Publicidad
Fabián Appel: "El hombre ya no está en el centro de nada"

Fabián Appel: "El hombre ya no está en el centro de nada"

CULTURAS IR

El psicoanalista argentino Fabián Appel. Ampliar imagen El psicoanalista argentino Fabián Appel.
Fulgencio Fernández | 26/01/2018 A A
Imprimir
Fabián Appel: "El hombre ya no está en el centro de nada"
Psicología El psicoanalista argentino dirige este viernes la primera de las tertulias de una nueva edición del ciclo ‘Actualidad, pensamiento y psicoanálisis’ con una ponencia titulada ‘La subjetividad en una época incierta’
Fabián Appel Katz adelanta que en ponencia de esta tarde (19,00 horas, en el salón de actos del Ayuntamiento) trataré de hacer «una cierta relación entre el sujeto el sujeto contemporáneo y el sujeto freudiano, el del inconsciente, pero no como lo planteó en su momento Freud sino contemplando los imperativos que hoy tiene la vida cotidiana, que condicionan al sujeto a estar bastante desabonado de sí mismo, para cumplir los imperativos sociales que aparecen».

Si ocurre algo en economía culpan al mercado, que pasa a ser el sujeto frente al sujeto real, el hombre Plantea Appel que fue Freud el primero en hablar de estos vínculos sociales al plantear que «la conciencia moral ya es renuncia en función de los logros que el discurso vigente propone o impone, como ocurre en este caso, que no hace falta una imposición violenta, con tanques en la calle, sino en el nivel ideológico capturando al sujeto, haciéndolo actuar como si el sujeto sólo fuera un instrumento del discurso vigente». Por ello, Fabián Appel planteará hoy que «ya no estamos en el humanismo de hace un siglo y el hombre ya no está en el centro de nada para ser un elemento de un conjunto que funciona sin sujeto. Una evidencia de ello es, por ejemplo, que cuando  pasa algo en la economía —la bolsa, el dólar...—  inmediatamente te dicen, cuando preguntas por los motivos, que la causa es el mercado. Y a los sujetos reales, nosotros, los desplaza el mercado, que pasa a ser el sujeto. Se humaniza el capital y se subjetiviza a la gente y se nos acusa de vivir por encima de nuestras posibilidades, se nos convierte en culpables y, por lo tanto, debemos pagar la culpa olvidando que fue su discurso el que nos prometía la felicidad en el gaste, consuma...».

Y por otro lado analizará Appel como el discurso social actual  «no está puesto en términos políticos ideológicos sino en lo que Foucault llamó la biopolítica, que lo que hace es moldear cuestiones económicas pero también la mentalidad de la gente. Yasí, después de hacerte culpable y que te lo creas, te van a decir cómo vas a hacer tu vida: en qué tienes que gastar, a quién amar e, incluso, tu sexualidad, hasta eso, y en las revistas tradicionales nos dicen cómo ser el mejor amante del mundo... el mundo de los libros de auto-ayuda. En definitiva, es un discurso que tiene que ver con  el control de la población, a la que envían mensajes paranoicos pues de un lado te dicen que sigas el ritmo del mundo... pero, ¡cuidado con quien vas!».
Volver arriba
Newsletter