Publicidad
Fermín Cabal da voz a las víctimas anónimas de las dictaduras en 'Tejas Verdes'

Fermín Cabal da voz a las víctimas anónimas de las dictaduras en 'Tejas Verdes'

CULTURAS IR

Los componentes del Grupo de Teatro de la Universidad Pública de Navarra. | JESÚS CASO (DIARIO DE NAVARRA) Ampliar imagen Los componentes del Grupo de Teatro de la Universidad Pública de Navarra. | JESÚS CASO (DIARIO DE NAVARRA)
Joaquín Revuelta | 30/04/2021 A A
Imprimir
Fermín Cabal da voz a las víctimas anónimas de las dictaduras en 'Tejas Verdes'
Teatro La obra del dramaturgo leonés se representa este viernes en El Albéitar por el Grupo de Teatro de la Universidad Pública de Navarra
La V Muestra de Teatro Universitario regresa este viernes al escenario del Teatro El Albéitar con la actuación del Grupo de Teatro de la Universidad Pública de Navarra, que a partir de las 19:30 horas con entrada por invitación a recoger quince minutos antes de la representación pondrá en escena la obra del dramaturgo leonés Fermín Cabal ‘Tejas Verdes’, cuya dirección corre a cargo de Óscar Orzaiz.

El texto se inspira en testimonios sobre la represión y torturas ocurridas durante la dictadura del general chileno Augusto Pinochet. La obra, que arranca en 1998, narra las atrocidades a las que es sometida una mujer, de nombre Colorina, tras su ingreso en el centro de detención y tortura de prisioneros de la dictadura pinochetista llamado ‘Tejas Verdes’.

A través de los testimonios de una serie de personajes relacionados directa o indirectamente con la protagonista «se invita al espectador a viajar por los recuerdos más ásperos y vulnerables de los personajes, que no son más que las crudas consecuencias de cualquier dictadura», según se explica en el díptico de presentación de la obra que hoy se escenifica en León.

El propio Fermín Cabal apunta en las notas del programa de la representación que «los testimonios elegidos para la obra son muy variados, son voces anónimas, elegidas entre las miles de personas que han acudido a la red para desahogar su dolor, o dejar testimonio, y entre esas voces anónimas me he basado en parte en una muchacha, Colorina. La historia que aquí se cuenta no es exactamente la suya, pero he tomado su nombre. La muchacha desapareció en los primeros meses de la dictadura y su cuerpo no ha sido aún encontrado. Yo supongo que sus restos se habrán fundido con los de otras personas en alguna fosa común y que no se extrañará, si puede escucharme, de que también su memoria se vea ahora confundida con las de otras víctimas en la fosa común de la literatura».
Volver arriba
Newsletter