Publicidad
En una tómbola

En una tómbola

OPINIóN IR

13/01/2020 A A
Imprimir
En una tómbola
A muchos de los que nacimos desde mediados de los ochenta hacia delante ya poca gracia o incluso ninguna nos hacían las tómbolas en las ferias. Casi me atrevería a decir que ni las ferias en sí tenían la mitad de atractivo que para la generación anterior a la nuestra, esa gente que hoy tiene cincuenta y las consideraba todo un acontecimiento y una visita obligada en las fiestas del pueblo.

Supongo que fuera entonces cuando al mismo tiempo que se generalizaba la presencia de las tómbolas con las fórmulas de intentar conseguir premio más inverosímiles fue también cuando se popularizó el dicho de que a no sé quién «le dieron el carné de conducir en una tómbola». Porque el pobre hombre –o la desventurada mujer– no tenían la habilidad al volante que se presupone a un conductor capacitado para ello.

Me acordé de la anécdota del carné de conducir en una tómbola que habrá oído o dicho mil veces cuando hace un par de días me encuentro con un anuncio que ofrece a los leoneses un máster de periodismo cien por cien subvencionado. Y lo pagan, presuntamente, los que no tienen reparos en titular que apareció un burro sobrevolando la Calle Ancha ni se acobardan para publicar un enigmático y preocupante «si tomas esto te pasará esto y ganarás dinero».

Claro, que lo más preocupante son los tres mil elementos que van como Miuras a embestir el enlace los primeros, no vaya a ser que se queden sin saber cómo era un burro volando por el centro de León o no puedan conocer la presunta receta de la felicidad. Un máster de periodismo… gratis y para cualquiera que se lo crea, haga clic allí y se apunte. Luego llegan los disgustos, pero tenemos lo que merecemos.

Conseguir el supuesto máster de periodismo o de lo que sea, que seguro que hay estudios de todo tipo, en una tómbola virtual de estas después presumir de ello viene a ser como el que fue al puticlub y al día siguiente en el bar del pueblo se jacta de haber ligado con una chavala treinta años más joven que él, fácil y que está de muy buen ver. Perdóneme el sarcasmo y el retintín pero si tenía algún interés por estos cursos creo que le haya quedado claro.
Volver arriba
Newsletter