Publicidad
Fernández: "Cada vez albergo menos esperanzas sobre la Mesa por el Futuro de León"

Fernández: "Cada vez albergo menos esperanzas sobre la Mesa por el Futuro de León"

ACTUALIDAD IR

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández. | SAÚL ARÉN
David Rubio | 23/05/2021 A A
Imprimir
Fernández: "Cada vez albergo menos esperanzas sobre la Mesa por el Futuro de León"
Política Entrevista al secretario general de Podemos en Castilla y León
El líder autonómico de Podemos, el leonés Pablo Fernández, repasa el panorama político después de las elecciones madrileñas y la situación de su partido tras la salida de Pablo Iglesias. Y en el ámbito de la provincia, se muestra más cercano a un referéndum sobre la autonomía que a la Mesa por el Futuro de León, en la que cada día tiene menos esperanzas despositadas.

– El resultado de las elecciones en la Comunidad de Madrid, planteado como una batalla de la ‘guerra’ nacional, obliga a hacer una reflexión a todos los partidos, pero quizá a Unidas Podemos más que a ninguno...
– Las elecciones a la Comunidad de Madrid han deparado unos resultados conocidos por todos en los que la izquierda no ha logrado el objetivo de llegar al poder, que era el que nos habíamos planteado no sólo nosotros sino todos los representantes del espectro de la izquierda. No huimos de esa decepción, y la mejor prueba de ellos es que Pablo Iglesias ha dejado la secretaría general a pesar de que hemos mejorado nuestros resultados, pero como no hemos logrado el objetivo estamos en la senda de fortalecer y ampliar el proyecto de Unidad Podemos, y en ese sentido este fin de semana estamos en Valencia presentado la candidatura de Ione Belarra, que marca el camino que tiene que seguir el partido.

– Más allá de su efecto dominó en la política nacional, ¿no cree que las elecciones de Madrid han sido la evidencia del hipercentralismo de este país?
– Es el ejemplo paradigmático del centralismo, que parecían una suerte de elecciones generales. Yo creo que todos tenemos que hacer esa reflexión, que es precisamente uno de los objetivos de Unidas Podemos: dar la importancia que se merecen a comunidades como Castilla y León que se quedan habitualmente silenciadas en el ámbito nacional. El centralismo es perjudicial y tenemos claro que el futuro de este país pasa por dar voz a otras comunidades, como es el caso de Castilla y León, y en eso es precisamente en lo que estamos trabajando.

– ¿No cree que faltó autocrítica en la despedida de Iglesias?
– Creo que en modo alguno. Insisto en que mejoramos nuestros resultados pero, como no llegamos al objetivo, Pablo decidió abandonar todos sus cargos y asumió sus partes de la culpa. EL PSOE perdió 13 diputados, nosotros ganamos 3 y eso tiene que llevar a una reflexión. Se ha dicho mucho que Podemos estaba en la política por los cargos, sobre todo Pablo Iglesias, al que se acusaba de acapararlos todos, así que por eso mismo creo que ahora es justo reconocer que nadie como él ha tenido la crítica ni la generosidad de dejar paso a los que vienen detrás. Creo que de la reflexión y la autocrítica de Unidas Podemos deberían tomar mucho otros partidos.

– ¿Cómo cree que puede afectar esto a Castilla y León, donde Ciudadanos forma parte del Gobierno junto el Partido Popular?
– Ciudadanos tiene toda la pinta de ser un cadáver político, no sólo por la derrota de Madrid sino también por la debacle de Cataluña, y en el caso de Castilla y León es de todos conocido que va a haber una desbanda tremenda de cargos hacia el PP, que les ha lanzado algo así como una OPA hostil. Eso se va a acelerar en los próximos meses aunque creo que el status quo no va cambiar, la gobernabilidad permanecerá hasta el final del mandato pero es evidente que los responsables de Ciudadanos van a estar más pendientes de su futuro, de sus cargos, de la importancia que van a tener cuando se pasen al PP, que del futuro de sus votantes. El ejemplo más claro es el de Francisco Igea, que cuando dice que «Ciudadanos se lo tendría que hacer mirar», a parte de que tiene razón, lo hace directamente en tercera persona. Probablemente de forma inconsciente, pero en tercera persona, como si no sólo no tuviera nada que ver con ese partido ni que nunca hubiera tenido nada que ver.

