Excelente decisión

Excelente decisión

OPINIóN IR

18/02/2021 A A
Imprimir
Excelente decisión
La familia real española ha decidido que su hija, la Princesa Leonor, curse el bachillerato durante los dos próximos años en Reino Unido, en el Atlantic College de Gales. La Casa Real ha hecho oficial este anuncio la semana pasada una vez que su hija ha culminado todo el proceso de selección. El campus del Atlantic College está situado en la costa sur de Gales, cerca de Cardiff, en el castillo de St Donat’s del siglo XII, un edificio singular con grandes salones, en un entorno tranquilo y campestre con enormes patios y jardines que nos traen el recuerdo del joven aprendiz de magia ‘Harry Potter’. Pero lo realmente seductor y fascinante del Atlantic College es que fue el fundador de la institución educativa ‘UWC’, cuyas siglas corresponden a ‘Colegios del Mundo Unido’ y se definen como un «movimiento educativo global» que considera que la educación es una «fuerza para unir a las personas, las naciones y las culturas por la paz y un futuro sostenible». Según su página web, cuentan con 18 colegios colocados en lo más alto del ranking mundial y cada uno se convierte en una pequeña comunidad internacional en la que jóvenes de todo el mundo tienen la oportunidad de convivir y estudiar juntos. En su colegio la princesa Leonor podrá convivir con jóvenes de hasta 80 nacionalidades. El núcleo de los valores de ‘UWC’ está en la «convicción de que la educación puede unir a jóvenes de todas las procedencias partiendo de aspectos humanos comunes para implicarse en la posibilidad de un cambio social a través de la acción audaz, el ejemplo personal y el liderazgo abnegado». «Les preparan para ser líderes», esto explica que por el Atlantic College hayan pasado varias princesas como Elisabeth, heredera al trono de Bélgica, o Raiyah bint Hussein, hija del rey Hussein y de la reina Noor de Jordania.

La vida académica de los colegios ‘UWC’ se basa en el Programa del Diploma del Bachillerato Internacional. El IB recibe este apellido porque forma personas con «mentalidad internacional» que contribuyan a crear un mundo mejor y más pacífico. Es un programa educativo riguroso y equilibrado que constituye una excelente preparación para la universidad y para la vida y está reconocido en todo el mundo por su alto nivel académico. Cuenta con una nueva metodología en la que los propios estudiantes sean los protagonistas de su aprendizaje. Se exige un perfil de alumnos con mentalidad abierta, indagadores, solidarios, pensadores, equilibrados, audaces, buenos comunicadores, reflexivos e íntegros. En sus cincuenta años de vida este IB ha revolucionado la educación universal y la española también. Ya se imparte en la mayoría de colegios de élite privados y se pretende que en cada provincia haya, al menos, un centro público IB. En León lo tenemos desde hace diez años en el IES Lancia. Es el mismo programa para todo el mundo. Los alumnos de cuarto de ESO que comiencen el próximo curso el Bachillerato Internacional en el ‘Lancia’ tendrán en la primera quincena de mayo de 2023 los mismos exámenes finales que la Princesa Leonor: las mismas preguntas, a la misma hora en todo el hemisferio norte y con los mismos criterios de corrección. Por supuesto, los exámenes llegarán a los correctores sin nombre o nacionalidad. Imposible saber qué profesores calificarán a Leonor o a un alumno del Lancia. El programa académico se desarrolla a lo largo de dos cursos y son sólo seis asignaturas: dos de Lengua, la materna y otra, una de letras (normalmente Historia), una de ciencias (la más común es Biología), Matemáticas a diferentes niveles y una asignatura más dependiendo de los intereses universitarios del alumno (Química, Física, Economía, etc.). Además, es obligatorio cursar tres materias troncales: Teoría de Conocimiento como un curso interdisciplinario, la Monografía como una investigación y el CAS, como indican las siglas: Creatividad (teatro, música o arte), Acción (deportes) y Servicios de generosidad a la comunidad. Estos niños son unos privilegiados de la sociedad y tienen que devolver algo a esa misma sociedad.

No es fácil conseguir una plaza en el Atlantic College de Gales. Son muchos los requisitos y los ‘codazos’ para entrar. La Princesa Leonor ha pasado por un proceso de selección muy riguroso y de forma anónima como cada candidato. Prueba escrita de cultura general, entrevista personal, test psicológico, exposición del proyecto o debate en grupo. Según la prensa, la futura reina superó las pruebas con un resultado excelente. ¡Nuestra enhorabuena!

Tuve la mala suerte de enterarme de la noticia mientras veía la emisión de ‘La hora de la 1’ en la primera de televisión española. De repente, bajo la foto de la Princesa Leonor, podíamos ver sobreimpresionado un rótulo con esta frase; «Leonor se va de España, como su abuelo». Hace falta tener ‘mala baba’ y ‘muy mala leche’ para burlarse y mofarse ante toda España comparando la salida del rey emérito con la de su nieta, una niña aún, que no merece semejante humillación. Si piensan menoscabar de este modo a la institución monárquica, se equivocan y lo único que logran es perder credibilidad. Es verdad que en este momento la diana está puesta en la monarquía española, pero esta vez ‘se han pasado’ y fue tan vergonzoso el espectáculo que tuvo que saltar a la palestra la mismísima directora de RTVE, Rosa María Mateo, para «lamentar profundamente el grave error».

La decisión de que la Princesa de Asturias termine la enseñanza preuniversitaria fuera de España tiene el precedente de su padre que también se fue a Canadá para hacer el Curso de Orientación Universitaria en el Lakefield College School. Estoy seguro de que para nuestros reyes sería más cómodo y menos doloroso que estudiase en un colegio madrileño. También esto daría pie a comentarios y críticas. Somos muchos, yo diría que una mayoría, los que agradecemos y aplaudimos a la Casa Real por sacrificarse para conseguir la mejor formación de la futura reina. Y también, ¿por qué no? Para que Leonor vuelva a España con un excelente dominio y acento en lengua inglesa. Presumiremos de ello como lo hemos hecho con su padre. Doña Leticia y don Felipe, sin lugar a dudas y por muchas razones, ustedes han tomado una ‘excelente decisión’.
Volver arriba

Newsletter