Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
En la Semana Santa de Córdoba

En la Semana Santa de Córdoba

SEMANA SANTA IR

La banda, con cornetas, tambores y varios instrumentos de viento, tiene un repertorio selecto y muy amplio. Ampliar imagen La banda, con cornetas, tambores y varios instrumentos de viento, tiene un repertorio selecto y muy amplio.
Francisco A. Marqués | 18/04/2019 A A
Imprimir
En la Semana Santa de Córdoba
Semana Santa La Pasión de León ha estado "dignamente representada" en la ciudad andaluza por la banda del Santo Cristo de la Victoria
La banda del Santo Cristo de la Victoria constituye un conjunto de cornetas, tambores y varios instrumentos de viento. Se fundó en 1994 con el objeto de ser autónoma y no dependiente de ninguna cofradía.
Tiene un repertorio selecto y muy amplio. Incluye composiciones para cabalgatas y pasacalles.

Participó en la película ‘Estirpe de Tritones’ que la dirigió el leonés Julio Suárez.
En el libro ‘Pentagrama de Pasión’ de José Ramón Muñoz Berros, sevillano, que pone de relieve su personalidad y la forma en que interpreta el sentir de la Semana Santa.
Dos miembros de la Banda son los creadores de varias composiciones. Nicolás Turienzo es el autor de composiciones para el Despojado de Jaén, La Pasión de Linares, Cigarreras o Tres Caídas de Triana.

Alejandro del Álamo es el autor de interpretaciones para el Amarrado de Ávila, Padre Nuestro de Palencia, la Coronación de Espinas de Córdoba.
Como leonés, amante de la Semana Santa de León, y en general de todos las manifestaciones y procesiones que se realizan en esta época del año, he sentido una emoción especial presenciando una acontecimiento religioso de gran calado en la ciudad de Córdoba, sintiendo el pellizco sentimental de mi tierra leonesa dignamente representada por esta banda de calidad reconocida.

Este Lunes Santo de 2019, salió la procesión sobre las 18:45 horas, llegando a la carrera oficial y su paso por la Mezquita de la Catedral a las 19 horas. Su salida de la Parroquia de San Nicolás de la Villa constituye algo singular por la dificultad que entraña la configuración de la portada y de la especial disposición de las calles, dejando en lugar preminente la destreza de los cofrades al manejar los respectivos pasos de la Sentencia y el Palio de la Virgen, la forma de mover los pasos con el ritmo que le marcan los compases de la música de las respectivas bandas.

El fervor de la gente agolpada a lo largo del recorrido y especialmente en la puerta de salida de la iglesia constituye una experiencia que se renueva cada año y manifiesta por qué la Semana Santa en todos los lugares y, especialmente, en este caso en Córdoba representa algo inigualable.

La procesión, como todas las procesiones cordobesas, más tarde entra en la carrera oficial y penetra en el marco incomparable de la Catedral Mezquita.

La iglesia de San Nicolás de la Villa tiene una estructura gótico-mudéjar de planta casi cuadrada, tres naves sin crucero. La portada principal es obra de Hernán Ruiz II, del siglo XV Y XVI signo renacentista y manierista. La torre se construyó en la época de los RR. Católicos sobre un alminar islámico sufriendo transformaciones. En ella reside la Hermandad de la Sentencia.

Consta la procesión de dos pasos. El trono de la Sentencia representa el momento en que Jesús es escoltado por un soldado romano y Barrabás por otro soldado, mientras Pilatos recibe la sentencia del Sanedrín sin que surta efecto la intercesión de la esposa del Gobernador romano Claudia. La talla es de Juan Martínez Cerrillo de 1945 y las figuras acompañantes son de Miguel Ángel González Jurado en 1990.

El paso de Palio representa a María Santísima de Gracia y Amparo, es anónima pero atribuida al círculo de Alonso Gómez de Sandoval. No se conoce la fecha en que se realizó, pero en un pergamino encontrado en el interior de la imagen existe la fecha de restauración, datada en el año 1771.

Las bandas intervinientes fueron la del Santo Cristo de la Victoria de León que abría la procesión y la banda de Nuestra Señora del Águila de Alcalá de Guadaira (Sevilla).
La banda leonesa goza de gran prestigio en los círculos de la Semana Santa cordobesa que se caracteriza por su seriedad, organización y valiosas tallas.

La presencia del público cordobés y visitante en número importante se alía con la configuración del recorrido por calles estrechas y de mucha historia se suma al ambiente de respeto y admiración, además de la fe personal de cada uno y todo ello hace que este acontecimiento religioso goce de una especial significación siendo Córdoba un punto de referencia a considerar en el enfoque de la Semana Santa andaluza y española.
Volver arriba
Newsletter