Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

En León, mejor que conduzcan ellas

ACTUALIDADIR

La conductores españoles entre los 18 y los 35 años suspenden con una puntuación media de 2,99 sobre 10. | L.N.C. Ampliar imagen La conductores españoles entre los 18 y los 35 años suspenden con una puntuación media de 2,99 sobre 10. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 09/11/2018 A A
Imprimir
En León, mejor que conduzcan ellas
Sociedad Un estudio nacional de aseguradoras coloca a los jóvenes leoneses entre los más imprudentes al volante y asegura que las mujeres sacan mejor nota en la conducción
En León, ellas conducen mejor que ellos. Al menos eso asegura el ‘III Informe sobre la juventud al volante: Por qué es necesario ser prudente’, elaborado por Estamos Seguros. De todas formas, tanto hombres como mujeres suspenden en las notas por accidentes graves con las que se califica a los conductores entre 18 y 35 años de cada provincia en este estudio nacional.

Los jóvenes leoneses se sitúan entre los peores españoles al volante, según este informe elaborado a partir de los datos de 2017 de la Estadística de Seguros de Automóviles (ESA). Concretamente, en el puesto 41 solo mejorando las calificaciones de Granada, Cádiz, Las Palmas, Sevilla, Málaga, Pontevedra, Almería, Cantabria y Murcia. Es decir, León también es la provincia que peor conduce de la comunidad autónoma.

La nota media de León en accidentes graves que hay daños corporales es de 2,58 sobre 10. Según los datos de Estamos Seguros, únicamente los jóvenes de cinco provincias españolas aprueban. Los sorianos (6,45) son los más seguros al volante, en un ranking en el que también aprueban segovianos y abulenses.

La peor nota de la comunidad


Los conductores leoneses entre 18 y 35 años se encuentran así por debajo de la media nacional, situada en 2,99 puntos. La provincia es así la única de toda la comunidad que no supera la calificación del conjunto de España.

La nota leonesa queda prácticamente un punto por debajo de las calificaciones de vallisoletanos y salmantinos. Al margen de los aprobados de Soria, Segovia y Ávila, las provincias de Palencia, Zamora y Burgos se sitúan por encima del cuatro sobre diez.

En conducción urbana, las jóvenes leonesas obtienen una calificación de 7,66 por el 6,55 de los hombres. Las pocas provincias españolas que tienen conductores menos seguros al volante que León se sitúan, en gran medida, en la zona sur peninsular. Algunas zonas andaluzas, como Sevilla o Cádiz, ni siquiera llegan a los dos puntos.

En las notas por accidentes graves, las mujeres de la provincia obtienen un 2,65 por el 2,54 de los hombres. Según este informe de la juventud al volante, las leonesas son ligeramente más prudentes que los leoneses.

León colabora así a desmontar el mito de que las mujeres tienen más peligro en la carretera que los hombres. Algo que queda de manifiesto en este estudio puesto que existe prácticamente un empate técnico entre ambos sexos en el conjunto de España. No obstante, la nota media nacional de los hombres jóvenes sigue estando por encima de la de las mujeres. Un 3,02 para ellos, por un 2,94 para ellas.

Las tablas también se mantienen en el número de provincias. Las jóvenes obtienen mejor calificación en 23 provincias, entre las que se encuentra León, mientras que los chicos ganan en 24. En Castilla y León, solamente leonesas y burgalesas serían más prudentes en la carretera que los chicos entre 18 y 35 años.

Aprobados en golpes de chapa


Si el análisis se lleva a los daños materiales, es decir considerando los siniestros en los que no hay lesiones físicas que lamentar, las notas son más elevadas. Tanto las de ellos como las de ellas. De hecho, los jóvenes de todos los territorios aprueban como conductores cuando sólo se toman en consideración los golpes de chapa.

Un dato que no ha sido así en años anteriores. En las dos ediciones previas de este estudio nacional se observaban menores notas en daños materiales que en corporales. Esto se debe a dos factores, la mejora de la conducción de los jóvenes y el empeoramiento en la conducción por parte de los adultos mayores de 35 años.

En accidentes leves, los jóvenes leoneses rozan el notable con un 6,95. En este apartado la provincia sí supera la media nacional de 6,22. Los jóvenes de Huesca con un 8,71 son que salen mejor parados, mientras que los madrileños y su 5,35 se sitúan a la cola. En el ámbito autonómico de accidentes leves, León sale mejor parado que en el caso de los siniestros en los que los jóvenes tuvieron que sufrir daños personales. Aún así, la provincia se sitúa en séptimo lugar solo por encima de Valladolid y Burgos.

La nota media al volante de los jóvenes de la provincia es una de las más bajas de todo el país: 2,58 sobre 10. La brecha de género se dilata más en el caso de la conducción urbana, de la cual es indicativa los accidentes leves. Las jóvenes leonesas obtienen un notable 7,66 por el 6,55 de los hombres. Más de un punto de diferencia.

En la circulación urbana si que no se plantean dudas: las mujeres jóvenes son más seguras al volante. Según este informe, elaborado a partir de los datos que manejan las aseguradoras, ellas conducen mejor en ciudad que los chicos jóvenes en absolutamente todas las provincias españolas.

Huesca es, con diferencia, la provincia que sale mejor parada en esta clasificación . En especial, el estudio refleja que las oscenses conducen de forma sobresaliente con una calificación de 9,72.

La experiencia es un grado


A partir de los datos de ESA se ha recurrido a una metodología en la que se diferencian los accidentes en función de su gravedad. De esta forma, se han considerado graves aquellos siniestros donde hubo algún herido o fallecido. Mientras los leves son todos aquellos siniestros en los que solo se produjeron daños en el coche o motocicleta, es decir, los producidos sobre todo en ciudades.

El informe muestra con claridad cómo la probabilidad de tener un percance va descendiendo conforme se gana experiencia. Mientras que un joven con solo un año de carnet tiene cuatro veces más posibilidades de tener un accidente de tráfico grave que un conductor experimentado, esta diferencia baja a 1,8 veces al alcanzar la década en el asfalto. Existe así, una correlación entre experiencia y seguridad. Otro fenómeno que demuestra este estudio es que, cuando se analizan los vehículos involucrados en colisiones, los de dos ruedas tienden a sufrir más accidentes graves.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle