Publicidad
Recuerdos de las viejas bodegas hechos cultura

Recuerdos de las viejas bodegas hechos cultura

LNC VERANO IR

Presentación del festival Bajo Tierra este lunes en la Diputación de León. | L.N.C. Ampliar imagen Presentación del festival Bajo Tierra este lunes en la Diputación de León. | L.N.C.
Fulgencio Fernández | 03/08/2021 A A
Imprimir
Recuerdos de las viejas bodegas hechos cultura
Artes escénicas ‘Bajo Tierra, artes de lo mínimo’ es un singular festival que además de ofrecer diversos espectáculos recupera como escenarios antiguas bodegas e históricos negocios de Valderas y Gordoncillo
Benito Varela Humia llega a Valderas a mediados del siglo XIX, construyendo carreteras y puentes desde Galicia, como contratista de Obra Pública. Aquí, contrae matrimonio con Angela Domínguez. Adquiere el Palacio de Arias donde estableció su domicilio. Compra el molino de Requejo y levanta la fábrica de harinas La Estrella de Campos, conocida como Fábrica Varela... La casa se construyó en el año 1900. En el año 2000 se restaura manteniendo la estética original. Cuenta con una bodega, construida a cielo abierto a 9 metros de profundidad, sustentando los cimientos de la casa. La bodega está enmarcada en ladrillo macizo y piedra. Cuenta con nueve cubas de unos 12 mil litros de capacidad cada una.

La bodega Casa Arias (de más de 200 m2 y abovedada como si fuese una catedral), pertenece a una casa señorial palaciega del siglo XVIII. Los señores Arias eran una de las familias más influyentes e importantes de la época, ya que uno de sus miembros, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, fue conquistador de una parte de las Américas, aunque ya en el siglo XVIII se dedicaban a cuidar de sus tierras y a disfrutar del vino que almacenaban en esta bodega, capaz de albergar hasta 3500 cántaras de vino.

La tienda El baratillo de (1915) fue tienda, panera y fresquera. Antes de cerrarse el local funcionaba como tienda de ultramarinos en la que se podía encontrar casi cualquier cosa. Pero mucho antes de tener esta función, esta casa fue famosa por acoger el mejor bacalao al ajoarriero y poner de moda este plato tan típico sin el que no imaginamos Valderas. Se dice de este local, que tenía una barra muy larga con pequeños agujeros en los que se colocaban cazuelas con este plato que por aquel entonces tenía muy bajo precio. Los feriantes recogían su plato y se lo llevaban para comer mientras trabajaban.

Unos van movidos por los espectáculos  y otros para ver esos espacios recónditos de singular arquitecturaSon solo tres historias —hay más, bastantes más—de bodegas y viejos negocios de Valderas y Gordoncillo. Lugares vinculados a los recuerdos de otras épocas y formas de vida y, en muchos casos, a esos momentos tan agradables vinculados a encuentros, conversaciones y comidas. Con la filosofía de recuperar los lugares y los recuerdos, añadiendo además cultura, nació el proyecto ‘Bajo tierra, artes de lo mínimo’, que este año ofrece al menos 55 representaciones (de unos 15 minutos de duración y que se repiten cinco veces al día) y una conferencia, en tan solo tres días del fin de semana.

A esta edición, en la que se espera la asistencia de unas 1500 personas, acuden 9 artistas de distintas disciplinas, venidos desde Galicia, Madrid, Málaga, Burgos, Segovia, País Vasco y Léon; además en el proyecto trabaja un equipo de producción de más de 20 personas pertenecientes a los consistorios de Valderas y Gordoncillo y a la Asociación Centro Dramático Leonés. "Hemos programado una variedad de espectáculos de distintos géneros dentro de la familia de las artes escénicas y la música para dotar a la programación de un ritmo que suscite el interés del público", explicaron sus organizadores en rueda de prensa. La experiencia de la primera edición les dice que "unos acudieron movidos por los espectáculos programados, y otros a llamada de esos espacios recónditos, de una arquitectura escondida de las bodegas que se encuentran en viviendas y de antiguas tiendas comerciales que distribuían distintas mercancías, en muchos casos solariegas y que forman parte de la historia de Valderas y de Gordoncillo".

A los espectáculos se acude en pequeños grupos, de alrededor de quince personas los más numerosos, dependiendo de las características de los lugares que las acogen. Además este año ·hemos propuesto unas jornadas que expliquen la arquitectura vernácula donde se van a llevar a cabo las distintas representaciones artísticas, contaremos con el profesor de la Universidad de Valladolid José Luis Alonso Ponga. Las mismas tendrán lugar el día 7 de agosto, a las 12 de la mañana, en el salón de actos María de Las Hazas, en la sede del actual consistorio, el Seminario".
Volver arriba
Newsletter