Publicidad
Elecciones y proclamas

Elecciones y proclamas

OPINIóN IR

13/01/2022 A A
Imprimir
Elecciones y proclamas
Las elecciones autonómicas del 13F en León y Castilla se presentan hasta el momento con la ausencia de programas. Actualmente solo se habla de candidatos y consignas de partido. Por esta causa, queda remitirse a la ejecutoria de cada uno hasta que se faciliten más datos.

Del PP se sabe que traicionó a sus socios de gobierno, que está presionado por un asunto judicial que afecta a su presidente autonómico, que se remiten a copiar a Ayuso, como si no tuviesen criterio propio, o como si Madrid y esta autonomía tuviesen algún parecido socioeconómico, y que llaman comunidad de éxito a la que más población pierde del país. Podría ser un guión cómico, si la situación económica leonesa no fuese tan dramática.

Del PSOE se aprecia que practica una oposición tenue, que no propone medidas especiales y concretas para León, pese a la gravísima crisis que le diferencia de Castilla, que su papel en el gobierno de la nación es negativo para León con inhibiciones respecto al tren León-Ponferrada, o la autovía Ponferrada-Valdeorras, o la Ciudad del Mayor, o la Ciuden, por citar algunas. Plantearon una moción de censura en minoría y sin negociar apoyos: una chapuza. Además, repiten la lista de candidatos, que poco llevaron los problemas de León a las cortes autonómicas. Pocas veces se muestra un grupo más cómodo de permanecer en la oposición.

De la tercera fuerza de la provincia, la UPL, se sabe que tiene por fin una lista paritaria y más joven que las precedentes en su historial. Ahora sí es leonesista. Integra tras el procurador más activo del hemiciclo autonómico, a una alcaldesa que ha conseguido que su pueblo crezca en población, a un berciano ilustrado, a un alcalde entregado a la gente, y a otra mujer, de Conceyu País Llionés, la asociación más activista en materia leonesista. Es prometedora la ausencia de elemento exógenos al leonesismo, lo que elimina ciertos condicionantes.

De Podemos, lo más notorio que se conoce es la marcha de su cabeza a Valladolid, se supone que porque piensan que Valladolid es más importante que León. ¿O es que los portavoces autonómicos no pueden ser de León? Han comprado el discurso castellanista sin darse cuenta, mientras el debate interno sobre el leonesismo abre fisuras en la formación, dentro de la provincia. Tendrán que aclarar su posición sobre la economía de León en su campaña.

La duda sobre si Ciudadanos sacará un procurador o no, debilita sus opciones. Traicionados por sus socios, en el tiempo en que cogobernaron bloquearon la ampliación de las UCI en los hospitales de León y de Ponferrada. Así lo votaron con el PP en el Ayuntamiento de León. Muy leonesistas no parecen.
Volver arriba

Newsletter