Publicidad
"En esta novela he dejado que los personajes tiren de mí"

"En esta novela he dejado que los personajes tiren de mí"

LNC CULTURAS IR

Alfredo E. Fuertes firmará hoy ejemplares de ‘La piel del molino’. Ampliar imagen Alfredo E. Fuertes firmará hoy ejemplares de ‘La piel del molino’.
Joaquín Revuelta | 26/03/2015 A A
Imprimir
"En esta novela he dejado que los personajes tiren de mí"
Literatura El autor leonés Alfredo E. Fuertes inicia el periplo de presentación de su primera novela ‘La piel del molino’ con la firma de ejemplares en la Librería Universitaria
El leonés Alfredo E. Fuertes debuta en la narrativa de ficción con ‘La piel del molino’, su segunda novela escrita, pero primera publicada, que ayer se presentó en El Corte Inglés de Santiago de Compostela, ciudad donde reside desde hace 25 años este leonés de Abelgas que cuenta con una dilatada trayectoria empresarial si bien se desconocían hasta ahora sus aficiones literarias, y de la que hoy firmará ejemplares de seis a ocho de la tarde en la librería Universitaria que regenta el también editor Héctor Escobar, una novela que este viernes a las 19:00 horas será presentada en la sala de ámbito cultural de El Corte Inglés de León y el próximo sábado en el restaurante de la localidad de Riello, un periplo que contribuirá a descubrir a un nuevo escritor leonés.

Para Alfredo Fuertes el mero hecho de escribir ‘La piel del molino’ ha significado una experiencia realmente satisfactoria. "Si el lector se lo pasa la mitad de bien de lo que yo me lo he pasado escribiéndola el éxito está garantizado", asegura este ejecutivo leonés que supo aprovechar las largas esperas en los aeropuertos durante los más de un centenar de vuelos al año que debía emprender por motivos laborales para dar rienda suelta a su vocación de contar historias enraizadas con su tierra. "Me han tocado las huelgas de controladores, de pilotos, de personal de tierra, todas las huelgas del mundo, con las que al principio cogía un cabreo monumental hasta que decidí abrir el portátil y ponerme a escribir sin saber muy bien lo que quería hacer", reconoce Fuertes.

Si el lector se lo pasa la mitad de bien de lo que yo me lo he pasado escribiéndola, el éxito está garantizado Fruto de aquellas largas horas de espera en los aeropuertos surgió la primera de las dos novelas que ha escrito y que todavía reposa en el cajón, ‘El sobrino del cura’, una obra al igual que ‘La piel del molino’ muy leonesa a pesar de haber vivido veinticinco años en Santiago de Compostela y cinco en Madrid. "La primera todavía reposa en el baúl de los recuerdos, entiéndase en el disco duro del ordenador, dado que se trata de una obra muy extensa, exactamente seis veces la extensión de esta segunda. En este mundillo no hay nadie que publique a un autor novel como yo una novela de casi mil doscientas páginas", asegura Fuertes, que confiesa que ‘La piel del molino’ surge de una historia real que le contaron en Santiago pero que ha querido trasladar a su querido Riello. "La idea de la novela es el choque de culturas y ver cómo una mujer sudamericana, por cierto de muy buen ver, se maneja en una tierra que es Omaña, con una forma de sentir, de amar y de ver la vida tan diferente. Si a ello unes el amor tienes un triunvirato explosivo», señala el autor, para quien Chocha, la protagonista de ‘La piel del molino’, es una mujer cuya exuberancia resulta inusual en la comarca. "Su tonalidad de piel, que recuerda al ron tostado, llama mucho la atención a la gente del pueblo, al igual que su léxico, su vestimenta y su manera de comportarse. El personaje central, Pedro, un lugareño, no es que caiga rendido a sus encantos porque su reputación no se lo permite, pero sí que entra en un juego que al final... Hay que leer la novela para saber qué es lo que sucede con ellos", recomienda su autor.

Paisaje y paisanaje


La acción de ‘La piel del molino’ transcurre durante los años de la bonanza económica, cuando los emigrantes llegaban a nuestro país en busca de una vida mejor, nada que ver con las circunstancias actuales marcadas por la crisis económica y por el recelo hacia los extranjeros. Alfredo Fuertes pone el acento en la descripción de los personajes, de ese paisanaje que conoce muy bien a pesar de haber estado durante largo tiempo alejado de su tierra natal. "La novela no parte de ningún esquema determinado, los personajes tiran de mí, los personajes son los que se colocan, hablan, se ríen, hacen lo que quieren y se van", asegura el escritor leonés, que invirtió alrededor de un año de su vida en la redacción de esta novela que ha querido dedicar a la memoria de Mari Luz Blanco Rodríguez, que fuera esposa del actual rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida, quien acompañará a Fuertes en la presentación de ‘La piel del molino’ este viernes en El Corte Inglés de León. "Mari Luz y yo fuimos compañeros en la Facultad de Derecho, además de muy buenos amigos, y por este motivo he querido que José Ángel Hermida me acompañe tanto en la presentación de mañana viernes en El Corte Inglés de León como en la que a las ocho de la tarde del próximo sábado va a tener lugar en el Villamor de Riello".

La idea de la novela es el choque de culturas y ver cómo esta mujer se maneja en una tierra como Omaña Alfredo Fuertes está convencido de que va a seguir escribiendo, sobre todo ahora que se ha jubilado, si bien reconoce que actualmente su interés se centra en la promoción de ‘La piel del molino’ y en una posible negociación  con la editorial Finisterrae para la publicación de su ópera prima ‘El sobrino del cura’, dado el interés que sus responsables han manifestado hacia esta voluminosa novela que su autor espera y desea que muy pronto pueda abandonar el baúl de los recuerdos.  
Volver arriba
Newsletter