Publicidad
En Villamanín no engañan en el peso

En Villamanín no engañan en el peso

CULTURAS IR

Algunas básculas que Cuni tiene en el Súper de Villamanín. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Algunas básculas que Cuni tiene en el Súper de Villamanín. | MAURICIO PEÑA
Fulgencio Fernández | 02/02/2020 A A
Imprimir
En Villamanín no engañan en el peso
LNC Domingo El Súper de Cuni muestra en su estantería más alta una preciosa colección de 50 básculas de todo tipo y utilidad, desde una de farmacia a otra de pesar azafrán, compradas en varios países unas y llenas de recuerdos de la comarca otras
El segundo de los ‘museos’ de la Tercia está a muy pocos kilómetros del de las arenas de playa, está en el Súper de Villamanín, el de Cuni, que es precisamente su dueño. «No empecé hace mucho, hará ocho o diez años, pero es cierto que hay épocas que me da muy fuerte, lo cojo con muchas ganas y voy sumando básculas»; que le han llegado de varios países —Alemania, Inglaterra, Francia y, por supuesto, España— y de usos muy diferentes: «Las tengo de precisión de laboratorios y farmacia, de joyeros, de tiendas de abastos, por supuesto, y ésa que llama tanto la atención de pesar el azafrán, pues como era un producto tan caro tenía que ser muy precisa. Su origen es muy curioso pues procede del arzobispado de Zaragoza, del siglo XVIII, y guarda todos los sellos que se utilizaban con lacre».

Fue precisamente esta báscula la más cara, 500 euros de 2017; pero Cuni a las que tiene más cariño es la primera que compró —una Verkel blanca— y a otra que le llegó de una histórica tienda de Villamanín. «No puedes dejar de valorar que la de Casa Valentín habrá pesado tantas cosas a las gentes del pueblo, de nuestras familias, es especial, claro».

Cuni se ha ido haciendo con las 50 básculas comprando a particulares, acudiendo  a mercadillos y anticuarios o por Internet. «Al principio era más fácil pues no tenía de nada, ahora ya tiene que ser algo especial, que no tenga, como la báscula de almacén, que la tengo en el almacén, como corresponde, y que era de un comercio de León que pesaba bacalao».

- Con tanta báscula, ¿no podrás engañar en el peso?
- ¿A ti qué te parece?
Volver arriba
Newsletter