Publicidad
Emma S. Varela: "El mensaje de este libro es muy claro: amemos sin miedo"

Emma S. Varela: "El mensaje de este libro es muy claro: amemos sin miedo"

CULTURAS IR

Emma S. Varela durante la presentación de su anterior publicación ‘V de Victoria’ (Eolas ediciones). | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Emma S. Varela durante la presentación de su anterior publicación ‘V de Victoria’ (Eolas ediciones). | MAURICIO PEÑA
Joaquín Revuelta | 09/01/2021 A A
Imprimir
Emma S. Varela: "El mensaje de este libro es muy claro: amemos sin miedo"
Literatura infantil La cuentacuentos y escritora salmantina afincada en León ha sacado al mercado un nuevo libro infantil que responde al título ‘El tamaño del corazón’ (La cuentería respetuosa)
La escritora y cuentacuentos salmantina con residencia en la capital leonesa, Emma S. Varela, cuenta ya con una nueva publicación de literatura infantil que hace el número trece de su trayectoria como escritora. ‘El tamaño del corazón’, que salía al mercado el pasado mes de diciembre con la editorial alicantina La cuentería respetuosa, es una tierna historia de amor y amistad en el que la autora vuelve a utilizar la rima para transmitir un mensaje sobre igualdad, diversidad, libertad y el derecho a amar y ser amad@.  La conocida artista plástica MissPink vuelve a colaborar con Varela en este libro que la autora considera que tienen bastantes elementos en común con su anterior trabajo ‘V de Victoria’. «Realmente son historias distintas pero tienen en común que las dos están escritas en rima, aunque este último libro es para niños más pequeñitos, a partir de dos añitos. Se trata de una historia sobre la amistad y sobre el amor», sugiere la autora salmantina, para quien ambos libros tienen más similitudes que diferencias.

Sobre el germen del libro, Emma S. Varela hace referencia al hecho de que la ballena es el animal con el corazón más grande del planeta. «A partir de ese dato empecé a darle vueltas a la idea de si la ballena tiene el corazón grande qué pasa con el ratón que lo tiene pequeñito. Entonces, a partir de ahí, empecé a crear la historia en torno al tamaño del corazón», sostiene la autora, que repite proyecto con la ilustradora MissPink, «una pasada de chica» que desde el primer momento se mostró encantada con la historia. «A cada personaje le ha vestido con un jersey, un gorro... y ahora mismo soy incapaz de pensar en ellos sin la imagen que ha hecho ella», reconoce Varela, a quien la formula tan disneyana de humanizar a los animales le gusta especialmente a la hora de trasladarlo a los cuentos. «Al final, las fábulas donde los animales están personificados funcionan superbien con los niños pequeños, a los que les gusta mucho las historias de animales y creo que es una forma perfecta para que entiendan el mensaje», señala la salmantina, quien a la hora de escribir la historia ha tratado por igual a todos los personajes, si bien reconoce que una vez terminado el libro siente un cariño especial por el elefante, gracias en buena medida a la ilustración de MissPink. «Es un personaje muy dulce y el que de algún modo, junto a la ballena, le da la vuelta a la historia», comenta Varela, que ha vuelto a utilizar la rima, como ya hiciera en ‘V de Victoria’, un lenguaje de fácil comprensión para los más pequeños. «Funciona genial. A los niños pequeñitos les encanta la rima y la repetición, que es lo que más tiene ‘El tamaño del corazón’. El poder memorizar lo que va a suceder en el libro y que se lo cuentes una y otra vez les encanta».

Como en todos los cuentos hay una moraleja y el último de Emma S. Varela no es una excepción. «El mensaje en este libro es muy claro: amemos sin miedo. Es una historia de amor más allá de los prejuicios, de la diversidad y de lo que los demás puedan opinar», declara la escritora, que para este recién estrenado 2021 tiene ya comprometidos tres libros más, aunque toda su ilusión está volcada en el que califica «el proyecto más grande de mi vida» que verá a luz en abril. «Ahora mismo estoy muy centrada en los libros, en parte por la situación actual en la que los cuentacuentos se han quedado un poquito relegados».  
Volver arriba
Newsletter