Publicidad
"Es el cuadro el que me lleva por un camino o por otro"

"Es el cuadro el que me lleva por un camino o por otro"

LNC CULTURAS IR

Luis Fernández Hebrero en la galería de arte Alemi, donde regresa con una selección de sus últimos trabajos. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Luis Fernández Hebrero en la galería de arte Alemi, donde regresa con una selección de sus últimos trabajos. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 18/09/2021 A A
Imprimir
"Es el cuadro el que me lleva por un camino o por otro"
Arte Luis Fernández Hebrero regresa a la galería de arte Alemi con una exposición donde el color y las diferentes formas se conjugan para plasmar un paisaje o un bodegón
Contemplar una exposición de Luis Fernández Hebrero es introducirse en su mundo extraordinario, donde el color y las formas diferentes se conjugan para plasmar un paisaje, un bodegón o cualquier imagen que pueda provenir de la imaginación del autor.

Luis Fernández Hebrero funciona creando series, unas series que no tienen fin porque se encuentran permanentemente abiertas y según nos ha contado: «esta exposición es un compendio de mis temas, de mis series que nunca acabo, porque siempre están abiertas y he recuperado unos temas de hace tiempo, que no tocaba, pero con la visión de ahora que es un poco diferente a la de entonces». Sus cuadros reflejan aspectos de la Naturaleza en los que no entra la figura humana. No se encontrarán retratos ni paisajes con figura en esta exposición, más bien temas naturales en los que las formas del paisaje, de las flores en el campo o en los jarrones, los árboles, incluso la maleza o las casas apenas perfiladas, pero bien visibles en el conjunto del paisaje, se muestran como una maravilla que emociona al que las contempla como previamente han emocionado a su autor.

Como nos ha dicho, su modo de realizar las series ha cambiado con la vida y con el tiempo, y en estos tiempos que todos hemos vivido es momento de analizar lo que ha significado la pandemia para el artista y él comenta: «Me ha hecho mirar un poco para atrás, repasar, ordenar mi fichero, mis fotos. He tenido más tiempo y me ha hecho volver sobre cosas que tenía, no olvidadas, pero sí aparcadas y me ha hecho retomar temas que siempre me han gustado, pero con una visión más novedosa, más suelta, más sintética. También con el tiempo he ido cambiando mi paleta y he ido metiendo colores más vivos, menos grises... eso es lo que he ido modificando últimamente».

Sus cuadros reflejan este cambio, aunque no haya sido radical sino paulatino, ya que en su anterior exposición en esta misma sala ‘Trazos y emociones’ ya traía ese cambio de su mirada y de su paleta.

Los temas que expone, el paisaje y los bodegones, no son de una importancia vital para él, dice estar comenzando a trabajar con la figura humana aunque aún no ha sacado nada, pero como dice: «sigo recreándome en el paisaje, aunque al tema cada vez le doy menos importancia, porque cualquier tema me puede ser válido para lo que quiero expresar. Un conjunto sencillo de cuatro árboles te da pie a sacar toda la gama de colores, de texturas y la expresividad que deseo imprimir en mi obra. De hecho comienzo el cuadro con un esbozo, con una foto e incluso del natural y al final acabo olvidándome del tema. Es el cuadro el que me lleva por un camino o por otro y me da igual que se reconozca que no se reconozca, no hago retratos de paisajes. Al que va a ver el cuadro le da igual». Ciertamente lo importante para él es la impronta del cuadro, lo que quiere transmitir a los espectadores y son ellos los que se emocionan ante una Naturaleza que les llega al alma.

Para conseguir esos efectos el autor utiliza la espátula como uno de sus elementos básicos para pintar y afirma sobre ello: «siempre le ha dado mucha importancia a la espátula porque me ayuda a crear esos efectos plásticos que tanto me gustan, rebañar un poco la paleta con la espátula en varios tonos y de repente das un toque muy espontáneo, creas texturas y golpes de luz y de color». Eso se puede contemplar perfectamente en sus cuadros, sobre todo en los paisajes, aunque también en los extraordinarios bodegones donde las flores se realzan sobre sus jarrones o vasijas.

Siempre ha tenido por parte de los leoneses una acogida extraordinaria y dice: «me encanta venir aquí porque me tratan muy bien en la galería, que aunque es pequeña se ve muy bien la obra, tiene muy buena luz, una situación inmejorable, entra mucha gente lo que permite que se vea la pintura y que se disfrute, y quien lo desee y le guste, bien coleccionista o amante del arte, que la compre».

Entre sus proyectos más inmediatos está retomar las exposiciones, sobre todo en el ámbito internacional y para ello realizará una exposición en el Algarve portugués. Luis Fernández Hebrero es un autor con una gran proyección artística en muchos países que aún se encuentran con dificultades y restricciones causadas por la pandemia y sería bueno retomar el contacto a nivel internacional. La exposición de Alemi es un avance en la recuperación de la actividad cultural y expositiva y el público leonés es muy dado a conocer las novedades que presentan los autores consagrados.

Esta exposición estará colgada en las paredes de la galería de arte Alemi, ubicada en la plaza de San Marcelo, hasta el próximo día 15 de octubre.
Volver arriba
Newsletter