Publicidad
Fin del conflicto en Ovejero con el acuerdo de la plantilla y Zendal

Fin del conflicto en Ovejero con el acuerdo de la plantilla y Zendal

ACTUALIDAD IR

Una de las acciones de protesta organizada por los trabajadores de Laboratorios Ovejero durante su huelga indefinida. | ICAL Ampliar imagen Una de las acciones de protesta organizada por los trabajadores de Laboratorios Ovejero durante su huelga indefinida. | ICAL
L.N.C. | 08/06/2021 A A
Imprimir
Fin del conflicto en Ovejero con el acuerdo de la plantilla y Zendal
Economía El grupo garantiza el empleo y el pago de las nóminas atrasadas antes del 31 de julio, además de un complemento de 500 euros
Después de 22 jornadas de huelga por parte de los trabajadores y después de «intensas negociaciones» mantenidas por el comité de empresa y por representantes de CCOO y UGT con el grupo Zendal, el pasado lunes por la noche se llegó finalmente a un acuerdo que ha sido refrendado por la asamblea de trabajadores de la firma con una «abrumadora mayoría».

Así lo explican los sindicatos en un comunicado en el que recuerdan que la negociación se abrió después de que Centamune, propietaria de Laboratorios Ovejero, hubiese formalizado la venta de dicha empresa, emblemática en León y en el mundo de la farmacia animal, al grupo Zendal.

Dicho acuerdo incluye como su primer punto que se garantiza el empleo en la instalación que Laboratorios Ovejero tiene en León, así como el pago puntual del salario de los trabajadores.

«El acuerdo garantiza la no movilidad forzosa de los trabajadores entre los distintos centros del Grupo Zendal», explican los sindicatos antes de anunciar también el compromiso para la liquidación de las nóminas atrasadas, que se realizara en dos plazos, finalizando el día 31 de julio.

Además, el acuerdo entre ambas partes fija un complemento de 500 euros por trabajador a pagar en la nomina del mes de junio.

La valoración de ambos sindicatos es «satisfactoria», ya que «demuestra que la acción sindical responsable y comprometida con los derechos de los trabajadores y el binomio negociación-presión es el camino adecuado». Además, destacan la vital importancia del apoyo unánime de los trabajadores con su participación en la huelga indefinida que se ha desarrollado para conseguir los objetivos fijados al inicio del conflicto, que no eran otras que el mantenimiento del empleo, unas condiciones laborales adecuadas, un futuro para un proyecto industrial que ofrezca empleo de calidad y la percepción de los salarios en la fechas pactadas.

«Queremos también manifestar nuestro reconocimiento a la Fundación Anclaje por su buen hacer en la resolución de este problema, originado por la nefasta gestión del CEO de Laboratorios Ovejero, Juan Pablo Ovejero», agregan los sindicatos.

Y por ultimo, ante la controversia creada por los distintos interesados en la adquisición de esta empresa, CCOO y UGT valoran «muy positivamente» el compromiso alcanzado entre el grupo Zendal y Centamune, que «da por finalizado el conflicto laboral, esperando que sea un proyecto de creación de empleo y valor añadido».

«No es menor nuestro reconocimiento al Grupo Labiana por su interés en la adquisición de esta factoría y en especial a su CEO, Manuel Ramos, que nos ha demostrado su seriedad y comportamiento en la salida de esta crisis», concluyen los sindicatos tras hacer público el acuerdo con Zendal.
Volver arriba
Newsletter