Publicidad
Entre dos castillos

Entre dos castillos

LNC CULTURAS IR

Interior del castillo de Sarracín. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen Interior del castillo de Sarracín. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 29/10/2021 A A
Imprimir
Entre dos castillos
La ruta de la semana Ruta desde Balboa a Ambasmestas y Vega de Valcarce, subiendo al castillo de Sarracín
La comarca que se visita en esta ruta se encuentra en las cuencas de los ríos Balboa y Valcarce y los valles que descienden a ellos, cuyos ayuntamientos y asociaciones afines se encargan de cuidar y mantener las rutas que discurren por el entorno, que coincide con los Ancares leoneses, muy ligados a los lucenses, ya que realizan actividades conjuntas como la «Ruta de los tres castillos» entre los que se encuentran los dos que se van a visitar en esta ocasión. Tanto el de Balboa como el de Sarracín han sido restaurados recientemente, aunque siguen siendo necesarias nuevas restauraciones porque los presupuestos no cubren el total de la obra que sería necesaria para ponerlos en valor totalmente, lo que sí se ha hecho es salvarlos de la ruina.

El domingo 10  de octubre se realizó la «2ª ruta de los tres castillos», organizada por la ANPA del CPI de Cervantes, Patrimonio dos Ancares y el Ayuntamiento de Balboa. En 2019 caminaron entre los castillos de Doiras (Cervantes) y Balboa (Bierzo). Este año fue entre Balboa y Vega de Valcarce, con cerca de un centenar de personas que participaron en ella.

Por la tarde, en la Casa de las Gentes de Balboa, se habló de las fortalezas de Balboa y Sarracín. El profesor José Ignacio González Ramos habló sobre la ‘Historia medieval del Bierzo y Poniente de Balboa’, y el arquitecto encargado de las obras de rehabilitación de estas dos fortalezas, Fidel Ramón Pérez, habló sobre el origen de los castillos de Balboa y Sarracín.

Es importante reconocer la labor de investigación y arqueológica realizada en estos lugares y el interés con que es acogida por parte de los grupos de la zona y por sus habitantes, pues las charlas y otras actividades han interesado a una buena cantidad de personas que han particupado en ellas activamente.

La ruta es lineal, por lo que conviene tener prevista la vuelta a Balboa. Parte del recorrido se ha realizado en una ruta anterior en mayo del presente año, aunque por un camino diferente y solamente coincide la bajada del castillo con la que aquí se plantea.

La  ruta comienza en la Palloza de Balboa, desde donde se sale por la carretera de Cantejeira y cuando ésta hace una fuerte curva a la izquierda se toma un camino con antiguo asfalto donde se encuentra el cartel de la ruta, que va en dirección Sur paralelo al río Balboa y bajo la fortaleza de esta localidad. Poco después se continúa por un camino a la derecha dando una amplia vuelta para cruzar el Regueiro da Fervencia, y seguir en subidas y bajadas a través de un bosque de robles, tomando siempre los desvíos a la derecha para ir paralelos al río, sin ascender demasiado.

Pasado un buen tramo se puede ver a la derecha, mas allá del arroyo, la edificación del Hotel Ancares de Balboa, un edificio grande en un entorno idílico de bosques y praderas, cerca del río y con un amplio espacio a su alrededor. Continuando por el camino que ha sido recientemente desbrozado se sube y se baja de nuevo para cruzar la reguera de Cabrillas que casi llega hasta el río.

El camino desemboca en la carretera frente a la localidad de Quintela, y andando un breve trecho de bajada por carretera asfaltada se llega a la altura del molino del Agüita, recientemente restaurado y donde hay que ir hacia la izquierda por un camino que sube y sube entre robles y algún que otro abedul, pasando bajo la línea de alta tensión y cruzando varias regueras, entre ellas la de Fontela, el Gallero, que baja desde la localidad de Villafeile,  la de Foncarón, la de Rozas, y siempre en continuas subidas y bajadas no demasiado pronunciadas, hasta que en un momento determinado un cartel impide el paso y es necesario seguir por una senda a la izquierda que está marcada y desbrozada que sube por la loma entre escobas y robles jóvenes, para llegar en lo alto  a un camino por el que se desciende y ya se va a seguir hasta Ambasmestas, entre sotos de castaños muy bien cuidados y las tierras de labor de la localidad adonde se llega viendo un molino abandonado y el cartel de la ruta, para salir a continuación a la carretera y tras un breve recorrido al stop a la Nacional VI, donde se gira a la derecha, se andan unos metros por esa carretera y pasada la iglesia se va hacia la izquierda por una calle, cruzando el puente sobre el río Valcarce y poco después se sigue a  la derecha por el antiguo camino de los peregrinos, al lado de la línea de alta tensión y cerca del río. Más tarde se pasa al lado de los restos de una cantera donde hay una estructura metálica semicircular, continuando después para pasar junto a los pilares de la autovía que se encuentra muchos metros más arriba. Al final se llega a Vega de Valcarce, donde se va hasta el ayuntamiento, y se sigue calle arriba en dirección suroeste hasta el desvío del castillo. Se toma el camino, que al principio hace alguna revuelta, para subir la empinada cuesta que lleva a Sarracín, una fortaleza recientemente restaurada,  que se puede visitar, porque tiene unas vistas excelentes de todo el valle hacia Piedrafita y los confines de Galicia y tras haber visitado el castillo se vuelve a Vega de Valcarce por el mismo camino y allí finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter