Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Entre ‘fatos’ anda el juego

Entre ‘fatos’ anda el juego

OPINIóN IR

13/01/2020 A A
Imprimir
Entre ‘fatos’ anda el juego
Eres más ‘fato’ que la perra del Tío Ambrosio, la decía su madre al cronista, cuando, travestido por sus hermanas mayores, que «iban a coser donde Pepa» se presentaba en la pasarela de la cocina. Lo utilizaban como modelo en sus veleidades creativas. Y andando el tiempo, a aquellas hermanas debió su sotana primera, con 10 años cumplidos. Por eso, ya mayor, y algo aficionado a las letras, busca el significado exacto de aquella palabra ‘fato’ y se encuentra con que en cada lugar se le aplica uno algo diferente. Tampoco María Moliner le saca de dudas, pues propone varias interpretaciones según la región, casi todas relacionadas con los malos olores. Lo que, sin duda, su madre le quería decir se parece más al ‘mequetrefe’ el ‘fato’ en Asturias. Desde luego tenía que ver mucho con fatuidad y eso todos los lectores saben lo que significa.

Es el primer calificativo que se ha venido a mientes al escuchar las primeras declaraciones en caliente de algunos dirigentes de AP y del PSOE a propósito de la proclama del Ayuntamiento de León en pro de la separación de León de la comunidad autonómica de Castilla. Son más ‘fatos’ que la perra faldera del tío Ambrosio que se ponía a hacer ‘morisquetas’ para llamar la atención de su amo cada vez que este quería presumir de domador de leones.

Especialmente el alcalde socialista de Valladolid, tenía que ser él precisamente, cuando declara: «León pide autonomía porque no son capaces de arreglar sus problemas». Y aparece el niño travestido de ideólogo de la moda en medio de la cocina para epatar. «Ahí le has ‘dao’», le dicen sus ‘empoderados’ compañeros del poder a sueldo, unos con la boca grande y otros con la boca pequeña. Pero, sus palabras han venido a cargar de razón, por si tenían poca, a quienes ponen el dedo en la llaga, señalando que uno de los más graves inconvenientes es precisamente la cerrazón por parte de los mandamases de la Junta, de uno y otro signo, a la hora de considerar las propuestas que llegan desde el viejo reino, en un insoportable, trágico, y culposo declive.

Pero, el colmo de la ‘fatuidad’ es cuando los ‘Ambrosios’ que proponen las morisquetas son precisamente prohombres leoneses. Leoneses que consienten que nuestra tierra sea tragada por la desolación y el abandono. Esos sí que son más ‘fatos’ que la perra del Tío Ambrosio. Aunque en ese caso su fatuidad tal vez provenga de lo fatídico. Y, en ese caso, nunca tendremos manos amigas que nos construyan un hábito para enfrentarnos al negro porvenir que nos espera.
Volver arriba
Newsletter