacén y carretillero, el perfil del alumno ha sido el de jóvenes que quieren aprender un oficio vinculado a un sector en auge de la economía leonesa, como es el logístico. La diferencia con la formación ordinaria en este campo, es el elevado número de horas de prácticas incluidas en el curso.

Solo en el primer semestre de este año se han llevado a cabo diez cursos con un total de 250 participantes  Y otro sector en auge de la economía leonesa es el tecnológico, que también tiene un protagonismo específico en la formación del programa Pice dentro de ese objetivo fundamental que es preparar a los jóvenes para las necesidades reales de las empresas. Buen ejemplo es el curso de fabricación digital que ha impartido este año Nuria Robles. La directora de FabLab León asegura que se trata de una acción formativa para complementar las habilidades de los jóvenes, no solamente las técnicas, sino también las denominadas soft skills, las habilidades sociales a la hora de poder encontrar un empleo. «Lo que han buscado en el programa ‘Fabrica tu futuro’ ha sido mejorar las habilidades tecnológicas y digitales mediante el diseño, la fabricación digital, la programación… Ha habido formación troncal y luego otra más específica para crear un proyecto que tenían que defender a la hora de sacarlo al mercado», detalla antes de destacar el cambio de actitud que ha observado en los alumnos. «Al principio veía falta de espíritu de sacrificio quizá asociado a un exceso de pesimismo. Y lo que es gratificante es que cuando ellos ven que pueden conseguirlo, todo eso cambia. Cambia el sacrificio, cambia el pesimismo. Se muestran con más ganas y más optimistas. Se dejan arrastrar, se creen que no pueden y luego cogen las riendas y se ponen las pilas porque ven que sí pueden», concreta.

Y también dentro de los cursos vinculados al sector TIC está el impartido por Javier Clavo, que es socio director de Miller&Co Ibérica en España y Portugal y experto en tecnología BIM (Building Information Modeling). Su curso es uno de los que más aceptación ha tenido e incluso ha atraído a alumnos de otros puntos del norte de España. «Es uno de los mayores nichos de mercado más grandes en inserción laboral y en octubre la ULE va a hacer el primer título propio en BIM. Es una tecnología vinculada al sector de la construcción que genera modelos reales de los edificios en 3D y tiene parámetros asociados que permiten controlar el ciclo de vida del proyecto, desde que es una idea hasta que se construye y se pasa a la fase de mantenimiento, lo que reduce notablemente los costes. Por ejemplo, si vas a hacer una reforma, no vas a tener que adivinar donde están las tuberías y las instalaciones», explica.

Finalmente, el inglés es también una herramienta fundamental en la inserción laboral de los jóvenes. Sergio Morán imparte los cursos del programa Pice para lograr la acreditación oficial de la Universidad de Oxford, de la que la Cámara de Comercio es centro examinador. «La diferencia con la formación que han recibido en el colegio o el instituto está en el tipo de clases que se dan, que son muy prácticas. Se hace mucho hincapié en que practiquen la parte oral y de escucha, que al final son las que más se suelen perder en la educación ordinaria. Son clases muy dinámicas y todas las actividades son personalizadas. Además, se toca la parte cultural, ya que es bastante importante para hacer el examen de Oxford», concluye Morán.


Ocho cursos en verano y cuatro en otoño

Más allá de los cursos desarrollados en la primera mitad del año, en los que han participado 250 alumnos, la Cámara de Comercio de León sigue impulsando la formación juvenil a través del Programa Integral de Cualificación y Empleo (Pice).

Para este verano se han programado cursos de inglés y de gestión integral en SAP en León y Ponferrada. Además, en la capital habrá un curso de programación en Java (con apoyo de la Fundación Telefónica), otro de maquillaje profesional y otro de personal de supermercado. Mientras, en Ponferrada se ha previsto un curso de mozo de almacén y carretillero.

Ya en otoño, León albergará acciones formativas para ayudante de camarero, camarero de pisos y ayudante de comercio. Además, tanto la capital como Ponferrada albergarán cursos de formación para el Plan de Movilidad Internacional.

Además, la Cámara de Comercio ya trabaja en la preparación para el futuro de nuevos cursos en función de las necesidades formativas detectadas en función de una encuesta entre las empresas leonesas: seguridad informática, reparación de aparatos electrónicos y técnico en autoconsumo eléctrico.

Volver arriba
Newsletter