Publicidad
Enfermeros y médicas

Enfermeros y médicas

OPINIóN IR

12/05/2020 A A
Imprimir
Enfermeros y médicas
Efemérides del Día de la Enfermería, 12 de mayo y lo celebran en lucha, metidos en EPIs de todo a cien, con mascarillas que requieren dos padrenuestros antes de sacarlas al ruedo por si su efectividad baja de cero, pantallas que los makers se han vuelto locos por donarles…y en el equipo no es indispensable el sujetador para ellos. Porque pese a que hasta el Colegio de Enfermería costee inserciones en la radio en las que habla de la necesidad del trabajo de ‘las enfermeras’, así, a pecho descubierto y sin agachar la cabeza ni una micra, yo certifico y me quemo la mano para constatarlo, que los enfermeros también existen, no son una entelequia ni una sobredimensión de la profesión para hacer rabiar al lenguaje sexista. Existen. Mi hermano pequeño lo es desde hace más de diez años y nadie se ha atrevido a llamarle Fran, la enfermera, en el desempeño de su función, tal vez por miedo a que pinche con saña. Entiendo que en el diccionario de las patadas ortográficas y consuetudinarias podamos errar, pero defenderlo, incluso desde el propio colectivo sectorial al que se le paga por pertenecer…o tal vez la cuña encargada por el órgano colegial hace referencia solo a ellas y haya un segundo colegio para ellos. Y puede que suceda lo mismo con la médica que cuida mi salud y a la que agradezco, que ahora borre el reloj de su muñeca con la misma goma con la que intenta eliminar las cifras de fallecidos en medio de la locura inédita que vivimos. Mireia es médica, aunque su puerta no lo sepa aún Ella trabaja con un enfermero que no tiene problemas con su cartel, aunque su colegio solo se acuerde de sus compañeras. Puede que no sea el momento de acentuar la necesidad de llamar a las cosas por su nombre, o tal vez, en esa parte de aplausos que reservamos a diario, funcionaría como homenaje usar esa nomenclatura cierta. No se trata de sonrojar a nadie. Es solo decir lo que cada uno es. Y Fran es enfermero, y Mireia médica.
Volver arriba

Newsletter