Publicidad
El trabajo en León

El trabajo en León

OPINIóN IR

08/01/2015 A A
Imprimir
El trabajo en León
Se han hecho públicos los datos de cotizantes a la Seguridad Social, como cada inicio de mes. En ellos se refleja la dimensión del mercado de trabajo en León, así como a qué se dedican sus ciudadanos. En términos generales hay un cierto crecimiento del número de cotizantes, aunque muy débil. Si alcanzó su mínimo en febrero, con unos 146.500, ahora se encuentra en torno a los 150.000, pero avanza con extrema lentitud respecto al conjunto del país.

Un indicador de la tendencia a crecer es que se hemos pasado de cifras similares en los cotizantes a la Seguridad Social (SS) y en el número de ocupados de la Encuesta de Población Activa (EPA) a otras dispares. La EPA, como su nombre indica, es una estimación, aunque bastante certera. Cuando sus cifras son muy superiores a las de cotizantes, muestra empleo oculto. Si apenas hay empleo irregular, quiere decir que la vitalidad del mercado laboral es muy escasa. En León han llegado a ser casi iguales la SS y la EPA hace unos meses, lo que demostraba la depauperación de la economía provincial. Ahora, si bien lentamente, la EPA va subiendo más deprisa que el dato de la SS, lo que trasluce que nuestro mercado de trabajo toma aliento.

A pesar de esta tendencia positiva, cuando se compara la evolución leonesa con la española, comprobamos que es mucho peor. España, después de un mínimo en febrero, ha experimentado una expansión del número de cotizantes a la SS, mucho más pronunciada que la de León.

En lo que va del Siglo XXI nuestra economía ha pasado de tener cinco mil cotizantes largos al régimen del carbón a poco más de mil. En el régimen general, en el que están la mayoría de los asalariados, hay diez mil más ahora. En el régimen de autónomos existe un aumento de los no ligados al campo de unos mil y pesa más en la economía de León que en las de nuestro alrededor. En los autónomos del campo el retroceso es notable con casi siete mil menos desde 2000, aunque los cotizantes agrarios por cuenta ajena, se mantienen en torno a mil. Por último, ha crecido la cifra de trabajadores en el hogar, con casi dos mil quinientas incorporaciones.

En resumen, la economía leonesa tiene un mercado laboral casi estancado, pero que crece débilmente. La expectativa parece mejorar, pero con una trayectoria peor que la del conjunto del estado. Por último, en lo que va de siglo se ha producido la reconversión del carbón y la del campo, ambas drásticas, que han quedado absorbidas por el crecimiento de los trabajadores por cuenta ajena. El número de trabajadores global se mantiene en una España que crece.
Volver arriba
Newsletter