– ¿Qué futuro le augura a las mociones leonesistas que UPL ha dicho que se van a intensificar en los próximos meses hasta llegar a la Diputación?
– Pues lo que espero es que no se queden simplemente en agua de borrajas, porque la verdad es que esas mociones recogen el sentir mayoritario de la provincia, así que lo que esperamos es que sigan adelante, no sé si hasta llegar a la Diputación o a donde tengan que llegar. Desde Podemos hemos sido muy claros, hemos apoyado mociones donde tenemos representación y estamos a favor de un referéndum por el futuro de la región leonesa, lo hemos dicho en más de una ocasión y en ese sentido UPL nos va a tener a su lado.

– ¿Alberga alguna esperanza en la Mesa por el Futuro de León?
– Pues la verdad es que cada vez menos. Nació con muy buenas expectativas, con muy buenas intenciones, la verdad es que entiendo que la Mesa por León trabaje en el medio y el largo plazo para conseguir resultados que de verdad transformen esta provincia, pero la situación de León se ha deteriorado tanto que se necesita un plan de choque inminente, realidades concretas, proyectos inmediatos, algo tangible y menos hablar de lo que puede pasar en el futuro, y en ese sentido la Mesa por León se ha mostrado muy poco ágil, poco eficaz.

– Uno de los proyectos que los leoneses vemos de forma tangible es la Ciudad del Mayor, que nació en tiempos de Zapatero, que el PP y el PSOE no han puesto en marcha a pesar de que está construida y que ahora está en manos de uno de los ministerios que corresponden a Unidas Podemos dentro del Gobierno de coalición. ¿Cuándo tendremos buenas noticias?
– En muy breve espacio de tiempo. La Ciudad del Mayor es un proyecto que lleva muchos años retraso y que no el PP ni el PSOE han valorado como se merece, que lo han dejado aparcado en un cajón. Unidas Podemos le está dando rango preferente, para que sea un referente en materia de investigación no sólo en España sino en Europa, eso es lo que estamos trabajando con el Imserso y en muy corto plazo espero que pueda estar a pleno rendimiento. Será uno de los motores de desarrollo para la provincia de León.

– ¿Cuánto podría ser ese « breve plazo de tiempo»?
– Como sabes en política es muy complicado dar plazos, es un error que se ha repetido durante años, y más en nuestra provincia. Lo antes que podamos. Estamos en contacto permanente con el director del Imserso. Lo importante es lo que va a suponer en materia de investigación para la atención de nuestros mayores, e insisto en que va a ser referente no sólo en España sino también en Europa.

– Se cumplió la semana pasada el décimo aniversario del 15-M y, a tenor de los resultados de las últimas elecciones, parece que los partidos calificados de «emergentes» han dejado de serlo. ¿Cree que podemos volver al bipartidismo?
– Creo que hay muchos intereses de poderes económicos, mediáticos, fácticos… de volver al bipartisimo. Recuerdo cómo el presidente del Banco Sabadell decía que necesitaba un Podemos de derechas. El bipartidismo ha muerto. Y ha muerto definitivamente. El discurso del 15-M está más vigente que nunca, los acuerdos, el diálogo, tender puentes y buscar más lo que nos une que lo que nos separa. En el bipartidismo PP y PSOE se repartían el pastel y ahora mismo tenemos un gobierno de coalición que la gente va a saber valorar. Creo que el fin del bipartidismo es sano para la democracia, que promueve el diálogo y al final permite que sea más la gente que está representada en las instituciones.
Volver arriba
Newsletter