Publicidad
Eloy Bernal: "La ciencia es un arte"

Eloy Bernal: "La ciencia es un arte"

LNC CULTURAS IR

La carcasa de Casio dedicada a Ángela Ruiz Robles y Eloy Bernal, precursor de la iniciativa. | L.N.C. Ampliar imagen La carcasa de Casio dedicada a Ángela Ruiz Robles y Eloy Bernal, precursor de la iniciativa. | L.N.C.
Rocío Rodríguez Herreras | 29/11/2021 A A
Imprimir
Eloy Bernal: "La ciencia es un arte"
Sociedad Eloy Bernal es el responsable de Marketing de la división educativa de Casio en España y como tal padre de la idea de llevar a las carcasas de sus calculadoras la imagen de mujeres de ciencia, como la leonesa Ángela Ruiz Robles
El 9 de noviembre se celebró el Día del Inventor en honor a Hedy Lamarr, actriz, ingeniera e inventora, quien desarrolló la tecnología precursora del wifi. Ella es una de las investigadoras que forman parte de la iniciativa ‘Mujeres en la Ciencia’, un interesante proyecto en el que destacadas científicas aparecen ilustradas por otras tantas artistas en las carcasas de las calculadoras científicas ClassWiz de Casio. Eloy Bernal fue quien puso en marcha este proyecto que incluyó a relevantes mujeres del mundo de la Ciencia en 2019; hace un par de meses salió la segunda edición con tres nuevas científicas, la bioquímica Margarita Salas, la matemática Clara Grima y la maestra, escritora inventora del libro electrónico precursor del ebook, la leonesa nacida en VillamanínAngela Ruiz Robles.

– ¿Cómo surge la idea de dar a conocer a importantes mujeres científicas a través de la carcasa de una calculadora?
–Los más de 10 años que llevo trabajando como responsable de comunicación en la División Educativa de Casio me han dado una perspectiva de una triste realidad: las vocaciones científico técnicas son mucho más demandadas por los niños que por las niñas; la falta de referentes y los estereotipos de género son dos vectores decisivos en este hecho. Debo decir que hubo una semilla de la que germinó la idea de ilustrar calculadoras con científicas: fue el momento de conocer el trabajo de Jess Wade, una física londinense que, a día de hoy, ha escrito y publicado cerca de 1500 artículos visibilizando a científicas contemporáneas en wikipedia.

Un objetivo del invento de doña Angelita era aliviar el peso de los libros, y poner el máximo de conocimiento en el mínimo espacio;que la Humanidad aprenda con el menor esfuerzo– ¿Por qué mujeres y no hombres de Ciencia en la calculadora?
– Es una pregunta recurrente. De hecho, fue una de las primeras cuestiones que surgieron internamente en Casio al plantear la iniciativa… Yendo, incluso, un poquito más allá: “¿No crees que si solo hay mujeres científicas discriminamos a los niños?”. Es un error de base. La decisión de poner únicamente a mujeres de ciencia es una discriminación positiva: ellas han estado infrarrepresentadas, invisibilizadas, incluso les han robado sus logros, quedándose ellas totalmente en la sombra (perjuicio que hasta tiene un nombre, el “efecto Matilda”)…Si en un aula preguntas por nombres de científicos y científicas relevantes escucharás solo el de Marie Curie y, junto a ella, todo hombres: Einstein, Newton, Darwin, Stephen Hawking, Tesla, Edison... De momento, tenemos a 14 científicas representadas en el proyecto y ojalá puedan ser muchas más.

