Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Fallece el pintor leonés Manuel Jular

CULTURASIR

Manuel Jular en una de sus exposiciones. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Manuel Jular en una de sus exposiciones. | MAURICIO PEÑA
Fulgencio Fernández | 28/01/2017 A A
Imprimir
Fallece el pintor leonés Manuel Jular
Obituario A punto de cumplir 78 años, Jular resulta un nombre imprescindible del arte, la cultura y la sociedad leonesa
Este sábado falleció en León, a punto de cumplir 78 años, el pintor Manolo Jular, un nombre imprescindible del arte, la cultura y la sociedad leonesa. Jular, un artista que siempre reivindicaba su autodidactismo pues llegó a la pintura por puro hobby, fue alumno de Demetrio Monteserín y después de hacer la mili en Palma de Mallorca –donde tuvo su primer encontronazo con el tristemente famoso Tribunal de Orden Público por hacer política en el Ejército- protagonizó con su amigo Alejandro Vargas la que fue la primera exposición de arte abstracto en León, en la Sala Provincia de la Diputación en 1961.

En 1974 protagonizó otra recordada anécdota al realizar el cartel de las fiestas de San Froilán en León, al pintar las alforjas del famoso burro del santo eremita con los colores de la bandera de la República, lo que provocó la retirada del cartel y el consiguiente revuelo. Tanto que un año más tarde ganó el Premio Provincia de Pintura y los jerarcas de la época se negaron a entregarle el galardón, salvo Emilio Hurtado, pues era conocida su larga militancia en “el partido” (PCE).

Vivió muchos años en Madrid trabajando como maquetista y diseñador gráfico de numerosas publicaciones clandestinas , tipo Mundo Obrero o Calviva, y de director de arte del potente grupo editorial Punto y Seguido, “donde conocí a un tal MacIntosh y con mi jubilación me subí al carro de la pintura digital, que el arte tiene mil camino y todos son válidos si se hacen bien”.

Regresó a León. Trabajó mucho, expuso, escuchó música, su gran pasión, paseó, tapeó y conversó. Le puso color a esta ciudad. Pero este sábado se fundió a negro y, dice Toño Morala, "lloran los colores".
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle