Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

El turno de oficio, la otra cara de la moneda

ACTUALIDADIR

Intercambio de los teléfonos de guardia entre dos integrantes del turno de oficio en el Colegio de Abogados de León . | SAUL ARÉN Ampliar imagen Intercambio de los teléfonos de guardia entre dos integrantes del turno de oficio en el Colegio de Abogados de León . | SAUL ARÉN
I. Herrera | 11/07/2018 A A
Imprimir
El turno de oficio, la otra cara de la moneda
Tribunales Casi 4.000 personas han solicitado justicia gratuita en la provincia en lo que va de año
Si la justicia gratuita es la cara de una moneda, el turno de oficio es la otra. La propia Constitución española reconoce en su artículo 119 el derecho a litigar sin costes «cuando así lo disponga la ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos», y ese precepto es el que regula la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita que, según los abogados de oficio, está ya necesitada de una renovación que la adecúe a los nuevos tiempos y a las nuevas realidades.

Esta ley se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 12 de enero de ese año y, como se establecía en su disposición adicional segunda, entró en vigor a los seis meses, el 12 de julio, fecha elegida por los abogados del turno de oficio para, cada año, reconocer a los profesionales que prestan este servicio al ciudadano, visibilizar esta labor y reivindicar mejoras.

Mañana será esa fecha y, en la provincia de León, los alrededor de 400 abogados que están adscritos a este turno de oficio tienen previsto conmemorarla con una concentración a las puertas de los juzgados a las 12:30 horas y la posterior entrega de reconocimientos en la sede del Colegio de Abogados, órgano sobre el que recae la responsabilidad de hacer funcionar este servicio, lo dice la ley.

Recurrir a la Justicia, ya sea por unos motivos o por otros, forma parte de la vida cotidiana de todas las familias, pero los costes que implica no son asumibles para todos, y esta es la necesidad que viene a cubrir la justicia gratuita marcando una serie de criterios de prestación (económicos, sociales, personales…) de este servicio que, en el caso de León, abarca a una alta proporción de la población leonesa.

La puerta de entrada a la justicia gratuita está en el Servicio de Orientación Jurídica (SOJ), que se encuentra en la planta baja de los Juzgados de León (habiendo otra oficina de los juzgados de Ponferrada). Cinco abogados de oficio en León y otros tres en Ponferrada atienden en los horarios de apertura del SOJ (en León de lunes a viernes a 11 a 14 horas y en la capital berciana tres días a la semana de 10 a 14 horas) se encargan de asesorar, informar y recoger toda la documentación necesaria para el reconocimiento de este servicio. Además son ellos quienes, en los casos en que apremien plazos al solicitante de justicia gratuita, se encargan de pedir la suspensión del procedimiento hasta que se resuelva el reconocimiento de este derecho. La documentación pasa al Colegio de Abogados de León, que se encarga de hacer una primera revisión de las solicitudes antes de que la Subdelegación del Gobierno resuelva la aceptación o no.

El tiempo de resolución de este trámite burocrático ronda los dos meses, pero esto no deja sin cobertura a quienes precisan de asistencia urgente, que se resuelven con designaciones provisionales o asistencias de guardia.

Evidentemente el servicio de justicia gratuita constituye una garantía para todos los ciudadanos y su prestación precisa de la disposición de los abogados a inscribirse en este turno de oficio, según lo expresa Fernando Rodríguez Santocildes, decano de los abogados leoneses, anterior responsable del turno de oficio e inscrito en el servicio desde hace muchos años. «La remuneración es una de las principales reivindicaciones que tenemos los Colegios, desde la ley del 96 no se ha modificado; es una remuneración muy baja y, también, desde el punto de vista comparativo con otras comunidades autónomas», expone el decano, que indica que actualmente están en conversaciones con el Ministerio de Justicia –Castilla y León es de las pocas comunidades que no tiene transferidas las competencias– para lograr una mejora en unos honorarios, que no estiman la cantidad de tiempo invertido por el letrado, que difiere mucho de unos procedimientos a otros. Lo que sí han conseguido ya a través del Consejo de la Abogacía es que los ingresos por la prestación de este servicio se abone mensualmente.

Durante el año 2017, la provincia de León registró un total de 7.089 solicitudes de justicia gratuita, según datos facilitados por el servicio de turno de oficio de León, que coordina Mari Luz del Carre. De ellas, más de 6.500 fueron aceptadas. Unas 500 se rechazaron por no cumplir con los requisitos exigidos. En lo que va de año (a cierre del mes de junio) se han presentado ya 3.966 solicitudes habiendo sido rechazadas unas 180. Esto supone una media diaria de 22 solicitudes que son asistidas por los 400 abogados de oficio que prestan en León este servicio las 24 horas al día los 365 días del año «con mucha calidad», apostillan Rodríguez Santocildes y Del Carre, recordando que a los profesionales de este servicio también se les exige cumplir una serie de requisitos: llevar al menos tres años en el ejercicio efectivo de la profesión y superar los cursos o pruebas de acceso al Servicio, genéricos y específicos de cada turno, porque además del SOJ, el Colegio de Abogados de León presta también Servicio de Asistencia y Orientación Jurídica Penitenciaria (Soajp) y cuenta con turnos de oficio específicos para casos de violencia de género o de menores. Y una vez dentro, tienen que seguir reciclándose quedando además sometidos a un doble control de su labor profesional, la del turno y la de la Comisión de Deontología del Colegio.

«El turno de oficio es una función social que desempeñamos los abogados de forma voluntaria, y que debe ser remunerada de forma justa y digna, lo que hace necesaria una urgente revisión de los baremos, que no se actualizan desde el año 1996», insisten el decano y la responsable del servicio en León.

La asistencia letrada gratuita alcanza a buena parte de la población y es, por tanto, fiel reflejo de sus ‘traumas’. Así, las circunstancias de la calle se trasladan al servicio con picos de solicitudes, como el ‘boom’ que derivó del cobro de de tasas judiciales (ya eliminadas) porque la justicia gratuita estaba exenta, o el reflejo de las elevadas cifras de despido en los años más duros de la crisis, o ahora, con las cláusulas suelo.

Desde el Colegio de Abogados de León insisten en que es necesaria una reforma de la ley de justicia gratuita «porque la realidad social de 1996 no es la misma que la de hoy, hay nuevos procedimientos… y también tiene que dar respuesta a los nuevos avances técnicos y tecnológicos». En León concretamente, el SOJ espera completar la implantación del expediente electrónico este mismo otoño, un sistema con el que quieren aportar transparencia a la gestión, minimizar los errores de expedientes administrativos, reducir el coste económico y los plazos de tramitación de una manera notable.

La criminalización de este puesto

El reconocimiento social de la labor que desarrollan los abogados de oficio es otra de las reivindicaciones a recordar este 12 de julio. «Muchas veces se produce una criminalización del abogado de oficio como ocurrió en el caso de Gabriel, nos acusan de defender asesinos cuando lo que estamos haciendo es garantizar el derecho de defensa y de que haya un juicio justo, porque sin abogado no habría juicio justo y sin juicio justo la condena no es legítima». De hecho es preciso señalar asimismo que un abogado de oficio no puede renunciar a ejercer la defensa que le ha sido asignada. Sólo existe un supuesto, en los casos penales pero ha de ser por una causa personal y justa, como el tener algún vinculo con alguna de las partes, y tiene que ser aprobado por el decano del Colegio. Reconocimiento social que también les gustaría ver recogido en una calle, una reivindicación que llevan tiempo haciendo aquí en León (en Ponferrada ya tienen la plaza Abogado de Oficio) sin éxito por el momento.

Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle