Publicidad
Miércoles, 30 de septiembre de 2020 Logo
Buscar en la web
Mostrar menú Cerrar menú
"Esto es un Infierno"

"Esto es un Infierno"

CULTURAS IR

Mundi, Raimundo Alonso, en plena faena , en medio de tunos, paseantes, cofrades de Genarín... El Infierno siempre estaba preparado para la batalla. Ampliar imagen Mundi, Raimundo Alonso, en plena faena , en medio de tunos, paseantes, cofrades de Genarín... El Infierno siempre estaba preparado para la batalla.
Fulgencio Fernández | 31/05/2020 A A
Imprimir
"Esto es un Infierno"
La historia de la semana A Mundi le cuesta mucho articular palabra, pide tiempo. Desde que se supo que cerraba su histórico bar, El Infierno, el teléfono arde y este buen paisano de Viego no puede contener la emoción
Todo apunta a que la noticia del cierre de nuevos bares va a ser habitual. Y en una sociedad de vinos y tapas como la leonesa es una noticia triste siempre, pero más cuando bajan la trapa los que se suelen llamar «los clásicos» de nuestra hostelería, porque con el bar se van además unos paisanos que han formado parte de la vida social como pocos.

Esta semana ha sido terrible en ese sentido. Dos grandes clásicos, además vinculados al Húmedo, el corazón del sector, anuncian su adiós: El Infierno y El Begoña. Bien es cierto que el segundo viene algo más amortiguado pues Fernando sigue en el Begoña II, sigue el nombre y buscan quien les alquile el actual Begoña.

Pero lo de El Infierno, como decía aquel Rambo de la tele, «esto es un infierno», sobre todo para Mundi y Carmen, quienes lo abrieron en 1973 y están pasando unos días realmente duros. Mundi apenas articula más palabra que «dame tiempo para ver si lo asumo porque es muy duro». No imaginaba la repercusión que iba a tener su anuncio de cierre y tampoco que su «modesto local» supusiera «tanto para tanta gente».

Se ha ido cerca de su Viego natal, con su gente, pero los tiempos que corren tampoco le ayudan mucho a este paisano que saltó de la mili —donde un teniente le regaló el nombre en broma y Mundi lo tomó en serio—al bar y ya en ‘el fregao’ buscó un rato para casarse con Carmen e ir a Gijón, como corresponde a la época.

- El famoso hostelero Raimundo Alonso —Mundi el de El Infierno, el bar más antiguo del Húmedo—cesa en su actividad empresarial; bromea su hermano Paco, tratando de poner humor a la situación.

Pero Mundi no está para bromas.
Volver arriba
Newsletter