Publicidad
¿Eres empleado público?

¿Eres empleado público?

OPINIóN IR

05/03/2021 A A
Imprimir
¿Eres empleado público?
Una entidad financiera de las que más presencia tiene en el mercado en la provincia de León formula esta pregunta en su simulador de hipotecas de su página web. No es una pregunta más en una retahíla de ellas, es una pregunta fundamental dentro de las pocas que se hacen, como la edad, importe de la nómina, ingresos del segundo titular, y otras referentes al inmueble. El ser empleado público es una garantía para el banco de que el hipotecado no va a perder su empleo y por lo tanto va a seguir atendiendo las cuotas de amortización, por eso estos ciudadanos gozan de ventajas a la hora de comprar una vivienda con respecto a otros que corren el riesgo de quedarse sin su trabajo. Nada que objetar a que un funcionario público tenga ventajas por el hecho de serlo, pero no me dirán que no resulta un tanto llamativo que te lo pregunte el banco cuando entras por su puerta, y lo realmente preocupante es cómo se trata a la mayoría de españoles que por voluntad o por circunstancias de la vida no tenemos nuestro puesto de trabajo blindado. Deben de ser estas cosas las que hacen que en España la mayoría de los universitarios aspiren a un puesto de funcionario, que nuestros jóvenes opositen masivamente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado sin que ello le venga por vocación, y que los que somos padres le apuntemos el camino de las oposiciones a nuestros hijos como lo hicieron con nosotros. Vale que los funcionarios no siempre son los mejor pagados, sobre todo en tiempos de bonanza económica –que dicho sea de paso son periodos cortos–, pero la sociedad de hoy valora incluso más que el dinero otras cuestiones como la disponibilidad de tiempo, la elección del puesto, las prebendas de la antigüedad, y sobre todo esa de que nadie te va a echar aunque te pillen robando. Y como todo esto va a seguir así, porque nada indica que vaya a haber cambios en nuestro sistema socio económico, no estaría mal que el banco, algún día, premie a quién más trabaja, arriesga y emprende, aunque no tenga nómina, aunque no sea un funcionario.
Volver arriba
Newsletter