Publicidad
El temazo

El temazo

OPINIóN IR

07/06/2021 A A
Imprimir
El temazo
Una de las vicepresidentas del gobierno, de cuyo nombre no quiere acordarse el cronista, ha forjado estos días un frase lapidaria a propósito de la subida del recibo de la electricidad y la conveniencia de planchar y poner la lavadora en las horas de menos consumo (a partir de las 12 de la noche) y sugiere ella que el ‘temazo’ no es la hora sino quién plancha y pone la lavadora, en claro ataque al lado masculino del reparto parental.

Como le advierte uno a otro en ‘Con faldas y a lo loco’ cuando este propone embargar el saxofón para pagarse la comida: «Estamos colgados de una cuerda y tú quieres embargarla». O, como el tío Pío de Valdehalcón hubiera apostillado: «Éramos pocos y parió la abuela». Porque en medio de la pandemia y de la terrible recesión económica, que el ‘temazo’ pueda ser quién planche, si el hombre o la mujer, es de una sutileza digna de quien cobra un aceptable sueldo público por solucionar nuestros problemas y se sale por la tangente con descaro. Y «se queda tan ancha», convencida de la necesidad urgente de una polémica nacional en contra de los varones que hemos sido mal educados y dados al escaqueo de las labores caseras y las obligaciones cotidianas, mientras las mujeres lo hace todo y más, y nosotros nos tocamos la gaita viendo el partido de futbol en el sofá tumbados.

Qué más da que haya varones, que, como nuestro Gamoneda, que sigan ‘produciendo’ a sus noventa años, y le declare a Verónica Viñas, que «la poesía es una donación». Qué más da que haya habido cientos de genios a los que nunca les habría nadie encomendado ninguna labor doméstica dada su escasa capacidad para ejecutarla y que no han podido ni conducir un automóvil ni montar en bicicleta. ¡Y no digamos planchar o poner la lavadora¡ La conversación de Marilyn y Toni Curtis…. en la película, admite que la solución no es cosa de hombres o mujeres: «No se puede confiar en los hombres –dice él–». «Yo lo que no puedo es confiar en mí misma –responde ella–».

Estas gentes empeñadas en poner en primer plano el ‘temazo’ de hombres, ignorantes ellos, maleducados, y chapados a la antigua, menos Aquel (el dios único) que las pone a ellas en el cargo, comienzan ya a dar grima. Mientras tanto, lo de que miles de familias no podrán con el aumento de la tarifa eléctrica ni llegan a fin de mes pasa a un segundo plano al parecer ahora. «Huir lo más lejos posible tal vez no sea huir lo bastante lejos», dice Marilyn Monroe.
Volver arriba
Newsletter