–¿ Fue complejo el proceso de selección de las científicas?
–Era muy importante que el encargo de la ilustración a las artistas tuviera un proceso de investigación. Todas las autoras descubrieron, con total libertad, la científica a quien querían retratar. Por otro lado, al revisar la selección de las científicas escogidas, me percaté que prácticamente ninguna estaba ya entre nosotros. Pensé imprescindible tener alguna científica contemporánea, incluso a poder ser, joven de cara a que niños y niñas empatizaran con ella. Quién mejor que Jess Wade, la física británica que inspiró este proyecto, para representar a esa figura cercana. Hablé con ella para explicarle y pedirle todos los permisos pertinentes, y también con la artista Coco Escribano para trabajar en su retrato. Entre las científicas seleccionadas, una de las más especiales para mí es Maryam Mirzakhani, matemática iraní escogida por la artista aragonesa Gema Rupérez. La dibujante de cómics Ana Galvan se dejó seducir por Ángela Ruiz Robles, quien ilustra la calculadora que, a pesar de ser una de mis favoritas, por motivos presupuestarios, no ha podido comercializarse hasta la segunda edición.

– Arte y Ciencia en una calculadora, ¿un buen equipo?
–Hay quien piensa que la ciencia es un arte. Yo estoy en ese equipo. En este proyecto, para mí las artistas son tan fundamentales como las científicas representadas. Por eso, junto a la biografía de las científicas, tenemos también la de las autoras en la web #científicasCASIO, quizá el alma del proyecto. Volviendo a tu pregunta, de no ser por el pianista George Antheil, probablemente a Hedy Lamarr no se le hubiera ocurrido su método y sistema para enviar señales que cambiaran la frecuencia a cada segundo de forma sincronizada. Las matemáticas, por ejemplo, están súper presentes en artes como la música, la pintura, la danza, la escultura… En todas partes, realmente. Hace relativamente poco junto a Clara Grima, Santi García Cremades, Raquel Gu y Sandra Ortonobes, más conocida como La Hiperactina, tuvimos un encuentro online con este título: Matemáticas, arte y divulgación. Se generó una conversación que puede interesar a quien nos lea.

–¿Qué dificultades has encontrado para llevar a cabo este proyecto tan innovador como sorprendente?
–Por dónde empezar… Se trata de un proyecto que nació en mí en el año 2018 y desde entonces se han superado innumerables escollos: el primero fue convencer a la Dirección de Casio en España, pero también en Alemania y en Japón, de que esta era una acción necesaria y viable; más tarde se realizó la selección de científicas y encargo a las artistas, uno de los pasos más bonitos del proceso. Además, fue necesario contactar con las científicas (en el caso de las que estuvieran vivas) o sus familiares, para plantearles la iniciativa y obtener su beneplácito. Después había que imprimir las carcasas, buscar proveedores locales para temas de packaging e impresión, pruebas de laboratorio para asegurarnos que las tintas eran ecológicas e inocuas. Por último hubo que consensuar con la dirección de ventas que estas calculadoras tuvieran el mismo precio que las no impresas, llegar a imprimir un número de calculadoras relevante (de la primera edición se hicieron 38000, de esta segunda, unas 12000) para que esta acción cale, sea significativa y las calculadoras lleguen a manos de miles de estudiantes, sensibles a reflexionar sobre su futuro…

– ¿ Y la colaboración de los familiares de las científicas?
–Absolutamente imprescindible y necesaria. Tengo anécdotas emocionantes para mi, como el caso de la Dra. Hélène Langevin-Joliot y el Dr. Pierre Joliot-Curie quienes utilizan a diario la calculadora ilustrada de su abuela, Marie Curie. Hay dos casos concretos que quiero resaltar y es el de Lucía Viñuela Salas, hija de Margarita Salas y el de Daniel González De La Rivera, nieto de Ángela Ruiz Robles. Con Daniel mantenemos conversaciones sobre cómo acompañaba a su abuela a intentar difundir la patente de su invento, sobre lo buena cocinera que era y sobre la importancia de la ciencia o el futuro de la educación en España. Lucía, a quien acompañé en el homenaje que CSIC le hizo a su madre este pasado día 5 de noviembre, me explicaba los planes de la futura Fundación que llevará el nombre de su madre para fomentar vocaciones científicas en los niños y niñas, captar el talento científico en zonas rurales y apoyar investigaciones científicas para evitar la fuga de talento.

