Publicidad
En busca de la pincelada perfecta

En busca de la pincelada perfecta

EL BIERZO IR

Ampliar imagen
Nacho Guarido | 30/08/2021 A A
Imprimir
En busca de la pincelada perfecta
Arte y Palabra Guarido, ponferradino de adopción pero de Villaseca de Laciana de nacimiento, despuntó como artista en su paso de niño por Alemania, aunque no lo sabía
P ara empezar decir que esta escultura es un homenaje a uno de nuestros compañeros de la Asociación de pintores y escultores del Bierzo, fallecido recientemente (Paco Yllán). Este tridimensional, que tiene como referencia los valores humanos del artista y pone su énfasis por la investigación y el entusiasmo por conseguir llegar a corazón, cerebro y alma. Al estar delante de un lienzo virgen y poder plasmar en él las vibraciones de un paisaje, bodegón, figura o un largo etcétera de formas y maneras pictóricas, el autor se sienta delante, de esa ventana que se abre delante de sus emociones y empieza a cincelar su obra maestra. esa manera tiene que enfrentarse a los avatares de sus pensamientos...

Las pulsaciones de su corazón, laten de una forma descontrolada. Faltan segundos para que el telón se levante y se sienta completamente desnudo, delante de los espectadores, que tuvieron que esperar un periodo para que sus trabajos sean observados, desde muchas perspectivas (Admiración, Empatía, Sorpresa, Insensibilidad, Soberbia, Envidia...). Es la fauna humana. Si tú trabajo está basado en la prudencia, generosidad y todavía puedes dar tus experiencias a tus compañeros por el mero hecho de ser tus camaradas de viaje, estas en la onda de las energías con potencia y creatividad. En esta representación escultórica tomo materiales de la orilla de los ríos (al final del trayecto) y también materiales que serían pasto de la desintegración de un vertedero. Los ensamblo dándoles la forma y movimiento de un ser que lucha con su espada de color. Dando equilibrio a la composición, los materiales consiguen una segunda vida ¿y la puesta de escena funciona?.

De ahí las palabras de Antoine Lavoisier «la materia no se crea, ni se destruye solo se transforma». En este conjunto de materiales reciclados, surge la pregunta, si la perfección no existe... En la pincela inmaterial, los sentimientos y emociones tienen que estar con el cuchillo entre los dientes, no esperar a que el enemigo le ataque... «tú eres el enemigo». Su sonrisa y mueca en la cara es la de alguien que no admite las críticas, pues según él, su trayectoria artística, en el parietal, están grabadas a fuego, todas sus exposiciones a lo largo del universo, de sus noches de insomnio, que los utiliza para lijar y lijar todas las aristas e imperfecciones de la convivencia de los materiales.Todo el conjunto está cubierto de resinas y rematado con lacas de color.

P.D. La escultura te deja que la acaricies y que le cuentes al oído tus sensaciones por si la locura estuviera en tu cuerpo.
Volver arriba
Newsletter