Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

"Encontré al jazz y el jazz me encontró a mí"

"Encontré al jazz y el jazz me encontró a mí"

CULTURAS IR

El bajista gaditano Ismael Alcina estará hoy en la plaza de Cerezales del Condado presentando su nuevo disco. | LNC Ampliar imagen El bajista gaditano Ismael Alcina estará hoy en la plaza de Cerezales del Condado presentando su nuevo disco. | LNC
Emilio I. Castellanos | 13/08/2016 A A
Imprimir
"Encontré al jazz y el jazz me encontró a mí"
Música El bajista gaditano Ismael Alcina visita este sábado el festival de jazz de Cerezales del Condado (22:00 horas) para presentar su primer disco en solitario, ‘Bass Life’
Nada tienen que ver Lya, David de María, Rojas, India Martinez, Alba Molina o Lidia Guevara, entre otros, con el jazz. Sin embargo, la colaboración que ha mantenido con ellos a lo largo de los últimos años ha proporcionado al gaditano Ismael Alcina suficiente experiencia para encarar la grabación de su primer proyecto discográfico propio, ‘Bass Life’, donde el maridaje íntimo entre jazz y otras texturas sonoras constituye su principal seña de identidad. "No me gustan las etiquetas y por ello estoy deseando que la gente me diga a qué le suena el disco. Desde luego, es un poco ecléctico, con algo de flamenco, armonías más densas, más jazzeras, y paisajes más pop, más suaves...", asegura Alcina.

‘Bass Life’ fue registrado en septiembre del año pasado y Alcina, bajista eléctrico, contó con la colaboración del pianista y teclista Adri González, el gran guitarrista Enric Peinado y el baterista y percusionista Antonio Torres Vega (a los que se añadieron ocasionalmente un cuarteto de cuerda, Epi Pacheco al cajón y el guitarrista Jordi Bastida), los mismos músicos que este sábado (a las 22:00 horas en la plaza Principal), le acompañarán en el concierto que ofrecerá en el marco del Jazz Festival, un evento organizado por la Fundación Cerezales Antonino y Cinia en la localidad del Condado, un pueblo que él ya conoce tras formar parte del elenco que flanqueó al cantaor y saxofonista gaditano Antonio Lizana a su paso por tierras leonesas.

«El músico, por encima de cualquier estilo, es siempre músico», dice Alcina, que no pone barreras a otros estilosEl flamenco y la música de raíz ("me enseñaron muchas cosas y me dieron muchos recursos"), mecieron su infancia y bajo su amparo fue inyectándose una vocación que con el paso del tiempo ha acabado deviniendo en profesión. "La música no tiene límites. Estaremos hasta el final aprendiendo". Fue autodidacta de chaval. Luego, su necesidad de aprendizaje le condujo primero a la Universidad de Cádiz y posteriormente a la Escuela Superior de Música de Cataluña donde se sometió al tutelaje de nombres tan reputados como Gary Willis, uno de sus grandes referentes y unas de las razones que motivaron su traslado a Barcelona (ciudad donde está ahora mismo afincado), y Mario Rossy. "Mi primera escuela fueron, sin duda, el flamenco y el folklore. Luego, el jazz surgiría como una herramienta muy potente en mi formación. El jazz ha sido un medio para mí. Encontré al jazz y el jazz me encontró a mí".

El pop y el rock han alimentado su bagaje musical a lo largo de la última década. "Siempre fueron referentes para mí, desde pequeño, los músicos acompañantes. La versatilidad es siempre un punto a favor para el músico. Todo lo que me han dado el pop, el rock, el flamenco..., asoma en el disco. El músico, por encima de cualquier estilo, es siempre músico".

Los temas son como mis niños y aún les tengo mucho cariño. Cuando crezcan ya les soltaré...La idea de ‘Bass Life’ brotó en Alcina tras concluir sus estudios en la ESMUC. Algunas de las melodías que articulaban su proyecto fin de carrera hoy han acabado prendidas en un disco que, hasta su registro, fue desperezándose sobre el escenario. "El directo permite que los temas se forjen y tomen forma". Todos los temas llevan la firma de Alcina, uno de ellos inspirado en obras de Falla, y en su caracterización definitiva han resultado imprescindibles los demás músicos. "Ellos aportan mucho a la idea que yo tengo. Su forma de tocar es crucial para este proyecto". Para el disco, que hubo de acudir al micromecenazgo para garantizar su financiación, el artista andaluz echó mano de sus primeras composiciones. "Estas ocho canciones resumen el sonido y la atmósfera que quería transmitir. Realmente, es lo que me ha salido. Ahí están mi persona, mis experiencias... Por eso, el disco ni posee etiquetas ni pone barreras a otras músicas. Era lo que quería hacer".

‘Bass Life’, además, propone un concepto muy eléctrico, "algo que buscaba intencionadamente y que tiene que ver con el denominado jazz-fusión", de ahí la presencia de instrumentos como la guitarra y el bajo eléctricos o el fender rhodes. Ismael Alcina, con el disco ya a la venta, inicia ahora una ronda de visitas por los escenarios para compartirlo con el público. "Estoy deseando hacerlo. Quiero tocarlo mucho. Los temas son como mis niños y aún les tengo mucho cariño. Cuando crezcan ya les soltaré...".
Volver arriba
Newsletter