Publicidad
Escuela +hogar, ¿tan difícil es?

Escuela +hogar, ¿tan difícil es?

OPINIóN IR

06/07/2021 A A
Imprimir
Escuela +hogar, ¿tan difícil es?
El matrimonio Escuela y Hogar es casi un paso natural en una relación que se acomoda al dedo como la alianza. Porque docencia y familia siempre han caminado de la mano sin esconderse, orgullosos de ser uno secuencia obligada uno del otro. Los maestros se apoyan en las casas para dar continuidad a lo que intentan tatuar desde las aulas, y , todos a una, crean un equipo perfecto para construir argumentos de futuro. Unir ambos fue un concepto administrativo y es difícil no entenderlo. Escuela y casa en un mismo recinto como bastón de los núcleos que necesitan ese apoyo. Y también parece lógico como silogismo griego que la educación y la familia, si se separan en dos áreas institucionales distintas, están destinadas a encontrarse. Pero, no. Familia deja sola a Educación cuando el camino es polémico. La Junta se escuda en esa cartera para justifica el cierre de la única Escuela Hogar de la provincia, la de Ponferrada. Pocos alumnos, escasos docentes, todo en el mismo vaso dibuja una cruz sobre un servicio que lleva tres décadas solucionando la papeleta a familias «vulnerables». Uy, que el calificativo se me escapa solo, pero Familia no reconoce que sea así. Más que Hogar, ve la Escuela para lavarse las manos en un tema tan carente de sensibilidad que enciende la rabia. No son niños que dirigir a un orfanato, eso aclara la Junta, como queriendo explicarse a sí misma un concepto que de claro se les nubla. Escuela y Hogar, Educación y Servicios Sociales, dar clases y dar cama ¿Cuál es el binomio que no comprenden? Comienza el juego de pasar la pelota mientras el candado se enquista en la puerta de un centro que tenía sentido por sí mismo y como amparo institucional, haciendo que la administración tuviera realmente sentido. Es precisamente aquí, señores de corbata, donde está la línea roja. Alguien debe repintarla, por la humanidad que se nos presume y también para justificar la nómina.
Volver arriba
Newsletter