–Háblanos de los recursos didácticos que Casio ofrece al profesorado.
–Cada vez está más extendida la utilización de recursos sobre mujer y ciencia en las aulas. En la web #científicasCASIO, además de las biografías de científicas y artistas hemos intentado aglutinar muchísimos links de interés del entorno STEAM (canales de vídeo, podcasts, eventos…). Las actividades para el aula y pósters descargables se pueden encontrar en castellano, catalán, euskera, gallego, inglés e incluso, en asturianu. Por otro lado, en EduCasio se pueden encontrar más de 250 recursos educativos abiertos para trabajar con los estudiantes en el aula.

– La iniciativa 11F que conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, ¿cómo influyó en el desarrollo de tu proyecto?
– El 11F fue una influencia definitiva. Fue, precisamente un 11F, en Zaragoza, cuando presentamos en sociedad la iniciativa #científicasCASIO en un acto llamado La Rueda de las científicas: 50 científicas les explicaban su día a día a 50 jóvenes estudiantes para inspirarles y despertar su curiosidad por la ciencia. También he podido participar en 11F dando charlas en centros educativos. Cada día debería ser 11F.

Con Daniel, nieto de Ángela Ruiz, hablé mucho de cómo acompañaba a su abuela a intentar difundir la patente, de lo buena cocinera que era o la importancia de la ciencia en la Educación–Las mujeres inventoras como la leonesa Angela Ruiz Robles desembarcan en los centros educativos gracias a la nueva iniciativa de Casio. Háblanos de "mi inventora favorita".
– Junto al proyecto Enginy-era, en la División Educativa de Casio hemos creado el Día de la Inventora, con el objetivo de realizar divulgación activa sobre mujeres inventoras de las áreas STEAM. ¿Cómo? Animando a participar en un concurso escolar para estudiantes desde 5º de Primaria a Bachillerato / FP, cuyos trabajos se centren en inventos creados por mujeres de las áreas STEAM del pasado o del presente. La categoría del premio para los más pequeños lleva el nombre de Ángela Ruiz Robles, pues uno de los objetivos de su célebre invento (la enciclopedia mecánica) era el de aliviar el peso de los libros, y poner el máximo de conocimiento en el mínimo espacio para los estudiantes más jóvenes y contribuir a que, y cito a Doña Angelita, "la Humanidad aprenda con el menor esfuerzo posible".

–Eres músico, teclista en el grupo Dark Folk Trío, ¿algún día veremos ilustradas en las calculadoras Casio a mujeres “olvidadas” del mundo de la música?
–Efectivamente, en la música el talento femenino tiene mayor dificultad para ser visible y es responsabilidad de todos sacarlo a flote. De hecho, si CASIO en España distribuyera sus teclados musicales como fabricantes no dudaría en sacar una colección de Casiotones con nombres de mujeres referentes para mí. Las pioneras de la música electrónica como Suzanne Ciani o Delia Derbyshire tendrían su teclado…o mis favoritas contemporáneas: Weyes Blood, Aldous Hardling, Cate Le Bon o Le Parody. Incluso, por qué no, rendir tributo a artistas que sé que utilizan instrumentos CASIO en sus conciertos y discos: Björk, Merril Garbus (Tune Yards), M.I.A, Justine Frischmann (Elastica) o Anna Fredriksson (Die Katapult).

– ¿Hay nuevos nombres de científicas en tu cabeza?
–Me gustaría incluir mujeres STEAM contemporáneas y, pensando en la parcela más “tecnológica”, sí, tengo nombres propios rondando en mi cabeza. Si de mí dependiera, la colección sería muchísimo más extensa y mi ambición es que el proyecto aterrice en otros países y llegue a estudiantes de todo el mundo. Mi idea es continuar y espero conseguirlo; #científicasCASIO es un proyecto dinámico y abierto a todas las sugerencias.

–Las calculadoras, ¿un buen regalo para las cercanas navidades?
–Por supuesto. Ya están en las tiendas o en páginas como calculados.com las tiene todas, pero se agotan.
Volver arriba
Newsletter