Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Encarnación Campesino: "La cuerda es algo que lo mismo te libera que te ata"

CULTURASIR

Pablo Martínez, Encarnación Campesino y Juan Carlos Uriarte, este miércoles en el Camarote Madrid. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Pablo Martínez, Encarnación Campesino y Juan Carlos Uriarte, este miércoles en el Camarote Madrid. | MAURICIO PEÑA
Joaquín Revuelta | 10/05/2018 A A
Imprimir
Encarnación Campesino: "La cuerda es algo que lo mismo te libera que te ata"
Arte La artista expone desde este miércoles en el Camarote Madrid dos obras que ponen de manifiesto su dominio del dibujo y su fijación por el color azul y las cuerdas como elementos simbólicos
Catedrática de Dibujo en el IES Juan del Enzina, actualmente jubilada, y miembro del colectivo de artistas Nosotras, Encarnación Campesino expone desde este miércoles en el Camarote Madrid dos obras que ponen de manifiesto su dominio absoluto del dibujo y cierta fijación por el color azul y las cuerdas como elementos cargados de simbolismo. ‘No me toquen el género’ es el título de uno de los cuadros en los que pueden verse unas manos de mujer que pretenden atarse un corpiño. «Formo parte del grupo Nosotras, que cada dos años exponemos en El Albéitar. Solemos escoger una frase que cada una interpreta como quiere. En mi caso ‘No me toquen el género’ me recordó un viaje de estudios que hice a Berlín con alumnos y en una salida nocturna vi a una chica guapísima que encima de la ropa llevaba un corpiño, que es lo que las prostitutas de allí portan como distintivo», destaca la artista leonesa, que también presenta una segunda pieza, titulada ‘El estratega’, en la que pretende simbolizar la complejidad de la vida. «Estamos enredados en una madeja, que es la vida misma, y el personaje está pensando qué estrategia seguir para salir de esta situación», sostiene Encarnación Campesino, que siempre se ha movido en la figuración y con una cierta tendencia al surrealismo y al azul como tonalidad cromática, que la artista justifica por el hecho de que en el mundo tierra «hay poco espacio para el azul».

Con relación a su fijación por las cuerdas, Campesino es de la opinión de que sin ellas el mundo no hubiera avanzado. «Cómo movían antiguamente los objetos, a base de cuerdas. Además, la cuerda es algo que lo mismo te libera que te ata», concluye.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle