Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Feliz año

Feliz año

OPINIóN IR

31/12/2019 A A
Imprimir
Feliz año
Nace el día con el bostezo de la escarcha, con el olor a café y ‘frisuelus’ llega arrecido el ‘güelu’ envuelto en su capa, deseando tomar la parva que le caliente los adentros, arrugado y con una sonrisa en su párvula boca, espera esperanzado la llegada del 2020, que como año bisiesto piensa que va a ser el del despertar y del crecimiento.

Este es el deseo para este año, el despertar del pueblo se hace obligatorio, después de tantas décadas de desidia y maltrato institucional, es necesario el rugido de las ‘xentes’ que al grito unánime defienda nuestra cultura, nuestra identidad y esa manera muy nuestra de expresarnos, sin ser acusados por el castellanismo de pueblerinos y mal hablados, por el mero hecho de utilizar el léxico que oíamos felices a los ‘güelus’ en la cocina, mientras calentábamos los pies en el ‘fornu’ y aguantábamos el escozor de los sabañones.

El respeto y la educación siempre nos acompañan en nuestra cultura, al igual que sabemos tomar decisiones democráticas que para eso somos Cuna del Parlamentarismo y aún conservamos nuestros ‘xuntas’ vecinales como órganos de decisión comunitaria y cuando tocan a ‘conceyu’ el pueblo se une en hacendera. Somos sarcásticos, pero no nos burlamos de lo diferente, ni imponemos lo nuestro a aquellos que no piensan como nosotros, ni bloqueamos a nadie en Twitter porque piense diferente, como el señor Igea. Ser vicepresidente no es estar en la posesión de la verdad, aunque últimamente nos tenga acostumbrados a dedicarnos excelsas palabras desde su púlpito, sin derecho a la réplica, es como un caudillo solo aplaudido por sus estómagos agradecidos. Miedo nos debe dar su intención de ordenar el territorio, que entre otras cuestiones quiere solventar los problemas que genera el inframunicipalismo, queriendo sacar adelante la ley sin la mayoría cualificada, ¿cómo? cambiándola por otra que se ajuste más al deseo de su ego. Viva su Democracia. Feliz año y que el 2020 nos traiga la ilusión para recuperar lo perdido y lo deseado por el güelo y por nuestra Región.
Volver arriba
Newsletter