Publicidad
El Supremo amplía la condena por el caso del ‘Chiringuito de Consolación’ a su hijo

El Supremo amplía la condena por el caso del ‘Chiringuito de Consolación’ a su hijo

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
D.R. | 29/11/2022 A A
Imprimir
El Supremo amplía la condena por el caso del ‘Chiringuito de Consolación’ a su hijo
Tribunales La trabajadora de la sucursal bancaria había sido condenada en la Audiencia Provincial de León a siete años de cárcel y a la consiguiente responsabilidad civil
El Tribunal Supremo dictó el pasado 24 de noviembre su sentencia respecto a los recursos presentados en el caso conocido como del ‘Chiringuito de Consolación’, una trabajadora de una sucursal bancaria situada en el entorno del cruce de Michaisa y perteneciente a la desaparecida Caja España que estafó a más de un centenar de leoneses una cantidad total que se estima en alrededor de 5 millones de euros.

María Consolación S.V. había sido condenada en la Audiencia Provincial de León a siete años de cárcel y a la consiguiente responsabilidad civil, pero la primera sentencia exculpaba por completo a su hijo, a quien en cambio ahora el Supremo, para resolver el recurso presentado por Unicaja, actual responsable de lo que en su día fue Caja España, sí considera partícipe a título lucrativo, hasta el límite de 284.669,15 euros. Se trata de una cantidad a la que el alto tribunal llega al aplicar la diferencia entre la cantidad reclamada por la Acusación Particular formulada por Unicaja Banco, S.A. (400.000 euros) menos los 115.330,85 euros que se recibieron en la cuenta corriente de la que eran titulares el hijo y su madre, más los intereses legales correspondientes en los términos establecidos por la sentencia de instancia.

En prácticamente todo lo demás, el Tribunal Supremo ratifica la sentencia de 4 de marzo, dictada por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de León y que había sido instruida por el Juzgado de Instrucción núm. 1 de León.

Durante ese juicio, la defensa de María Consolación S.V. sostuvo que la actuación de su representada se ha limitado a ejercer de "mera intermediaria entre sus familiares y amigos, y sus jefes, recogiendo el dinero que le entregaban los primeros para dárselo a los segundos, y después recibir otras cantidades por parte de los segundos, en concepto de intereses, destinadas a los primeros". Según su defensa, la acusada estaba convencida de que el dinero de sus familiares y amigos se invertía en el mercado de valores.

Otra de las estrategias de la defensa fue apuntar directamente a altos cargos de la Caja de aquellos años a los que hace responsables de todo lo sucedido. Además, aseguraban que en muchos casos fueron los propios familiares o amigos de la acusada los que, al correrse la voz de los rendimientos económicos que estaban reportando aquellas operaciones, se dirigieron ella solicitándole participar.

Más que probablemente, después de la sentencia del Supremo la condenada tendrá que ingresar de forma inmediata en prisión, y lo que queda por resolver, como aseguraron este martes a este periódico fuentes del despacho de abogados Manuel Sanmillán, es cómo podrán recuperar su dinero aquellas personas que fueron estafadas por Consolación S.V., que pueden ser alrededor de un centenar ya que son unas pocas las que han llegado hasta el final del proceso judicial pero fueron muchas más las que se estima que fueron estafadas, aunque muchas de ellas no llegaran en su día a presentar denuncia o desistieran por el camino.
Volver arriba
Newsletter