Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Estampida de los agricultores en el sorteo de fincas de la Dehesa

Estampida de los agricultores en el sorteo de fincas de la Dehesa

ACTUALIDAD IR

El sorteo de parcelas se celebró a pesar de que los agricultores presentes abandonaron la sala. | T. GIGANTO Ampliar imagen El sorteo de parcelas se celebró a pesar de que los agricultores presentes abandonaron la sala. | T. GIGANTO
Teresa Giganto | 05/02/2015 A A
Imprimir
Estampida de los agricultores en el sorteo de fincas de la Dehesa
Valderas Unos 70 agricultores han solicitado la explotación de las parcelas. Finalmente la rifa se ejecutó por la alcaldesa y la secretaria de la localidad y sin público
El salón de plenos de Valderas era este miércoles un hervidero de gente alrededor del mediodía. Los agricultores se habían acercado hasta él para participar en el sorteo del arrendamiento de las fincas de la Dehesa Trasconejos. A pesar del frío de la calle, y del propio del Ayuntamiento, donde la calefacción brilla por su ausencia por la falta de dinero para llenar el depósito, el ambiente no tardó en caldearse. Tan solo hizo falta que la alcaldesa, Silvia Blanco, comenzase a explicar el procedimiento del sorteo a los interesados y la necesidad de realizarlo de esa manera por haber sido aprobada previamente en una sesión plenaria. Tras la algarabía y el desacuerdo de los presentes, el salón quedó vacío y el sorteo se llevó a cabo de la mano de la secretaria y la alcaldesa.

El Consistorio había recibido en total 70 solicitudes para llevar a cabo la explotación agrícola de las parcelas. Entre ellos deberían repartirse 66 parcelas que suman un total de 791 hectáreas. No todas ellas son de aprovechamiento agrícola puesto que en determinadas zonas es inviable el cultivo por haber encinas. El pliego de condiciones contemplaba dos requisitos indispensables para acceder a ellas: estar empadronado en Valderas y estar al corriente de pago con el Ayuntamiento. La falta de cumplimiento de estos aspectos dejó fuera de juego a varias personas, aunque "se revisarán las deudas para que no haya ningún error", comentó Silvia Blanco.

Las 791 hectáreas objeto del sorteo se distribuyen en 66 parcelas, de las cuales no todas se pueden cultivar por las encinas Las medidas contempladas en el pliego han resultado no ser del agrado de los agricultores de la localidad, que han visto con recelo que desde el equipo de gobierno hayan propuesto previamente la concesión administrativa de los terrenos por 50 o 75 años o que el precio por hectárea para que sean ellos mismos quienes las cultiven haya pasado de los 40 a los 60 euros.

"En el pleno anterior dije que se podían hacer reformas en el pliego de condiciones y nadie dijo nada", comentó la alcaldesa, "esto no es solo responsabilidad mía". Así respondía Silvia Blanco ante la propuesta de los agricultores de buscar otra solución y poder ser ellos quienes arrienden la Dehesa completa. La falta de consenso entre ambas partes acabó zanjándose con un gran revuelo que dejó la sala vacía. Entre las voces, alguna más alta que otra, hubo quien afirmó que el sorteo se suspendía "porque lo quería el pueblo". Pero lo cierto es que, aún sin público, el sorteo se llevó a cabo. 2Simplemente cumplo con lo que se ha aprobado en pleno", zanjó Blanco.

Ahora el Ayuntamiento notificará a quienes les haya tocado una finca para que puedan comenzar a explotarla tras hacer el pago de la primera anualidad. Habrá que esperar a ver cuál es entonces su reacción y ver qué soluciones se toman ante la inminente llegada de resoluciones judiciales que apremian el pago de las deudas.
Volver arriba
Newsletter