Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Está permitido soñar

Está permitido soñar

OPINIóN IR

10/11/2016 A A
Imprimir
Está permitido soñar
En el primer tercio de la competición varias son las certezas sobre la Cultural. A bote pronto y comparando las dos etapas de opulencia económica del club, no vale con ser adinerado sino que , además, es necesario saber detrás de lo que uno anda. Aspire se ha implicado, ha invertido y ha fichado buenos jugadores, muy buenos para la idea a aplicar. El fútbol, para la gente del fútbol.

Hace años que la Cultural persigue un objetivo en base a una filosofía, discutida por su riesgo, pero sumamente atractiva si se tocan las teclas adecuadas. Lo ejemplifica como pocos Rubén de la Barrera., estudioso, metódico, moderno, ambicioso…Es el gran fichaje de los últimos lustros. Su idea ha cautivado a una ciudad futbolísticamente anquilosada, a una afición manifiestamente apegada a una máxima: el resultado. ¿Y si al triunfo le añadimos una dosis de espectáculo?. La consecuencia es el mejor equipo que uno recuerda por estos lares. Busquen, comparen y si encuentran algo mejor…Los méritos del entrenador abarcan más allá del juego trenzado, combinativo y veloz, del movimiento en un tablero en el que, a pesar del desorden aparente, las fichas se mueven en perfecta armonía. Suyas son ocurrencias como la conversión de Iván González en un central de enjundia, la apuesta por un portero novel que luce con los pies y con las manos, o dar rienda suelta al fenómeno Gallar, un alma libre que no entiende de corsés… Han pasado las jornadas suficientes para aseverar que el título de campeón es el reto. Es posible lograrlo. Hay plantilla y hay mercado a la vuelta de la esquina.

Quítense los complejos y miren al frente. Dejen de preocuparse por un vecino que aún busca su identidad, no piensen que algo malo viene después. Este equipo de los récords ya no es casualidad. Y si el destino es otro, tengan muy claro que han sido testigos de una Cultural única, que les emocionó, que volvió a llenar el estadio, que les divirtió, que venció, que goleó…Un equipo que, en definitiva, les hizo soñar.
Volver arriba
Newsletter