Publicidad
"Están haciendo una política de meter la mano en el bolsillo de los ponferradinos"

"Están haciendo una política de meter la mano en el bolsillo de los ponferradinos"

EL BIERZO IR

Carlos Fernández presentado una propuesta para La Llanada en el registro de Ponferrada. Ampliar imagen Carlos Fernández presentado una propuesta para La Llanada en el registro de Ponferrada.
Mar Iglesias | 01/05/2022 A A
Imprimir
"Están haciendo una política de meter la mano en el bolsillo de los ponferradinos"
entrevista Carlos Fernández, candidato a presidir la Junta Local del PP en Ponferrada y cabeza de la pedanía de Santo Tomás de las Ollas
Nació en política perdiendo elecciones. Durante dos mandatos en los que gobernaba Ismael Álvarez (PP) y en los que él apoyó su trabajo, no consiguió alzarse con la cabeza de la pedanía de Santo Tomás de las Ollas que pretendía. Pero a la tercera fue la vencida y, ahora, a sus 61 años, van ya cinco mandatos estando al frente «supongo que por las cosas se están haciendo bien, porque si no los vecinos no me darían su respaldo», dice. En ese tiempo, casi 20 años, asegura que Santo Tomás es otro. Ha crecido industrialmente pero también en servicios con un centro cívico, un parque, con la adecuación de sus entradas…pero sobre todo considera que ha crecido como un sitio con tirón para vivir y para trabajar con un polígono industrial que nació en los años 60 desde el Montearenas y que hoy es uno de los pocos que sigue marcando la pauta de crecimiento. Por eso pide que se mire para él como lo que es, un polo de empleo en tiempos de crisis. Lo hace dando un paso más «por la ciudad», dice, presentarse a la presidencia de la Junta Local del PP, que durante dos años ha estado en manos de una gestora. La candidatura que representa está avalada por la provincial que subraya que es una apuesta de «unidad y consenso», algo que el candidato también nota.

-¿Por qué ha decidido dar un paso adelante ahora para encabezar la junta local de Ponferrada del PP?
-Siempre he sido un militante activo del partido. Llevo 31 años afiliado a él y he trabajado con distintos líderes. Empecé cuando estaba al frente Ismael Álvarez y seguí con Carlos López Riesco. En 2010 me tocó ser concejal por la dimisión de otros. Después Gloria Fernández apostó por mi también, en un mandato que recuerdo como doloroso…y ahora estoy apoyando a Marco Morala. He dado este paso como militante activo y porque quiero mucho a mi ciudad. Creo que debemos recuperar este Ayuntamiento al que no están beneficiando las políticas actuales. Los jóvenes se van, los polígonos industriales que desarrolló los desarrolló el PP y desde entonces no se ha vuelto a hacer nada para generar empleo. Sabemos cómo hacerlo, pero vemos que los que gobiernan ahora no reaccionan. Cada vez hay menos empleo. Tienen una política económica de tierra quemada, de despilfarro, como comprar un aparcamiento que nos deja hipotecados o tener 7 millones en el cajón y sacar un crédito de tres que se adjudica al banco que más caro lo da. Están haciendo una política de meter la mano en el bolsillo de los ciudadanos. Y encima mienten incluso con la tasa de la basura que se cobra dos veces.

-¿Cuál es la situación del PP en Ponferrada?
-La Junta Local estaba en manos de una gestora con poca actividad. Ahora hay que ponerla en marcha. Estoy haciendo un equipo, como en el fútbol, con veteranos y gente nueva, con ganas e ilusión. Y lo estoy consiguiendo para volver a los tiempos de Ismael.

-¿Cómo se ha encontrado la situación después de las desavenencias internas conocidas y cómo está la relación con la provincial, que también tiene nueva cabeza con Javier Santiago?
-Se estaba desarrollando un buen trabajo con Marco Morala. Se habían creado diversas comisiones, una de medio rural, que llevaba yo, otra de cultura. Se estaba trabajando con la gente de Ponferrada, pero vinieron las elecciones provinciales y tuvimos que pararlo, luego las autonómicas y después los problemas con Casado. Todo se paró y aquella gestión también. Pero ahora voy a retomar todo eso, volviendo a esas comisiones y creando más, como una destinada a los mayores y otra a los jóvenes.

-¿Ya sabe cuántas y cuáles va a haber como estructura interna?
-Va a haber de todo. Queremos contactar con la gente, sobre todo queremos atraer al voto joven que sabemos que siempre ha sido más complicado para nosotros. Pero me estoy encontrando mucho apoyo. De hecho, en la junta local se nombra presidente y secretario y entre uno y 13 vocales. Hice una lista con 16 posibles, pensando que algunos dirían que no y me encontré que todos dijeron que sí.

-¿Eso quiere decir que había ganas de recuperar la fuerza del PP o que hay ganas de acabar con el actual gobierno?
-Hay ganas, pero la gente también quiere acabar con la desidia de los que están gobernando. Creo que la gente tiene ganas de hacer cosas por esta ciudad porque ven que año tras año va a menos. Pero eso no nos pasa solo a los militantes del PP, a todo el mundo le preocupa. Este gobierno no está dando soluciones. Cada vez hay menos empleo, hay más tasas. La gente está cabreada y quiere darle una vuelta.
El PP sabe hacerlo, lo hizo con Ismael y con Carlos, se dio un vuelco a Ponferrada.

-¿Cómo calificaría el momento actual que vive el partido?
-Ahora me encuentro a un Feijoó que es un balón de oxígeno importante para recuperar a la gente que se fue e incluso votó a Vox o a los que estaban a disgusto con Casado. Ahora están volviendo, porque piensan que hay un líder que tiene los pies en el suelo. Dentro del partido hay diferencias entre las llamadas familias, pero me estoy encontrando con que están contentos. Me dicen «contigo al fin del mundo». Creo que hemos aprendido que con la unidad somos más fuertes.

-¿Qué es lo primero que va a hacer cuando coja los mandos de la Local?
-Tenemos que ganarnos la confianza de los ciudadanos para volver a gobernar. Debemos tener mucha calle y hablar mucho con el ciudadano, que sea él quien nos cuente sus problemas, aunque los sabemos. Les preocupa la ciudad, la falta de mantenimiento, los impuestos, pero también las pequeñas cosas, las que son de cada vecino. Y esas también las queremos escuchar y trasmitirlas.
Volver arriba
Newsletter