Emprender en el rural, "la revolución social del siglo XXI"

Emprender en el rural, "la revolución social del siglo XXI"

EL BIERZO IR

Inicio de las jornadas que tuvieron lugar en el Palacio de Canedo. | ICAL Ampliar imagen Inicio de las jornadas que tuvieron lugar en el Palacio de Canedo. | ICAL
ICAL | 16/05/2022 A A
Imprimir
Emprender en el rural, "la revolución social del siglo XXI"
Agroalimentación Los ponentes de la segunda jornada del 50 cumpleaños de Prada a Tope apostaron por la explotación de los recursos endógenos para luchar contra la despoblación
El programa de charlas por el 50 aniversario de la empresa Prada A Tope abordó el fenómeno del emprendimiento rural de la mano de empresarios estrechamente vinculados a sus territorios, que pudieron hablar de sus experiencias de éxito ante alumnos de cinco centros educativos de la comarca del Bierzo. Los ponentes destacaron que la apuesta por volver al pueblo para iniciar una actividad productiva ligada a los recursos endógenos de cada zona es una potente herramienta en la lucha contra la despoblación y constituye “la revolución social del siglo XXI”.

Con estas palabras definió la tendencia Aída Rodrigo, gerente de Ganadería Omañacea, en Murias de Paredes. “Soy de las que ha vuelto al pueblo con el plus del conocimiento adquirido”, explicó esta abogada de formación, que regentó el hotel familiar hasta la llegada de la pandemia. Fue entonces cuando apostó por el sector de la ganadería extensiva, a través de una explotación de titularidad compartida, una figura legal que se legisló durante la época en que Aída ejerció como letrada del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, durante los mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero. A día de hoy, su empresa se ocupa de la venta directa de carne de vacuno al consumidor a través de la página web tuterneraencasa.com.

También participó en las charlas Nuria Álvarez, propietaria de Agroberry, una empresa ubicada en Almendra (Zamora), donde dispone de una plantación ecológica de zarzamoras y un obrador en el que se lleva a cabo la transformación en productos como mermelada y licor, que luego se venden en la tienda. “Siempre ha habido recursos en los pueblos, pero hay que ayudar al asentamiento de población”, señaló Álvarez, que destacó que la formación es clave para ser capaz de “dar valor al medio rural con nuevas miradas”.

En la misma línea, la presidenta de la Asociación Agroalimentaria de Corullón, Begoña Bello, recalcó que “el emprendimiento rural está de moda” y valoró que “antes la gente salía de los pueblos para buscarse la vida, hoy en día los jóvenes se forman para volver al pueblo y demostrar que se puede vivir aquí y trabajar de lo que les gusta”.

Predicando con el ejemplo, tras obtener su máster en agroalimentación, volvió al pueblo que la vio nacer y crecer para dedicarse profesionalmente a la apicultura. Ahora preside una asociación de 26 pequeños productores de cereza y castaña y defiende una apuesta por “seguir la tradición de los abuelos”.

Por último, Armando García, director gerente de las empresas Virrey Palafox, en El Burgo de Osma (Soria), aportó su experiencia en el ámbito de la hostelería en un entorno rural de unos 5.000 habitantes, de la mano de una empresa familiar con casi 50 años de experiencia. En su charla, García defendió el “compromiso con el territorio” de las diferentes generaciones que se han hecho cargo de la empresa a lo largo de estos años y del mantenimiento de un modelo de éxito pese a las sucesivas renovaciones.

Igualmente, habló de la “búsqueda de nuevos modelos” promovida por la compañía, a través de su espacio de innovación rural y coworking abierto a los colectivos implicados en la lucha contra la despoblación. “Debemos dar facilidades a la gente para volver al pueblo y no conviene echarle la culpa de todo a las instituciones, porque son animales lentos y bastante tontos”, apuntó.

Las ponencias contaron con la asistencia de alumnos de los colegios La Inmaculada y San Ignacio de Ponferrada, así como del IES Bergidum de Cacabelos, del IES Padre Sarmiento de Villafranca del Bierzo y del Centro Integrado de Formación Profesional (FP) de la capital berciana.
Volver arriba
Newsletter