Publicidad
En Truchas "la paciencia se agota por falta de personal sanitario"

En Truchas "la paciencia se agota por falta de personal sanitario"

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
T.G. | 15/03/2021 A A
Imprimir
En Truchas "la paciencia se agota por falta de personal sanitario"
Sanidad El Ayuntamiento y las juntas vecinales lamentan que no se han cubierto dos plazas de médicos vacantes desde octubre y el consecuente "deterioro" de la asistencia
Dos gatos echan la siesta a las puertas del Centro de Salud de Truchas mientras aprovechan los últimos rayos de sol antes de que este se escape por entre los montes más cercanos al pueblo. El sueño lo interrumpe un paciente que llega en coche, probablemente desde uno de los pueblos de la zona que tienen a Truchas como referencia a la hora de recibir asistencia médica. Uno de los gatos, con mal despertar, bufa y enseña los dientes como lo hacen los vecinos del municipio en un cartel colgado de las barandillas del edificio: «El Ayuntamiento y las juntas vecinales del municipio de Truchas siempre con la sanidad pública rural». Detrás de estas palabras hay un malestar generalizado en la zona con el servicio médico que aseguran han visto «mermado» desde octubre de 2020 con dos puestos de médicos que no se han cubierto. «De cinco médicos pasamos a tener tres con el deterioro de la calidad del servicio que eso supone. No recibimos ninguna solución y la paciencia se nos está acabando por la falta del personal sanitario suficiente para atendar a nuestra población», lamenta el alcalde del municipio Francisco Simón.

La zona básica de salud de La Cabrera está formada por tres municipios (Castrillo de Cabrera, Encinedo y Truchas) dentro de los cuales hay casi una treintena de localidades y alrededor de un millar de tarjetas sanitarias. «No somos muchos, eso ya lo sabemos, pero es que en los despachos deberían tener en cuenta otras circunstancias a la hora de repartir los recursos porque aquí de una punta de la zona básica de salud a la otra hay una hora de viaje. Si a la dispersión geográfica le sumamos la escasez de personal... Mal vamos», explica un vecino del municipio.

El regidor Francisco Simón hace hincapié en la unión del Consistorio con las juntas vecinales para intentar revertir esta situación. «Los presidentes de las juntas vecinales son los transmisores de muchas de las quejas de los vecinos de las distintas pedanías que conforman nuestro municipio y todos ellos están de acuerdo en que la Sanidad en La Cabrera nunca había estado tan mal como ahora», incide Simón que espera una pronta solución. «De lo contrario, no descartamos movilizarnos y llegar protestando a donde sea necesario porque no podemos consentir durante más tiempo esta escasez de médicos en la zona. Nos dan igual los partidos políticos, vamos a estar unidos en esto y no escatimaremos en recursos para que nos escuchen», asegura el regidor.

Tanto él como varios vecinos aseguran que la falta de personal sanitario ha llevado a situaciones «lamentables» como el haber tenido el Centro de Salud «durante cuatro horas sin médicos». También denuncian que hace ya un año que el Ayuntamiento y la Junta Vecinal acondicionaron el consultorio médico de Corporales, la localidad con más tarjetas sanitarias del municipio de Truchas, «y no se ha utilizado nunca». «Antes iba el médico dos días a la semana, ahora nada», protestan.

Sin médico en La Baña 

Cerca de Truchas, en La Baña, los lamentos se repiten y la paciencia también se nota al límite al charlar con algunos vecinos. «Estamos abandonados», afirma una vecina de La Baña «harta» del «caos sanitario» que padecen en los últimos meses. «Llevamos sin consulta presencial del médico en La Baña desde antes de Navidad», denuncia. «Esto no se puede soportar más y en Sanidad tienen que entender que no pueden relegarnos a una atención sanitaria telefónica porque se dan situaciones en las que hay que ver al paciente», afirma. «Antes teníamos médico en el consultorio todos los días y ahora ninguno, ¿es esto normal?», expone la vecina de este municipio de unos 700 habitantes.

Los vecinos de La Cabrera denuncian que los médicos que se encuentran de guardia los fines de semana después tienen que descansar «como es normal» pero que esta situación provoca que «después durante la semana estemos sin servicio de Atención Primaria». «No podemos consentir que desde la Junta de Castilla y León nos sigan tratando como ciudadanos de segunda mientras los políticos hablan de erradicar la despoblación», sostienen en una comarca que clama por conseguir un remedio para «la mala salud» de la asistencia médica en la zona «cuanto antes». «O hay soluciones o nos movilizaremos, todo lo que haga falta menos seguir viendo cómo nos restan derechos».
Volver arriba
Newsletter